Recetas fáciles, trucos de cocina, consejos, nutrición y mucho más.

Cómo parar el hipo

¿A quién no le ha pasado alguna vez? En el momento más inoportuno: en el trabajo, haciendo deporte, en una conversación seria… de repente hace acto de aparición el hipo, y lo que es peor, muchas veces para no marcharse durante un buen rato. Hoy os vamos a hablar de cómo parar el hipo, leyendas urbanas de cómo frenarlo, y algún que otro caso curioso sobre gente que ha tenido hipo y ha acabado un poco cansada de convivir con él.

Antes de decir la supuesta mejor solución, ¿sabéis por qué se produce el hipo? Pues simplemente porque el diafragma (músculo que se contrae para ayudar a sacar el aire de los pulmones, y posteriormente vuelve a su estado natural para que estos se llenen de nuevo), se contrae bruscamente e incontroladamente, de tal modo que no cogemos aire de forma correcta. ¿Y cómo se consigue frenar el hipo? Normalmente en unos minutos todo vuelve a la normalidad, pero si no sucede, se recomienda o aumentar el nivel de dióxido de carbono en sangre (por ejemplo inspirar y expirar dentro de una bolsa, a ser posible sin ahogarse); o también hacer inspiraciones muy profundas tratando de retener el aire el mayor tiempo posible. También está la posibilidad de que alguien nos dé un susto muy grande, ya que podría conseguir que los movimientos del diafragma volviesen a la normalidad; pero siempre siendo conscientes de que el hipo no afecta negativamente a nuestra salud, y un infarto sí.

¿Qué remedios peculiares pululan entre la sabiduría popular? Beber agua de un vaso que esté al revés (científicamente no tiene ni pies ni cabeza), tragar hielo picado, comer muchos dulces o incluso hacer un poco de presión sobre los ojos. Mediante estudios realmente serios, muchos de estos remedios y otros más dudosos, no han podido ser corroborados de forma alguna; por lo que se recomienda tener un poco de paciencia, o simplemente optar por los indicados en el párrafo anterior.

Aunque hay veces que los remedios contra el hipo no funcionan. Hace algunos años saltó a la fama una niña americana de 16 años (Jennifer Mee) que pasó más de 5 semanas con hipo, hasta que sin motivo aparente terminó (hace un año volvió a salir en TV… acusada de cómplice de asesinato). Pero el récord al ataque de hipo más grande lo tiene Charles Osborne, quien pasó 68 años de su vida con hipo, hasta un año antes de su fallecimiento. ¿A que ahora estar cinco minutos con hipo no te parecen demasiado?

Imagen: NaturalRemedies

2 comentarios en esta entrada
  1. Yo tengo un remedio infalible, aunque dicen mis amigos a los que se lo he dicho que o se te quita el hipo o te mueres por falta de oxígeno, de todas formas yo os lo cuento (pero es verdad que hay que tener buenos pulmones).

    La cosa es la siguiente, inspira profundamente, retén el aire 10 segundos y sin soltar el aire, bebe un vaso de agua (con 8-10 tragos es suficiente), luego suelta el aire y respira con normalidad… Si en el proceso no te ha entrado hipo este ya no volverá, pero su te ha entrado tienes que volver a empezar la operación (normalmente suele entrar en el momento de aguantar la respiración). Ale, compartido, el que lo intente que me cuente si le ha venido bien, a mi nunca me ha fallado.

Deja un comentario

El equipo de Cocina.es

¡Conócenos! En los fogones de este blog, somos muchos los apasionados del buen comer y de la nutrición comprometidos con tus ganas de aprender y de descubrir nuevas y originales recetas de cocina. Tenemos mucho que contarte.

Usamos 'cookies' propias y de terceros para dar un mejor servicio y ofrecer publicidad personalizada a nuestros usuarios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las 'cookies'.