El blog de Recetascomidas.com

Beber cerveza y evitar la barriga cervecera es posible

Parece inevitable pensar que si bebemos cerveza, nos aparecerá casi automáticamente la famosa barriga cervecera tan delatadora y que tanto tememos, pero nada de eso. Según podemos ver en la noticia publicada en el 20 minutos, en un estudio médico reciente elaborado por el  Hospital Clínic, la Universidad de Barcelona y el Instituto de Salud Carlos III, han confirmado que la barriga cervecera es todo un mito.

Sí, increíble pero cierto… ¿Sabéis el truco? Pues controlar la dosis que ingerimos: los hombres no deben sobrepasar las tres cañas diarias y deben ser dos en el caso de ser mujer. Siguiendo esta pauta de consumo y manteniendo una rica dieta equilibrada, se puede lograr.

La ingesta descontrolada de grasas saturadas, así como de cerveza, son las culpables de que engordemos y lo notemos, sobre todo, en la acumulación de grasas que se nos produce en la cintura, pero no nos confundamos: no es el consumo de esta bebida en sí la responsable de que ganemos peso, es más, manteniendo la relación mencionada anteriormente, no solo hará que  no engordemos, sino que su consumo nos vendrá bien para reducir el riesgo de sufrir diabetes e hipertensión.

Así que tomemos nota y ¡disfrutemos cuidando nuestra salud!

4 comentarios en esta entrada
    • Hola,

      en España le llamamos genéricamente cañas a las cervezas que se sirven desde barril, que suelen equivaler más o menos a unos 150 ó 200 ml. Creo que el nombre se debe a que antiguamente las cervezas se chupaban con una caña para evitar beber los grumos que ésta contenía. Un saludo.

Deja un comentario