Receta: hamburguesas de pavo light

Para lo que se come, pero también para lo que se ve, lo que se siente, lo que se toca, y hasta lo que se respira, los “omni consumidores”  solemos ser bastante simplones en nuestros juicios. Por eso hay quienes piensan que una hamburguesa, independientemente del análisis de sus componentes, por el hecho mismo de haber sido bautizada como “hamburguesa”, es comida basura; de la misma forma que una ensalada, aunque se trate de un “mesculum” de verduras desvitaminadas con una salsa industrial de queso hidrogenada y con alto contenido en grasas saturadas, es buena comida.

Hace poco os intenté demostrar que algunas ensaladas también son comida basura, así que hoy tocaba convenceros de que una hamburguesa también puede ser considerada como “hamburguesa light”, o hamburguesa saludable. Y es que en cocina y en alimentación, como en el resto de las cosas de la vida, los matices son en la mayoría de los casos tan determinantes como el concepto mismo.

Una hamburguesa de pollo light, si es de verdad es de pollo y light, se delata a la vista por el color de la carne, más rosácea que la carne de vacuno, y al primer mordisco por el sabor del pan, que debe ser casero. La receta del pan de hamburguesa casero ya está colgada en Blogcocina desde hace semanas, así como la de la mayonesa sin huevo o lactonesa, con la que sustitiremos a la mayonesa tradicional. En cuanto al ingrediente principal, la carne, al hacerlas de pavo en vez de con carne de ternera, estaremos reduciendo los aportes de calorías, grasas totales y grasas saturadas, a casi una tercera parte.

FILETE DE HAMBURGUESA DE TERNERA CLÁSICO (100 gr.)
Energía: 222 Kcal. / Grasa total: 15,4 gr. / Grasas saturadas: 6,2 gr.

FILETE DE HAMBURGUESA DE PAVO LIGHT (100 gr.)
Energía: 148 Kcal. / Grasa total: 6,4 gr. / Grasas saturadas: 1,9 gr.

Teniendo en cuesta este cuadro comparativo, siempre que el resto de ingredientes de una hamburguesa (el pan, el queso, las salsas, etc.) no descompensen en balance de grasas y de aporte calórico, podemos decir que, a pesar de ser de la misma familia, una hamburguesa de pavo tal y como yo os recomiendo que la hagáis, puede ser considerada como hamburguesa light, y no se merecería, en todo caso, el dintintivo de comida basura. Obviamente, basura sería comer esto todos los días. Pero esto, y casi cualquier cosa, ya que uno de los principales secretos de una dieta sana, es la variedad y el equilibrio.

Hamburguesas de pavo light

Ingredientes de la hamburguesa de pavo light:
80 gr. de carne de pavo picada
1 diente de ajo
Perejil
Pan rallado
1 pan de hamburguesa casero
3 rodajas finas de tomate
1 loncha de queso bajo en grasas
1 hoja de lechuga
2 pepinillos en rodajitas finas
Mayonesa sin huevo (lactonesa)
Mostaza
Ketchup

Elaboración de la hamburguesa de de pavo light:
1. Hecho el pan, hacemos el filete de hamburguesa de la siguiente manera: echamos la carne picada en un bol, añadimos el ajo y el perejil fresco picado, y añadimos pan rallado poco a poco (sin pasarse), hasta que podamos hacer una bola consistente, que no se rompa.
2. Echamos la bola en la plancha previamente engrasada, y mientras se hace la carne, la aplastamos con una espátula y le vamos dando forma.
3. Sobre el pan de hamburguesa ponemos los distintos ingredientes, de forma que el filete quede al medio, y la loncha de queso encima de éste, para que se funda.

Podemos echar la lactonesa, el ketchup y la mayonesa al componer las hamburguesas light, o bien dejar que cada uno se sirva a su gusto. Si el color de la carne de pavo no os delata, y no decís nada, nadie podrá deciros que estas hamburguesas de pavo light no son hamburgusas; o que no tienen nada que ver con las hamburguesas de toda la vida. Si embargo, poco tienen que ver en lo que al balance de grasas y calorías se refiere. ¿Qué?, ¿os he convencido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ricardo Ojalvo

Se define a través de sus recetas y artículos como un consumidor consciente y un amante de la cocina dominado por la curiosidad, comprometido con la causa de los platos fáciles, rápidos, ricos y sanos. Su pasión de eterno aprendiz es la sal de sus publicaciones, y su humor, la pimienta.

Usamos cookies para personalizar los contenidos y publicidad que ofrecemos en la web, así como obtener estadísticas y analizar el tráfico. Compartimos información acerca del uso que usted hace de nuestra web con nuestros socios de publicidad y de analítica web. Ellos pueden combinar dicha información con otros datos que usted les haya proporcionado anteriormente, o que hayan recogido de su actividad en otros servicios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las cookies.