Recetas fáciles, trucos de cocina, consejos, nutrición y mucho más.

Cómo predecir el tiempo observando una taza de café con leche

El título de este artículo, “Cómo predecir el tiempo observando una taza de café con leche”, bien podría ser el nombre de una nueva publicación póstuma de la serie Millennium, de Stieg Larsson. Pero nada más lejos. Aparte de “la extensa extensión” del enunciado, este arrebato de meteorología gastronómica que me ha dado hoy en pleno desayuno, poco tiene que ver con las novelas de intriga del escritor sueco. En realidad, aunque suene a cuento chino, cualquiera puede predecir el tiempo vigilando el comportamiento del café con leche, o del ColaCao, mientras el líquido da vueltas en la taza después de haber recibido la típica sacudida con la cucharilla. Todo es cuestión de saber interpretar.

Para hacer vuestras propias predicciones del tiempo cada mañana mientras desayunáis, sólo tenéis que darle vueltas al café o al cacao diluido en leche, como de costumbre, y en vez de dejar caer los párpados vencidos por el ataque de somnolencia que producen las burbujas girando en el interior de la taza, observar atentamente y ver cómo reaccionan las pompitas. Barajaremos 3 comportamientos diferentes con 3 consecuencias distintas, meteorológicamente hablando:

1. Si las burbujas del café con leche se desplazan rápidamente hacia las paredes de la taza, os espera un día despejado.

2. Si se mueven hacia las paredes de la taza, pero lo hacen lentamente, el día estará nublado.

3. Y por último, si las burbujas se quedan en el centro de la taza, es más que probable que ese día llueva.

Soy consciente de que la relación entre la predicción del tiempo y el desayuno que acabo de establecer, os puede estar pareciendo una patraña de nivel superlativo, pero en realidad está basada en fundamentos científicos de lo más sencillos. La explicación tiene que ver con el efecto que una situación de altas o de bajas presiones (las primeras serían responsables del buen tiempo, y las segundas de la inestabilidad), provoca sobre las burbujas que aparecen cuando se le da vueltas al café con leche.

De esta interesante teoría tuve conocimiento hace escasos días desayunando, mientras observaba con la mirada cansina las pompas de mi taza de café, y escuchaba la sección sobre “curiosidades meteorológicas” de José Miguel Viñas del programa “No es un día cualquiera”, de Radio Nacional de España, dirigido y presentado por Pepa Fernández.

1 comentario en esta entrada

Deja un comentario

El equipo de Cocina.es

¡Conócenos! En los fogones de este blog, somos muchos los apasionados del buen comer y de la nutrición comprometidos con tus ganas de aprender y de descubrir nuevas y originales recetas de cocina. Tenemos mucho que contarte.

Usamos 'cookies' propias y de terceros para dar un mejor servicio y ofrecer publicidad personalizada a nuestros usuarios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las 'cookies'.