Recetas fáciles, trucos de cocina, consejos, nutrición y mucho más.

No es lo mismo caducado, que consumir preferentemente

Consumir preferentemeneAunque algunos así lo crean, la realidad es que no, no es lo mismo caducado, que consumir preferentemente. Todos tenemos presente, y muy presente, que muchos de los productos que están a nuestra disposición en el mercado, como los de alimentación, cosmética o limpieza (¿limpieza?, sí sí),  llevan inscrito en alguna parte de su envase  la frase “consumir preferentemente antes del…”. Que alguien te diga que hagas una cosa preferentemente, no quiere decir que si no lo haces te vaya a pasar algo, es una sugerencia, no una obligación. Si realmente te fuera a pasar algo por comer, limpiar o hidratarte la cara con un producto después de la fecha indicada, no pondría consumir preferente, indicaría algo así como se indica en los paquete de tabaco, “usarlo o comerlo después de la fecha indicada mata“.

Una cosa hay que tener clara y es que a los fabricantes les obligan a indicar una fecha, y ellos suelen curarse en salud. Esa fecha no te garantiza que el producto vaya a estar 100% en buenas condiciones, ya que el proceso de manipulado, transporte y almacenaje son casi tan importantes como los ingredientes que se utilizan. Pero igual que no te asegura que esté en buenas condiciones, tampoco te asegura que no lo esté.

Lo que me parece curioso y me ha llevado a escribir este post (cuyo título se lo debo a mi compañero Manu) es que si piensas un poco, estoy segura que tendrás opiniones para todos los gustos, sobre si hacer caso o no a la fecha de caducidad. Mi madre, sin ir más lejos, siempre dice que si huele bien está bueno, (jeje, lo dice ella que no tiene olfato ninguno, pero a sus 62 años nunca se ha cogido una intoxicación). Mi amigo Toni  mira con recelo todo aquello a lo que le falten 2 días para llegar a la “fecha de caducidad”, de comérselo una vez pasada, ni hablemos. Y sé que en casa de una antigua compañera de trabajo de mi marido, Toñi, se comían toda clase de productos pasados de fecha, que desde las tiendas eran devueltos a la fábrica en la que trabajaba (no digo el nombre pero os aseguro que era una gran multinacional). Recuerdo que siempre que íbamos a comer a su casa, nos decían “ya sabéis que los yogures, la leche, el queso, etc, están caducados”… Caducados!!! no, ha pasado la fecha de preferencia, que no es lo mismo.

Evidentemente, si te comes algo cuya fecha haya pasado hace 4 ó 5 años, como me pasó a mi una vez en casa de mis amigos Rubén y Marta (os lo he perdonado, os lo aseguro), lo menos que te puede pasar es que a los 5 minutos estés echando las tripas por la boca, como efectivamente me pasó. Pero es que en este caso creo que sí se puede hablar de que la salsa que tomé estaba caducada, pero caducada caducada… Hace un rato, buscando una buena foto que ilustrara este post, en el álbum de flickr de Sergis Blog, he encontrado una, fechada en 2008, titulada “una forma estúpida de suicidarse“, en la que se ven 3 yogures caducados en 2004 y otro en 2006… No te pierdas la posdata que hay bajo el pie de foto.

Evidentemente sé que este post no va a cambiar la opinión de nadie sobre si comer o usar un producto pasado de fecha, mi intención es poner una nota de humor a un tema que, para algunos es verdaderamente estresante y para otros totalmente intrascendente y, para ello, nada mejor que animaros a que veáis este “absurdo” vídeo llamado “no te comas un yogur si ya está caducao“… El final es perfecto para reírse un rato.

Foto: losmininos

Deja un comentario

El equipo de Cocina.es

¡Conócenos! En los fogones de este blog, somos muchos los apasionados del buen comer y de la nutrición comprometidos con tus ganas de aprender y de descubrir nuevas y originales recetas de cocina. Tenemos mucho que contarte.

Usamos 'cookies' propias y de terceros para dar un mejor servicio y ofrecer publicidad personalizada a nuestros usuarios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las 'cookies'.