Recetas fáciles, trucos de cocina, consejos, nutrición y mucho más.

¿Cómo se pelan las pipas peladas?

Si coméis pipas habitualmente, estamos seguros de que alguna vez os habéis preguntado, ¿cómo son capaces de pelar las pipas las empresas que nos las ofrecen ya envasadas y sin cáscaras? Mentiras sobre este tema hay unas cuantas, y dependiendo de cada persona, la leyenda puede ser más grande o más pequeña: desde que son un cultivo especial, pasando porque las pelan personas de países pobres a un bajo precio, a que se mojan y ponen al sol para quitar la cáscara.

Ninguna es cierta, y el método es bastante más lógico de lo que parece (unas máquinas se encargan de todo, como hubiese que contratar personas para pelarlas, dejando a un lado la escasa salubridad del método, serían necesarias cientos de miles de personas pelando pipas sin descanso para surtir al mundo). También circula la explicación de que es suficiente con meterlas en una “lavadora especial” de grandes dimensiones (por vuestro bien no tratéis de hacerlo en casa, la lavadora os lo agradecerá), y que con los golpes se quita todo. Tiene algo de cierto, pero las máquinas de hoy en día son más complejas y se usan chorros de aire a presión.

¿Cuál es el proceso que se sigue para pelar las pipas de calabaza y de girasol? Así de simple:

  • Se secan las semillas mediante un tostador especial, que consigue que muchas cáscaras se agrieten, lo que facilita los procesos posteriores.
  • Posteriormente, se lanzan las pipas mediante un chorro de aire a presión contra una cubierta metálica; consiguiendo de este modo separar la “pipa pelada” en sí, de la cáscara.
  • Para separarlas, se aprovecha que las cáscaras pesan menos, y mediante un flujo de aire se consiguen separar la mayoría de ellas. Posteriormente, con una criba se eliminan aquellas que no han superado el proceso (con una máquina también, no os imaginéis a trabajadores con las cribadoras como si estuviesen buscando pepitas de oro).

¿A que no era tan complicado? Recordad que con las pipas de girasol se hace el aceite de girasol, y las cáscaras se aprovechan tanto para generar energía, como para dar de comer a los animales (a través de los piensos).

Imagen: Satoru Kikuchi

6 comentarios en esta entrada
    • Esto de las máquinas está muy bien, pero cuando yo era pequeño utilizaba a mis hermanas para hacer montoncitos de pipas peladas ecológicas utilizando algún tipo de chantaje… ¡Y sabían mejor que las compradas! 🙂

        • Hola Despotricador. Este artículo no es mío, sino de Castra Servilia, un equipo de baloncesto que escribe para Blogcocina desde el mes de octubre, sobre todo de temas que tienen que ver con el deporte. Un abrazo.

Deja un comentario

El equipo de Cocina.es

¡Conócenos! En los fogones de este blog, somos muchos los apasionados del buen comer y de la nutrición comprometidos con tus ganas de aprender y de descubrir nuevas y originales recetas de cocina. Tenemos mucho que contarte.

Usamos 'cookies' propias y de terceros para dar un mejor servicio y ofrecer publicidad personalizada a nuestros usuarios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las 'cookies'.