Recetas fáciles, trucos de cocina, consejos, nutrición y mucho más.

6 errores habituales en cocina y sus soluciones

Todos cometemos errores en la cocina, pero lo peor es cuando, a falta de una rectificación a tiempo, los asumimos como modus operandi habitual e irremediable, y nos acaban acompañando durante toda la vida. En Blogcocina, inspirándonos en la interesante sección de trucos de Cocina.es, nuestra “nave nodriza”, nos hemos propuesto ir limando esos pequeños errores en la cocina, o al menos, convertir lo mejorable en algo mucho mejor.

Los siguientes 6 errores, son bastante habituales, y todos tienen un solución rápida, fácil y efectiva:

1. Gambas y langostinos a la plancha demasiado secos. Partiendo de la base de que las gambas y langostinos que usamos para cocinarlos a la plancha son frescos, si queremos evitar que nos queden secos, tenemos que echarlos a la plancha sobre una camita de sal, una vez que la plancha esté caliente. Los haremos aproximadamente durante 1 minuto y medio por cada lado. Si no tenéis más remedio que usar gambas o langostinos congelados, se recomienda echar aceite en la placa antes de la sal, para evitar que se peguen.

2. Decepcionante color del pollo al horno. Hecho al horno, un pollo debe quedar siempre dorado para que, antes de cautivar por el gusto, nos seduzca a través de la vista. Para ello, antes de meterlo en el horno, pintaremos la piel del pollo con una mezcla de aceite de oliva y pimentón, a razón de 1/3 de cucharada de pimentón por cada cucharada de aceite. El pimentón que usaremos será picante, si además de color, queremos darle un punto de sabor a la piel del pollo al horno.

3. Sabor mermado en las cremas de zanahoria. Las zanahorias suelen perder su sabor cuando las cocinamos, y las exponemos a una temperatura alta. Para evitarlo, nada más fácil que rehogar la zanahoria con una nuez de mantequilla y añadir una pizca de bicarbonato. Otro truco sería, en el caso de añadir agua para rebajar la crema, hacerlo con agua de cocción de la propia zanahoria, y no con agua tal cual, o agua de cocción de otra verdura.

4. Sepia a la plancha dura y con escaso sabor. Las sepias a la plancha a veces quedan duras, y con un sabor parco. Para solucionar este error tan habitual en la cocina, un consejo es dejar macerar la sepia limpia durante al menos media hora, en una mezcla de zumo de limón y picadillo de ajo. Además de ganar en sabor, con esta técnica la sepia a la plancha queda especialmente tierna.

5. Orden equivocado en el aliñe de las ensaladas. A muchos nos asalta la duda a la hora de aliñar las ensaladas, en lo que se refiere al orden de cada ingrediente. Sal, vinagre y aceite es el orden correcto. Para que no se te olvide, acuérdate de la palabra “SAVIA” (“sa” de sal; “vi” de vinagre y “a” de aceite).

6. Estofados de carne sin carácter. Hay estofados de carne que, a falta de una buena base o de un acompañamiento acertado, carecen de sabor. Para solucionar este error sobre la marcha, sin echar a perder el estofado, unos minutos antes de retirar la carne del fuego, añadiremos dos cucharadas de cacao puro en polvo, y removeremos para que la carne absorba el aroma de este ingrediente tan apreciado.

¿Queréis que os aportemos soluciones a otros errores habituales en cocina? ¿Se os ocurren otros errores con sus correspondientes soluciones de los que aún no hayamos hablado? En artículos venideros, seguiremos al pie del cañón para que la cocina sea una ciencia cada vez más perfecta en casa de todos.

Foto: DaGoaty

5 comentarios en esta entrada

Deja un comentario

El equipo de Cocina.es

¡Conócenos! En los fogones de este blog, somos muchos los apasionados del buen comer y de la nutrición comprometidos con tus ganas de aprender y de descubrir nuevas y originales recetas de cocina. Tenemos mucho que contarte.

Usamos 'cookies' propias y de terceros para dar un mejor servicio y ofrecer publicidad personalizada a nuestros usuarios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las 'cookies'.