El blog de Recetascomidas.com

Receta: masa quebrada casera (dulce o salada)

Masa quebrada estirada para quiche

Masa quebrada estirada para quiche.

La masa quebrada es uno de esos ingredientes que muchos hemos comprado congelada por comodidad y por ahorrar tiempo, con el fin de hacer nuestras empanadas, empanadillas o “quiches”, entre otras cosas, de la forma más rápida. Pero, teniendo en cuenta que la masa quebrada precocinada es uno de los productos marcados con la “X” de las grasas trans (las hidrogenadas, las más feas del cuento), ¿de verdad pensáis que 10 minutos de nuestro tiempo se deben comprar tan caros?

Pero no sólo se tarda poco en hacer; además, la masa quebrada casera (dulce o salada, eso da igual) no tiene absolutamente ninguna dificultad como receta. Si tienes peces, tortugas, canarios o periquitos en casa, puedes enseñarles a hacer la masa quebrada, y seguro que dan la talla.

No hay que confundir la masa quebrada con el hojaldre. La masa quebrada es un preparado bastante sencillo y versátil, con el que podemos hacer muchas recetas, como las ya mencionadas.La masa quebrada no requiere fermentación, ni un amasado especial, lo cual simplifica las cosas; mientras que el hojaldre, del que hablaremos en otra ocasión, sin ser un imposible., requiere un poco más de trabajo.

Ingredientes para una lámina grande de masa quebrada casera:

200 gr. de harina de trigo (si es harina de fuerza, mejor)
100 gr. de mantequilla
1 huevo
1 pellizco de sal o azúcar

Elaboración de la masa quebrada casera

Elaboración de la masa quebrada casera.

Elaboración de la masa quebrada casera:
1. La mantequilla la habremos sacado unos minutos antes del frigorífico, para que esté blanda al empezar a mezclar.
2. Tamizar la harina en un bol y hacer un agujero en medio (tipo volcán).
3. Echar en medio la mantequilla ablandada, el huevo sin batir y la sal o el azúcar (depende de si queremos obtener una masa quebrada salada, o dulce).
4. Mezclar los ingredientes con una cuchara, y cuando estén más o menos integrados, trabajar con las manos.
5. Hacer una bola, dejarla enfriar unos 15 minutos en el refrigerador, para que adquiera consistencia y sea más fácil trabajarla.
6. Pasado ese tiempo, echar harina sobre una superficie lisa y limpia, y estirar con un rodillo hasta dejarla con el grosor que nos interese.

Una vez hecha, moldeada a vuestro gusto y rellena la masa quebrada de lo que sea, el tiempo de horneado es de 15 minutos a 150 ºC con el horno precalentado.

Puestos a hacer la masa quebrada por salud, habrá quiénes se pregunten si se puede hacer con aceite de oliva en vez de con mantequilla, una inquietud que yo mismo padecí hace tiempo, y que como de costumbre, un buen día me empujó a meter las manos en la masa. El resultado fue bueno, pero ojo, el aceite de oliva no se echa en las mismas proporciones que la mantequilla. Los 100 gr. de mantequilla (para 200 gr. de harina) que yo os recomiendo, habría que sutituirlos por una mezcla de 50 gr. de agua y 50 gr. de aceite. Y con eso sería suficiente, ya que la masa quebrada sin mantequilla, no lleva huevo.

Por salud y porque el sabor siempre es mejor, espero que después de haber visto lo fácil que es hacerla, todo el mundo se olvide a partir de ahora de comprar masa quebrada congelada. ¡Un saludo!

Usamos 'cookies' propias y de terceros para dar un mejor servicio y ofrecer publicidad personalizada a nuestros usuarios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las 'cookies'.