Recetas fáciles, trucos de cocina, consejos, nutrición y mucho más.

Cómo bajar los triglicéridos

Para quienes tienen los triglicéridos altos, ésta es la pregunta del millón, por eso espero poder ayudarlos con este pequeño artículo.

Voy a empezar explicándoos a todos qué son los triglicéridos, ya que son algo más que una palabra escrita en los resultados de las analíticas ;-D… Los triglicéridos no son ni más ni menos que moléculas de grasa que están en la sangre. Éstas deben ser controladas dado que, al igual que el colesterol, unos índices altos aumentan el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

Es evidente, por tanto, que si los triglicéridos son una grasa, para bajarlos y mantenerlos a raya, lo primero que debes hacer es reducir la ingesta de éstas. Sobre todo, debes reducir aquellos alimentos que aportan grasas saturadas, como las carnes (sustitúyelas por legumbres, o si no haz el esfuerzo de tomarlas a plancha o guisadas con muy poco aceite), toma los productos lácteos desnatados (o sustitúyelos por sus “primos” de origen vegetal) y controla la ingesta de aceite en las comidas (tanto crudos en aliños, como en frituras que deben estar totalmente prohibidas). Sí, sí, aquí incluyo a ese alimento muy muy sano conocido como el oro liquido, el aceite de oliva virgen extra que consumido en demasía ayuda a aumentar los niveles de triglicéridos.

Algo que muchas personas que tienen este mal no saben, es que los triglicéridos aumentan también cuando la alimentación es muy rica en hidratos de carbono concentrados, como los que se encuentran en tartas, pasteles, azúcar, pasta, pan, arroz e incluso la fruta (el exceso de fruta sería mejor decir). O sea, si se toma mucha cantidad de alimentos ricos en hidratos de carbono (sobre todo los que aportan hidratos de absorción rápida), estos no llegan a quemarse y el organismo los convierte en eso, en “grasa” en forma de triglicéridos. Un pequeño truco para evitar que esto suceda, es repartir la cantidad de hidratos de carbono que se debe tomar e ingerirla a lo largo del día; de esa forma se evita que haya un aporte en exceso y que se queme, en lugar de transformarse en grasa.

Si se puede dar una buena noticia, ya que controlar los triglicéridos es bastante complicado, es que algunos estudios aseguran que tomar un ajo crudo al día (afortunadamente los hay en cápsulas), puede ayudar a disminuir los triglicéridos hasta un 15%.

Por último, una pequeña reflexión: si lees este artículo, el de la alimentación y el colesterol, los de la dieta para embarazadas, o casi cualquier otro que hable de nutrición y enfermedades causadas o empeoradas por la alimentación, todos suelen decir lo mismo. La solución suele pasar casi siempre por tomar menos grasas de origen animal y más alimentación vegetal, además de un poco de ejercicio (caminar es suficiente). Con eso no solo no tendremos exceso de peso, sino que seguramente tendremos una buena salud casi garantizada. ¿No crees que es hora de aplicarse el cuento de una vez?

4 comentarios en esta entrada
  1. Muy interesante el post. La comida sana es el pilar fundamental para una salud y el bienestar general del cuerpo humano. Soy de las que piensan, que somos lo que comemos.

Deja un comentario

El equipo de Cocina.es

¡Conócenos! En los fogones de este blog, somos muchos los apasionados del buen comer y de la nutrición comprometidos con tus ganas de aprender y de descubrir nuevas y originales recetas de cocina. Tenemos mucho que contarte.

Usamos 'cookies' propias y de terceros para dar un mejor servicio y ofrecer publicidad personalizada a nuestros usuarios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las 'cookies'.