Recetas fáciles, trucos de cocina, consejos, nutrición y mucho más.

Receta: mojito

Todos los que sabemos pedir un mojito en el bar, en el chiringuito de la playa o de la piscina, o en la terraza de verano de turno, nos hemos preguntado alguna vez cómo se hace el mojito. Pues bien, hoy estamos aquí para aprender la receta del famoso mojito, el rey de los cócteles de verano junto con la caipirinha y el daiquiri, pero antes un poquito de información extra para que os adornéis mientras saboreáis vuestra copa en compañía de quien sea.

El mojito es una bebida originaria de Cuba, aunque teniendo en cuenta la diversidad de orígenes de sus ingredientes, se cree que es una bebida mestiza, como una especie de mezcla hecha bebida del espíritu caribeño (ron) y mediterráneo (hierbabuena). Aunque algunos digan que se prepara sólo con ron blanco, en realidad no es así. Desde sus orígenes, se han conocido mojitos elaborados con ron añejo blanco o marrón. Eso sí, el primer ron que se usó fue, al parecer, el ron Havana Club. Por eso, y porque nunca lo había probado con un ron que no fuera blanco, para mi receta de mojito he usado esta vez un ron marrón  de la conocida marca.

El mojito original llevaba unas gotitas de angostura y siempre fue bebido con pajita. Tal vez fue Hemingway quien popularizó el mojito en Europa, citando en sus escritos a La Bodeguita del Medio, un famoso local de La Habana, como su lugar habitual para beber mojito. ¿Después de este poquito de historia, os parece si pasamos a la acción?

Ingredientes del mojito (para 1 copa):

Un mojito rodeado de todos los ingredientes necesarios
120 ml. de ron añejo
1/2 lima
2 cucharadas de azúcar
8 hojas de hierbabuena
2 cucharadas de azúcar
1 tónica fría (o casera, o agua con gas fresquita)
5 hielos
3 gotas de amargo de angostura (opcional)

Elaboración del mojito:

Paso a paso de la receta de mojito
1. Directamente en el vaso en el que vamos a beber el mojito, echamos 5 hojas de hierbabuena y dos cucharadas de azúcar, y lo machacamos con el mortero.
2. Añadimos el zumo de 1/2 lima.
3. Echamos el ron.
4. Inmediatamente, echamos los hielos y por último, la tónica bien fría.
5. Por último, añadimos tres gotas de angostura, decoramos con el resto de hojas de hierbabuena, y removemos bien antes de servir con su correspondiente pajita. Tampoco está de más mojar el borde del vaso y espolvorear un poco de azúcar.

¡Brindo por todos vosotros, que cada día sois más!

12 comentarios en esta entrada
  1. A ver si un día hago la versión del mojito de melón que se puede tomar con o sin alcohol y lo pruebas, estoy segura que te gustará.

  2. Ah, por cierto, la foto es preciosa… el mojito seguro que estaba delicioso, pero yo con el alcohol no me llevo.

    Besitos.

    • Gracias Sofi, aunque técnicamente es muy mejorable. La hice a altas horas, así que tuve que subirle el ISO demasiado, porque la luz artificial no me daba para más. El enfoque en la lima sí es pretendido. Con las bebidas alcohólicas me gusta dar esa ligera sensación de desenfoque que se tiene cuando se bebe un poco…

  3. A mi el ron me hace dano, pero he probado el mojoto con Ouzo, un licor anizado de Grecia y es lo maximo. Ahora con esta receta lo voy a tratar y a ver como me queda 🙂

      • Estuve en Cuba y claro está, probé los mojitos más rico de la historia. En este caso, no era ron marrón, era ron blanco. La única diferencia que para darle ese color tan especial de los mojitos cubanos hay que echarle azucar moreno. Os lo aseguro. He probado los mojitos de mis compañeros de clase que le cogieron la receta al del hotel y lo hacen con el ron blanco más barato del mercado y, eso sí, con azúcar moreno y…DELICIOSOSSSS! ni te enteras que llevan alcohol. los de los bares de aquí normalmente están malísimos porque no los hacen así.

  4. Hola Elena,
    yo no he estado en Cuba, pero un cubano me habló de lo del azúcar moreno, lo probé y me gustó mucho. Otro día lo haremos como tú dices, con ron blanco del barato 😉 Aunque eso de que ni te enteras de que lleva alcohol… Eso pasa a partir del tercer o cuarto mojito. Entonces ni te enteras de que lleva alcohol, ni del resto de las cosas que pasan a tu alrededor 🙂 Pero eso no conviene hacerlo muy a menudo, ¿eh?

  5. Me gusta mucho esta bebida, pero es difícil saber realmente cómo es la receta original, pues en cada sitio la hacen de una manera diferente. Algunos aspectos mejorables bajo mi punto de vista:

    – Normalmente las limas no se exprimen aparte. Lo que se suele hacer es cortarlas en trozos y echarlas en el vaso al principio, junto con la hierbabuena y el azúcar. Así el uso del mortero tiene más sentido, pues es necesario utilizarlo sobre los trozos de lima para que suelten su jugo.

    – Sobre el azúcar… aunque el azúcar blanco no queda mal, lo suyo es utilizar azúcar moreno (una buena cantidad), pues tiene un sabor mucho más característico y a esta bebida le va como anillo al dedo.

    – El ron que se usa suele ser blanco, siendo normalmente el mojito una bebida de un color más claro que marrón… aunque nunca se sabe, pues en cada sitio lo elaboran de una manera.

    – Por último, yo prefiero cómo queda esta bebida si en lugar de hielo normal se usa hielo picado.

    En cualquier caso… para gustos, los colores. Buen artículo y buenas fotografías 😉

    • Hay mucha gente, entre los que me incluyo, a los que les hace daño el ron. Nos encanta que haya alternativas sin alcohol para todo tipo de bebidas.

Deja un comentario

El equipo de Cocina.es

¡Conócenos! En los fogones de este blog, somos muchos los apasionados del buen comer y de la nutrición comprometidos con tus ganas de aprender y de descubrir nuevas y originales recetas de cocina. Tenemos mucho que contarte.

Usamos 'cookies' propias y de terceros para dar un mejor servicio y ofrecer publicidad personalizada a nuestros usuarios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las 'cookies'.