Recetas fáciles, trucos de cocina, consejos, nutrición y mucho más.

Tres remedios caseros para la tos

Un poco de jarabe en una cucharilla con un icono de desagrado

Como suele pasar en los últimos años, de la semana anterior a ésta hemos pasado de lucir ropa ligera de manga corta y de comer ensaladas, salmorejos, gazpachos y sopas frías, a enrollarnos fulares en el cuello, tirar de punto y plumífero, y saciar nuestro hambre y nuestro frío a mediodía con los primeros platos de cuchara de la temporada otoñal: sopas, lentejas, garbanzos, potajes, etc. El frío ha llegado de golpe, y con el frío las oleadas de resfriados masivos que componen la banda sonora de las oficinas, de las salas de espera o de las iglesias: el hit de la tos.

Como consecuencia de lo anterior, estos días suelen aumentar también los anuncios en la tele de medicamentos antigripales y de pastillas para la garganta y para la tos, remedios éstos que a mí personalmente nunca me han hecho demasiado efecto, razón por la cual siempre he preferido recurrir a los remedios de la abuela. Mejunjes caseros para aliviar la tos y el dolor de garganta (que no la gripe, ojo con esto) hay muchos. Yo os recomiendo los siguientes:

1. El primero está colgado en la sección de trucos de Cocina.es, y consiste en hacer gárgaras varias veces al día, y con insistencia, con el líquido resultante de una infusión de ralladura de jengibre, té negro, zumo de limón y dos ralladuras de sal. El té tiene un poder antiinflamatorio que os va a hacer mucho bien.

2. Si prefieres beneficiarte de la sensación de bienestar del líquido caliente bañando tu garganta, hay una infusión bebible con un sabor bastante agradable, que se hace hirviendo un poco de tomillo, con el zumo de medio limón, y una cucharada de miel.

3. El tercero es de cosecha propia, pero para tomarlo te tiene que gustar la miel. Yo hago una especie de sirope mezclando miel con la infusión de varias hojas de eucalipto y medio zumo de limón. Luego me lo bebo poquito a poco, dejando que baje lentamente por la garganta, para que haga su efecto.

Está claro que todo esto es menos práctico que agarrar un bote de pastillas de las que dicen que alivian el dolor de garganta, pero si te tomas la molestia en hacerte los preparados, estoy seguro de que vas a sentir un mayor alivio de la tos. ¿Y tú?, ¿qué remedios caseros conoces para la tos?

3 comentarios en esta entrada
  1. Uno de los remedios que mejor que han venido cuando tengo ese típico picor de garganta que te hace toser y toser sin parar (sobre todo por la noche cuando estás acostado) es dejar deshacer una onza de chocolate con un mínimo de cacao del 70%, en la boca, es mano de santo durante una 2-3 horas (yo cuando tengo tos, siempre duermo con un poco de chocolate en la mesilla para porsi)

Deja un comentario

El equipo de Cocina.es

¡Conócenos! En los fogones de este blog, somos muchos los apasionados del buen comer y de la nutrición comprometidos con tus ganas de aprender y de descubrir nuevas y originales recetas de cocina. Tenemos mucho que contarte.

Usamos 'cookies' propias y de terceros para dar un mejor servicio y ofrecer publicidad personalizada a nuestros usuarios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las 'cookies'.