Recetas fáciles, trucos de cocina, consejos, nutrición y mucho más.

Polen fresco, el caviar de las flores

Hace una semana probé por primera vez polen fresco. Me lo sirvieron (agárrense) a modo de ración, como complemento de lujo del variado desayuno de un hotelito rural en el norte de Cáceres. Y digo de lujo, porque el polen fresco, del que ya había oído y leído maravillas, es un verdadero producto delicatessen tanto por su limitadísima producción, como por las enormes propiedades nutricionales que se le atribuyen. De ahí que mientras desayunaba hace una semana en este extraordinario lugar, llevándome a la boca estas pepitas medicinales increíblemente dulces de polen fresco, se me ocurriera lo de “caviar de flores” como coletilla perfecta para el merecido post que ya entonces tenía en mente.

La mágica elaboración y extracción del polen fresco.
Frente al polen seco, que sí había probado y que es relativamente fácil de encontrar, el polen fresco multifloral se elabora de forma totalmente artesanal, siendo las abejas las maestras productoras del mismo, al transportarlo en sus patas en pequeñas bolitas a las que ellas mismas dan forma con la ayuda de su saliva, y que son de un color o de otro en función del tipo de flor. Y aunque parezca increíble, los apicultores deben hacerse con estas bolas de polen antes de que las abejas las almacenen en las celdas de sus panales, lo cual logran, según he podido saber, a través de unas cajitas con una rejilla que colocan en la entrada de los panales, a las que llaman “cazapolen”.

Una vez obtenido, al polen fresco hay que “extraerle” parte de la humedad para mantenerlo en buenas condiciones, siendo en todo caso un producto bastante efímero. De hecho, tradicionalmente el polen se secaba por completo para facilitar su conservación, pero cuando se toma fresco, uno entiende por qué merecen la pena todas estas molestias.

La extraordinarias propiedades del polen.
El polen es como el esperma de las flores, y las propiedades que se le atribuyen son muchas, y todas muy buenas, excepto si se es alérgico. Al parecer, el polen es el único alimento que contiene los 22 aminoácidos esenciales, además de un variado surtido de vitaminas, minerales, oligoelementos, proteínas, etc. Por ello, se dice que el polen es un complemento alimenticio ideal que actúa como revitalizante, potenciador del sistema inmunológico, regulador del tránsito intestinal, desintoxicante del organismo, etc. Es, tal vez, el paradigma de los alimentos medicinales. Si es fresco, el polen se puede (y se debe) tomar directamente. Es un verdadero manjar. Y si es seco, se puede diluir en un líquido, en un yogur, etc. Para estar seguro de que no se es alérgico, la primera vez que se toma polen, se debe hacer en una muy pequeña dosis.

Recuerdo que Willy, el fiel amigo de Maya en la serie de dibujos animados “La abeja Maya”, devoraba su ración diaria de albóndigas de polen ante la atenta mirada de la señorita Casandra, cuando yo rondaba los 6 años de vida. Hoy sé que lo que comían Willy y la abeja Maya no eran albóndigas de carne picada rebozadas en polen en vez de en harina, como yo imaginaba, sino polen fresco, auténtico “pan de abeja”.

¿Dónde se puede comprar el polen fresco?
Aunque el polen fresco, el caviar de las flores, suele obtenerse en la mayoría de los casos en producciones muy limitadas que no permiten su comercialización, quedando en manos de familiares, amigos, vecinos y conocidos del apicultor; he sabido de varios portales de venta de comida online en los que venden polen fresco. Os dejo los enlaces:

· Polen fresco “La abeja Meli” en La abeja egipcia.
· Polen fresco “Antonio Simón” en EnterBio.

17 comentarios en esta entrada
  1. Todo lo que necesitamos nos lo da la naturaleza.
    Por desgracia el “modus operandi” actual lo que pretende es incorporar propiedades de unos alimentos en otros, de manera artificial. Y esto, aún, no se sabe los efectos (posiblemente negativos) que reporta a nuestra salud.
    Pronto huevos con aminoácidos esenciales extraídos del polen fresco. ¡O algo peor!

    Saludos.

    • ¡Repolen! ¡Qué negativo me vienes hoy…! En serio, si tienes la oportunidad, prueba a tomar polen fresco durante una temporada. Además está buenísimo, nada que ver con el seco. También se le puede echar a ensaladas, al pan en rebanadas… ¡Saludos!

  2. ¡Qué curioso!
    Ricardo eres un mago encontrando siempre algo interesante por los recodos de la gastronomía.
    A mí las abejas siempre me han sorprendido. Dicen que el cerdo es un animal del que se aprovecha todo, pero yo pienso que ese mérito también deberían llevárselo las abejas. Desde el momento en que el hombre aprendió a domesticarlas resulta sorprendente la cantidad de materiales que ha sabido extraer de ella: miel, polen, jalea real, propóleo, cera…
    Hace unos años fui de visita con mi familia a un pueblo llamada Poyales del Hoyo (tela con el nombrecito), está muy cerca de Madrigal de la Vera. Allí hay un hombre que tiene una especie de casa/aula/museo sobre las abejas, y cada cierto tiempo hace una magnífica disertación sobre el insecto, admite preguntas, da respuestas claras, es un apasionado de su trabajo. Además puedes contemplar algunos de los panales más grandes y mejor conservados de la península, donde las abejas entran y salen al exterior continuamente y él te enseña a distinguir los diferentes tipos que hay, zánganos, obreras, reinas… Por si os interesa os dejo la dirección:
    http://www.abejasdelvalle.com/ (Cuando yo fui la visita era gratuíta)

    • Muchísimas gracias por el apunte, Toni. Estoy seguro de que a mucha gente le interesará tomar nota de las señas de este peculiar museo. Coincido contigo en el elogio a las abejas. Es un insecto con un halo de misterio que siempre he respetado profundamente y que, como bien dices, nos da mucho a cambio de nada. Pero entre todos los derivados de la apicultura, el polen fresco ocupa un lugar especial por lo limitada que es la producción, por lo delicado y lo interesante del proceso, y por la textura y el sabor. Propiedades aparte, claro. ¡Un abrazo!

  3. Ricardo, me ha sorprendido enormemente este articulo. !Claro que me acuerdo de Willy y sus albóndigas de polen! Y ya por aquel entonces, viendo lo apetitosas que las encontraban nuestras amigas abejas, te entraban ganas de probarlas.!! Pero no imaginaba que eran reales!! Gracias por estos descubrimientos y por haberme hecho recordar…

    • Gracias a ti, Al. Si creciste viendo a Maya, Willy, Casandra y compañía en la tele, seguro que te pasa como a mí, y no puedes dejar de sentir en el fondo un poco de ternura por la inocencia con la que las abejas pierden sus preciadas albóndigas de polen en beneficio nuestro. Espero que sigan sin caer en la cuenta de lo que pasa, porque mira que están ricas… 🙂

    • Si te dijera que me siento halagado por tu comentario, me estaría dando injustamente por aludido del mérito de lo “bonito” e “interesante” que en realidad recae sobre todo lo que tiene que ver con la apicultura. No hacen falta palabras, el mero hecho de observar a las abejas es ya en sí mismo todo un espectáculo, y el valor de los muchos productos que nos dan trasciende lo puramente gastronómico… En todo caso, ya es un halago saber que has pasado por aquí, y que hemos conseguido tocarte la fibra sensible. Un beso. Graci-AS (las mismas palabras lo dicen) 😀

  4. Muy bueno el artículo. Pero me surgen varias dudas. La primera, es que si la única diferencia entre el polen fresco y seco es el grado de deshidratación al que se le somete, y si no se le aplican altas temperaturas o presiones, la diferencia en las propiedades, no debería ser mucha entre ambos productos… o sí???.
    También me gustaría conocer la fuente de carácter científico usada para relatar esas propiedades, me interesaría mucho consultarla.
    Me vas a permitir una puntualización, para el humano no existen 22 aminoácidos esenciales. 22 son los aminoácidos proteicos, pero esenciales son únicamente los que el organismo no puede sintetizar por sí mismo y que tienen que ser ingeridos en la dieta. Según distinta bibliografía no son más de 11 los esenciales para el humano, y existen numerosos alimentos en los que éstos aparecen, realmente se utiliza la clara de huevo como referencia en riqueza en aminoácidos y al resto se le aplica una escala que depende de ésta, además de existir combinaciones de alimentos ricas en todos los aminoácidos proteicos, como la unión de cereales y legumbres.
    Y por último, quisiera saber el valor energético de este polen fresco. Un saludo y post muy interesante.

    • Hola Rubén. Según me explicó un apicultor en las Mestas, las propiedades nutricionales del polen seco no varían demasiado con respecto a las del polen fresco, pero si un día tienes la oportunidad de tomarlo fresco, te darás cuenta de por qué merece la pena tanto esfuerzo. Claro, que luego he escuchado las razones de otro apicultor que se mostraba totalmente en contra de la recolección del polen de abeja (no olvidemos que ésta es la comida de las abejas, y que su colecta supone un importante descenso del número de abejas del panal), que me ha dejado un poco frío. Fuentes recuerdo haber estado manejando varias desde el día que pensé en escribir el artículo (además de los datos que he ido extrayendo de conversaciones con entendidos en la materia), pero sólo te puedo garantizar ahora mismo la que se encuentra enlazada en el propio post, que a su vez se nutre de otras fuentes.

      Si estás verdaderamente interesado en el tema, existe un museo de las abejas en Poyales del Hoyo (Ávila), en plena Sierra de Gredos, en el que un verdadero apasionado del tema te explica minuciosamente todo lo que tiene que ver con el trabajo con abejas, la obtención de la miel y el polen, etc.

      Un saludo y muchas gracias por tu aportación.

      • Queria hacer un Tabule para el almuerzo y termine derivado a este blog que me ha gustado bastante!

        Respecto del Polen puedo decirte que las propiedades reportadas son innumerables, ademas de lo ya dicho me gusta mucho contar y reforzar el efecto preventivo de la inflamación de la próstata, así como una sensación de de energía y disposición para el trabajo, regulando ademas el sueño.

        por otro lado el verdadero PAN DE ABEJAS lo elaboran las abejas con ese polen que llevan en las patas y ponen en los panales, realizando un proceso de ensilaje que cambia sus caracterisiticas y pone a disposicion de las abejas los nutrientes, en realidad ellas no comen polen, comen pan de abejas.
        Respecto del polen fresco se puede conservar largo tiempo si lo congelas, dentro del congelador y en un frasco de vidrio el polen se mantiene suelto, y el sabor y color los he disfrutado seis meses después.
        Afortunadamente desde donde escribo en Bogota Colombia podemos cosechar hasta 40 kilos de polen por colmena sin poner en riego su viabilidad. y por desventura de las “leyes del mercado” tenemos que venderlo seco… que no es lo mismo como bien dices!

  5. Muy buen post! si que es dificil encontrar polen fresco, ya que como decís es muy delicado, y aunque parezca contradictorio como mejor se conserva el polen fresco es en el congelador. No se queda duro, cada mañana se saca del congelador y con una cucharita se saca la cantidad deseada . La gran diferencia con el polen seco es como se deshace en la boca… y al deshacerse tan fácil se absorben mucho mejor las proteínas. Por lo que me ha dicho un apicultor, si del polen seco el cuerpo absorbe un 40% de las proteínas y nutrientes, con el polen fresco absorbe el 95%. Yo lo compro a la empresa de mieles Ecoflor. Aún no tienen venta online, pero llamando al 942778679 se pueden hacer los pedidos. Además es polen ecológico, por lo que te garantizas la calidad del polen, y que no esté contaminado.

    • Interesante, Arielkris. La duda que me entra es cuántos nutrientes se pierden en el proceso de congelación, pero está claro que la sensación en boca es mucho más agradable. Gracias por el comentario. Un saludo.

  6. COMPARTO Y RATIFICO POLEN FRESCO ¡CAVIAR DE LAS FLORES ! acabo de comprar 1 y 1/2 Kg. directamente al apicultor en Salamanca, ¡RIQUISIMO!

    • Lo malo del polen fresco es que la fecha de consumo es bastante limitada. Espero que tengas muchos amigos que no sean alérgicos al polen 🙂 Si no, ya sabes que lo puedes mantener en el refrigerador durante algunos días más. El polen seco no tiene este inconveniente, pero las propiedades no son las mismas. Un saludo, y gracias por tu comentario.

  7. hola soy ing agronomo y apicultor de toda la vida ,te cuento que consumir polen seco no es lo mismo que el polen fresco , pues en el secado se eliminan todas las sustancias que uno busca en el polen pues el calor sea controlado o no produce la destruccion de aminoacidos ,vitaminas ,antioxidantes ,bioflavonoides ,etc con esto quiero destacar que consumir polen seco no tiene ningun beneficio peus solo queda fibra el resto se elimino .por eso los europeos consumen polen fresco .les mando un saludo grande

    • Muchas gracias por la explicación. Fernand. Lástima que no sea posible consumir polen fresco durante todo el año…

Deja un comentario

El equipo de Cocina.es

¡Conócenos! En los fogones de este blog, somos muchos los apasionados del buen comer y de la nutrición comprometidos con tus ganas de aprender y de descubrir nuevas y originales recetas de cocina. Tenemos mucho que contarte.

Usamos 'cookies' propias y de terceros para dar un mejor servicio y ofrecer publicidad personalizada a nuestros usuarios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las 'cookies'.