Recetas fáciles, trucos de cocina, consejos, nutrición y mucho más.

Receta: ensalada de garbanzos

El calor no tiene que ser razón para dejar de comer legumbres, y esta ensalada de garbanzos es la razón que necesitabas para comer garbanzos en verano.

Si queremos mantener unos aportes adecuados de proteínas en nuestra dieta sin necesidad de comer más carne que la necesaria, recetas de legumbres como los garbanzos o las alubias tienen que estar presentes en nuestra dieta también en verano.

Eso sí, los cocidos y las fabadas del invierno se deben transformar en verano en ricas ensaladas que, elaboradas con frascos de garbanzos o alubias cocidas, respectivamente, pueden estar hechas en cuestión de minutos.

Las posibilidades son infinitas. La que hoy vengo a mostraros es una sencilla ensalada de garbanzos con tomate, huevo cocido, cebolleta y pimiento.

¡Vamos con la receta!

Ingredientes de la ensalada de garbanzos (para 3/4 personas):

Ensalada de garbanzos

1 bote de garbanzos cocidos
3 huevos cocidos
2 tomates maduros
Cebolleta al gusto
Pimiento rojo o verde al gusto
Aceite de oliva virgen extra
Sal

Elaboración de la ensalada de garbanzos:

Elaboracion de la ensalada de garbanzos

Casi es atrevimiento hablar de “elaboración” en el caso de una ensalada cuyo ingrediente principal, los garbanzos, vienen cocidos. Como siempre, podemos cocerlos nosotros mismos, y aprovechar para darles sabor añadiendo a la olla ingredientes como chorizo, especias, etc.

1. Antes de nada, pondremos a cocer los tres huevos. Y una vez cocidos, los pelaremos y los trocearemos.

2. El segundo paso es abrir el bote de garbanzos, volcar el contenido en un colador grande, y lavar los garbanzos hasta que pierdan por completo el líquido de la conserva. Luego los escurriremos muy bien y los echaremos en la ensaladera.

3. Por otro lado, lavaremos la verdura y la picaremos. La piel del tomate se puede quitar, o se puede dejar. Es cuestión de gustos, aunque hay que saber que la mayor parte de las propiedades del tomate se encuentran en la piel.

4. Y por último, nos quedaría añadir la verdura y el huevo, y aliñar con abundante aceite de oliva, y sal al gusto. Si queréis, podéis enriquecer la ensalada de garbanzos con un poco de vinagre, con orégano, o con cualquier otro ingrediente que os guste.

Otras sugerencias para enriquecer la ensalada de garbanzos son, por ejemplo, hacerla con daditos de queso (fresco o semicurado), con daditos de jamón cocido, con espinacas cocidas en su punto (al estilo de la receta de espinacas con garbanzos que nos presentó mi compañera Rosana Domínguez en Semana Santa), con alcachofas, con un toque un poco más fuerte como el del chorizo, etc.

Deja un comentario

El equipo de Cocina.es

¡Conócenos! En los fogones de este blog, somos muchos los apasionados del buen comer y de la nutrición comprometidos con tus ganas de aprender y de descubrir nuevas y originales recetas de cocina. Tenemos mucho que contarte.

Usamos 'cookies' propias y de terceros para dar un mejor servicio y ofrecer publicidad personalizada a nuestros usuarios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las 'cookies'.