Recetas fáciles, trucos de cocina, consejos, nutrición y mucho más.

En España se desayuna mal

Santiago de Compostela ha sido hace pocos días el marco de una reunión de médicos de familia, en la que se ha tratado, entre otras cosas, la relación entre los hábitos alimenticios y la salud. Y claro, si se hablaba de alimentación, había que hacer referencia a la que todos los facultativos coinciden en señalar como la comida más importante del día: el desayuno.

Los expertos dicen que el desayuno tiene que cubrir nada más y nada menos que un 25% de las necesidades nutricionales diarias, lo cual contrasta bruscamente con los datos que acaba de sacar a la luz la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria, a raíz de las mencionadas jornadas. Conviene tomar nota:

“Más de la mitad de los españoles desayunamos mal”
“Tres de cada diez niños desayunan deficientemente cada mañana”
“Entre un 10 y un 15% directamente no desayunan

¿Por qué desayunamos mal los españoles?

Las que se apuntan como posibles causas a este déficit alimenticio, son los ritmos de vida acelerados característicos de la sociedad moderna. Nos acostamos tarde, nos levantamos pronto, por la mañana estamos cansados y tenemos prisas, etc. Y todo esto hace que el desayuno quede arrinconadillo entre nuestras prioridades en un segundo plano que, según afirman los que saben, no responde a las necesidades de nuestro organismo. Y eso que el spanish brekfast, o desayuno español, es un todo un icono de la dieta mediterránea que incluso se exporta como marca al extranjero.

¿Qué pasa si no se desayuna, o si se desayuna mal?

Desayunar mal o no desayunar son factores que inciden negativamente en las condiciones físicas y mentales tanto de los niños como de los adultos. Concretamente, un déficit en la primera comida del día puede acarrear una “disminución de la atención y del rendimiento” en general, tanto en el ámbito escolar, como en el trabajo.

¿Cómo y qué hay que desayunar?

Según se dijo en las Jornadas sobre Nutrición celebradas en Santiago de Compostela, al desayuno hay que dedicarle al menos 15 minutos. No se trata de comer como pollos, de pie, con el móvil en una mano, el peine en otra, yendo y viniendo de la cocina al dormitorio, del dormitorio al baño, etc. Es importante desayunar tranquilo, porque sólo así comeremos todo lo que tengamos previsto, masticaremos y digeriremos bien los alimentos. Por otro lado, un desayuno equilibrado debe incluir una ración de lácteos, una de cereales (en copos crudos sin azúcar o en forma de pan) y fruta. También se recomienda ingerir “una pequeña cantidad de grasa cardiosaludable”. En este sentido, lo mejor es un buen chorrito de aceite de oliva virgen extra.

¿Cuál sería el desayuno ideal?

Teniendo en cuenta esto último, yo acabo de diseñar mentalmente un desayuno bien sencillo, que entraría dentro de los cánones de lo recomendado: un tazón de cereales con leche caliente con fruta de temporada troceada, y una rebanada de pan casero tostado con aceite de oliva virgen al que, sólo los fines de semana, añadiré una lonchita de jamón extremeño.

Fotos: Niklas Hellerstedt / Ralph and Jenny / AvlxYz

20 comentarios en esta entrada
    • Un tema interesante éste, para hablarlo algún día con un especialista… Yo también he oído algo acerca del tema de la leche, de la idoneidad o no de su ingesta a partir de cierta edad. Los médicos la recomiendan por el aporte en calcio, que es necesario para los niños y para los adultos. Está claro que hay otros alimentos ricos en calcio, pero tal vez no resulten tan “prácticos” o apetecibles para un desayuno.

  1. Como se cita en el artículo, las prisas son un factor determinante. Prevalece el conseguir arrancar 10 minutos de descanso, a darle ese tiempo a desayunar con cierta tranquilidad, y en cantidades aceptables.

    Aunque los mega-desayunos con fritanga, exceso de tostadas, etc. no nos acaban de convencer. El tradicional gana: tazón de leche con cereales, previo baño de galletas en el mismo (a ser posible con algo de chocolate, por supuesto).

  2. Tengo que decir que hace años yo era de las que no desayunaba… Así iba toda la mañana, zombi perdida y con menos energía que un caracol corriendo una maratón… :-p Sin embargo, la letra con sangre entra y cuando estudié la carrera de Nutrición Humana y Dietética nos machacaron tanto con el tema desayuno que claro, al final una lo prueba y, oh! sorpresa… Vaya cambio! Desde entonces soy fan del desayuno y no hay mañana en la que me prive de mi comida favorita del día. Consejo para los estresados y madrugadores como yo: divido el desayuno en dos tomas, al levantarme mi café con leche y una tostadita con aceite con algo encima (queso o pavo, normalmente), para empezar con energía, y a media mañana, cuando el hambre acecha, repito minibocata con cortado u otra pieza de fruta. Así no llego con un hambre animal a la comida! Es lo que tiene que te laven el cerebro durante tres años de carrera!! jajaj! :-p Saludos y feliz fin de semana! Raquel

    • Estupendo testimonio con el que creo que muchos nos sentimos identificados. Hay que enganchar a los anti – desayunos 😉 Muchas gracias, Raquel.

  3. En casa le damos mucha importancia al desayuno. Para crear buenos hábitos alimentarios en los niños hay que tener mucha mucha pero que mucha paciencia. Es necesario enseñarles y acostumbrarles a desayunar bien. Y aunque les veamos pequeños, ellos aprenden y al final se acostumbran a desayunar cada día más. Los buenos o malos hábitos se adquieren en la infancia. Eso será determinante para evitar problemas de sobrepeso entre otras cosas. Muy interesante esta publicación. Me ha gustado mucho. Saludos.

  4. Es curioso. Yo, por mi trabajo recorro muchos pueblos y me sorprendió un día ver, bien de madrugada un cola tremenda en uno de ellos, de gente esperando no se qué…pues estaban esperando a que abriera el churrero!!!vamos que muy sano no es pero me entraron unas ganas de ponerme a la cola…En definiiva, es cieto que las costumbres influyen mucho en los hábitos alimenticios, por eso tienes tanta razón en lo importante que es educarnos en ello desde pequeños.
    Mañana desayunaré lo que has propuesto.Me encanta.Añadiré un zumo de naranja.

    • La disciplina es fundamental en cualquier ámbito de la vida; en el caso de la alimentación, dado el poder de atracción de algunos alimentos demoníacos como los churros, es indispensable.

      • Pero si durante la semana te portas bien comiendo, no está mal que el domingo desayunes churros. Con lo ricos que están!.uhmmm..de vez en cuando hay que darse un gustazo!..Yo tb tengo una churrería al lado y me los hace cómo a mí me gustan..blanditos y con mucha masa por dentro y no muy fritos por fuera..ojo..no crudos pero blanditos..mmm ay mañana es domingo..antes de ir a votar me voy a comer un par de ellos no sea que me de un desmayo cuando meta el sobre en la urna!

        • 😀 Sobre todo en los tiempos que corren, a votar hay que ir con un par… (de churros en el estómago). Por cierto, a mí también me gustan con mucha masa y poco hechos por dentro. La que está más cerca de mi casa los hace justo así, y me están entrando ganas, pero temo que alguien me eche una foto, la cuelgue y eche por tierra toda la credibilidad del artículo… 🙂 ¡Saludos!

  5. Hay personas que les es imposible desayunar.
    A mi hija le pasaba y lo solucione teniendo el frutero siempre a la vista ,semtandome yo a la par que
    ella y comia le entraban ganas y acababa pidiendo .

    Ahora es mayor y sigue haciendo lomismo.

  6. Post muy interesante, Ricardo.
    El ritmo de vida que llevamos muchas veces no nos deja empezar el día con energía y en ocasiones nos obliga a desayunar en 5 minutos.

    Sólo una puntualización; en el Desayuno Ideal yo añadiría un vaso de zumo de naranja recién exprimida 100% natural.

    Saludos!

    • Pues sí, Nardet, parece que nuestro renombrado ritmo de vida lo merma todo: la calidad de nuestra alimentación, la educación de nuestros hijos (la alimenticia, y toda la demás), nuestras posibilidades de ocio, nuestra relación con el medioambiente, etc. En cuanto a lo del zumo, los médicos recomiendan que se tome la fruta al natural, con su piel y todo, aunque supongo que un zumo natural recién exprimido será igualmente una buena opción. ¡Gracias por tu comentario!

  7. Para mí el ideal es una buena tostada de pan de pueblo, para mi es fácil pues vivo en uno, con un aceite de oliva virgen extra, para mi es fácil pues soy productor (Olivar de Plata). Una cuña de queso para acompañar a esa tostada y un vaso de zumo de naranja. Extraordinario.

  8. El tema de las prisas es una razón fundamental para que no desayunemos como toca.
    La leche ya no es lo que era antes, ahora lleva aditivos químicos que producen cada vez más intolerancias y alergias.
    Así que nosotros en casa preferimos hacernos zumos naturales con el exprimidor y a mi hijo le encanta colaborar y se divierte.

    • Yo haría extensible el problema de las prisas a casi todos los defectos de la sociedad actual en lo alimenticio, y en todo lo demás. Por eso cada vez es más elogiable que, con lo fácil que sería dejarse llevar por la corriente, haya quienes mantengan una actitud crítica ante lo que comen, y ante lo que da de comer a sus hijos. Un saludo.

Deja un comentario

El equipo de Cocina.es

¡Conócenos! En los fogones de este blog, somos muchos los apasionados del buen comer y de la nutrición comprometidos con tus ganas de aprender y de descubrir nuevas y originales recetas de cocina. Tenemos mucho que contarte.

Usamos 'cookies' propias y de terceros para dar un mejor servicio y ofrecer publicidad personalizada a nuestros usuarios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las 'cookies'.