La forma más ingeniosa de llevar una manzana cortada y fresca al trabajo

Es curioso lo fácil que puede resultar llevar una manzana cortada y fresca al trabajo sin necesidad de usar sofisticados tuperwares o de incorporar ungüentos antioxidantes, y lo poco usual que es. El que dice al trabajo, dice a la merienda del recreo, en el caso de los niños en el colegio. El método para cortar manzanas y poderlas llevar al trabajo en perfectas condiciones, es un ejemplo más de cómo lo más evidente es, a veces, lo más esquivo a nuestra mirada y a nuestra imaginación. La idea no es mía, la descubrí hace escasos días en theKitchn, pero me pareció tan ingeniosa y práctica, que tenía que probar por mi cuenta.

Estoy seguro de que muchos no se llevan una manzana al trabajo por lo poco decoroso que queda a veces pegarle el muerdo delante de los compañeros, con el peligro de que el líquido se deslice indiscretamente por la comisura de sus labios. Así que espero que el método que vengo a contaros para cortar las manzanas, sea para muchos la excusa perfecta para cambiar la bolsa de patatas, el croissant de chocolate, el pepito de crema, y el resto del integrantes de la alineación titular de gala de la bollería industrial, por una rica manzana, de esas que ayudan a vivir más y mejor.

PASO 1
Érase una vez, una manzana, un cuchillo y una goma
Es como una especia de versión light del juego “piedra, papel o tijera”.

La manzana, la goma y el cuchillo

PASO 2
El corte
Dejamos el pezón intacto en el centro con cuatro sencillos cortes.

El ingenioso corte de la manzana

PASO 3
La manzana y la goma
A Eva no se le ocurrió… Lo de la goma, digo. Si no, a lo mejor la sangre no hubiese llegado al río.

La manzana cogida con la goma

De esta forma, la manzana se mantiene durante horas como si no estuviera cortada. Conviene lavarla antes de hacer los cortes, para que esté lista para comer cuando a eso del medio día ruja la marabunta del estómago de uno. Y para transportarla, con envolverla en un papel, es suficiente. ¿Qué os parece?

15 comentarios en “La forma más ingeniosa de llevar una manzana cortada y fresca al trabajo

  • 10 febrero, 2012 a las 10:54

    yo sé pelar las naranjas con cucharas, y quedan perfectas.

    Respuesta
    • 10 febrero, 2012 a las 10:59

      Cada uno pela la fruta que quiere con lo que quiere. No tengo más que decir al respecto.

      Respuesta
  • 10 febrero, 2012 a las 11:44

    Mi hijo lleva manzana cada día para la hora del recreo. Se la pelo y se la parto en 4 trocitos que después envuelvo en papel de aluminio. No se oxida tampoco. Un viernes no se la comió, la dejó en la mochila. Me dí cuenta el lunes antes de salir de casa, pero mi sorpresa fue ver que seguía intacta. No se había oxidado. No se si tendrá algo que ver que esa manzana no era de las compradas..era de cosecha propia..feliz día,,poeta!

    Respuesta
    • 10 febrero, 2012 a las 11:45

      El truquito de la goma está bien!.

      Respuesta
    • 10 febrero, 2012 a las 11:52

      Yo me acabo de comer la que usé para hacer las fotos del artículo, y estaba perfecta. Por cierto, rompo una lanza (no sé por qué se rompen lanzas, supongo que el caso es romper algo…) por las madres que les dan una manzana a sus hijos para el recreo, en vez de una chocolatina. Ya te echaba yo de menos por aquí… ¡Un abrazo! 🙂

      Respuesta
      • 10 febrero, 2012 a las 12:29

        Querido Ricardo! gracias por romper esa lanza,,imagino que la expresión vendrá de cuando se usaban..no se..
        Uno de mis hijos lleva fruta todos los días al cole, según su profe sólo un niño más de su clase hace lo mismo!, los tiene como ejemplos a seguir!! .
        A mi otro hijo no le gusta tanto la fruta y lleva briks de leche, y los viernes obligatorio fruta…Tampoco soy amiga de los zumos envasados ni los batidos por la cantidad de azúcar. Para eso están las batidoras y las licuadoras y cuando no quieren beber zumo, saco una pajita y los convenzo! en fin..trucos de madre! ya sabes..
        YYYYyyy siempre que puedo entro a esta página para echar un ojo y ver qué se cuece por aquí! Feliz fin de! majete!

        Respuesta
        • 10 febrero, 2012 a las 12:44

          Me ha gustado lo de majete, y todo lo demás, más aún. Rompo otra lanza por tus hijos, por ser el ejemplo de sus respectivas clases. Feliz todo 😉

          Respuesta
          • 10 febrero, 2012 a las 12:48

            Sólo lo es uno! el pequeño! ..El mayor es el de la leche,es un ejemplo en su clase pero no por comer fruta! 🙂 y ya no te hablo más de ellos que parezco de esas madres q sólo saben hablar de sus hijos! Por cierto, hoy estas rompedor! jaja

  • 10 febrero, 2012 a las 11:49

    Qué buen truco, esto lo pruebo seguro!!!!!

    Respuesta
    • 10 febrero, 2012 a las 11:54

      Es un truco para compartir… Tenemos que hacer campaña por la comida sana 😉 ¡Un abrazo!

      Respuesta
  • 10 febrero, 2012 a las 12:37

    jajjaj me ha gustado el truco .Yo soy más vagoneta y mi hijo se la lleva enterita .!!!

    Respuesta
    • 10 febrero, 2012 a las 12:45

      No te lleva más de un minuto lavarla, cortarla y ponerle la faja a la manzana, te lo garantizo. De todas formas, lo importante es habituarse a comer fruta, de la forma que sea. 🙂

      Respuesta
  • 10 febrero, 2012 a las 17:52

    hola ricardo ojalvo sabes tenfo una beba de cinco años y ya va al kinder y le pongo manzanas y dice que le duelen los dientitos para morderla pero con este truco …..no tendra excusas para comerce una rica manzana ……….!!!!!!!!!! gracias por tus tips guapo

    Respuesta
    • 10 febrero, 2012 a las 18:34

      Gracias a ti, Verónica. Si te fijas en las fotos, hay dos trozos que los quedé más grandes, pero se pueden igualar con los otros cortes para que sean todos del mismo tamaño. Luego, “montar el puzzle” con la goma es muy sencillo. ¡Un saludo! 😉

      Respuesta
  • 12 febrero, 2012 a las 13:43

    Existe un aparato que te hace la manzana porciones para los mas pequeños. Yo lo compre en “La Casa”.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ricardo Ojalvo

Se define a través de sus recetas y artículos como un consumidor consciente y un amante de la cocina dominado por la curiosidad, comprometido con la causa de los platos fáciles, rápidos, ricos y sanos. Su pasión de eterno aprendiz es la sal de sus publicaciones, y su humor, la pimienta.

Usamos cookies para personalizar los contenidos y publicidad que ofrecemos en la web, así como obtener estadísticas y analizar el tráfico. Compartimos información acerca del uso que usted hace de nuestra web con nuestros socios de publicidad y de analítica web. Ellos pueden combinar dicha información con otros datos que usted les haya proporcionado anteriormente, o que hayan recogido de su actividad en otros servicios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las cookies.