Arroz cremoso con champiñones y granada

Hoy os voy a contar un secreto para que las recetas de arroz cremoso o risotto, os queden mucho más cremosas sin necesidad de incurrir en el uso de nata líquida. Para la cocción del arroz con champiñones y pepitas de granada que os he cocinado en esta ocasión, en vez de leche normal, he empleado leche evaporada, que al tener un porcentaje menor de agua, hace que los platos queden especialmente melosos.

Por lo demás, este arroz cremoso se haría de forma similar a la de cualquier risotto, dependiendo el resultado final, además del mencionado detalle de la leche evaporada, de los ingredientes elegidos (siempre se pueden cambiar por otros productos de temporada), y de los condimentos empleados. En el reparto de “ingredientes protagonistas”, al estar presentes los champiñones y las granadas, este arroz cremoso se convierte en una perfecta receta de otoño. Mucha atención:

Ingredientes del arroz cremoso con champiñones y granada (para 2 personas):
90 gr. de arroz
250 gr. de champiñones laminados y limpios
75 gr. de pepitas de granada
550 ml. de leche evaporada
Aceite de oliva virgen extra
100 ml. de vino blanco
1 cucharadita rasa de curry
Ajo seco molido
Ñora molida
Orégano
Sal

Elaboración del arroz cremoso con champiñones y granada:
1. Pasos previos: desgranar la granada hasta obtener dos puñaditos de pepitas; lavar y cortar los champiñones en láminas (el peso total final debe ser el indicado. También se pueden comprar laminados); y preparar el resto de ingredientes para tenerlos a mano en el momento justo.
2. En una rustidera (o paellera pequeña), calentar dos cucharadas de aceite de oliva, y rehogar los champiñones durante 5 minutos a fuego medio, con sal y 1/2 cucharadita de ajo molido seco.
3. Añadir la copa de vino, y subir el fuego. Remover hasta que el alcohol se haya evaporado.
4. Echar el arroz, y remover durante 1 minuto a fuego medio-alto.
5. Bajar el fuego a 1/3 del total, y echar la leche evaporada.
6. Añadir la cucharada de curry, una cantidad generosa de ñora molida y orégano. Remover y poner la tapadera de la cazuela, sin tapar del todo, y dejar que el arroz cremoso chapotee lentamente.
7. Pasados unos 10 minutos durante los cuales habremos removido ligeramente un par de veces, la leche evaporada se habrá convertido en una crema melosa y sabrosa, gracias a las especias.
8. Servir el arroz en los platos, y esparcir por encima las pepitas de granada (no las echéis antes, o perderán su característico color rojo).

Arroz cremoso con champiñones y granada

Si he insistido en el uso de leche evaporada y no de nata líquida, es porque la leche evaporada, a pesar de tener una consistencia similar a la de la nata, aporta menos de la mitad de las grasas saturadas de la nata o crema de leche. Reconozco que mi idilio con la leche evaporada ha empezado hace no mucho y que aún nos quedan muchos años por delante para descubrirnos el uno al otro; pero de momento, se ha ganado un hueco en mi frigorífico en detrimento de la, en mi opinión, sobrevalorada nata líquida.

Además, sin haberlo pretendido, una receta para vegetarianos me ha salido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ricardo Ojalvo

Se define a través de sus recetas y artículos como un consumidor consciente y un amante de la cocina dominado por la curiosidad, comprometido con la causa de los platos fáciles, rápidos, ricos y sanos. Su pasión de eterno aprendiz es la sal de sus publicaciones, y su humor, la pimienta.

Usamos cookies para personalizar los contenidos y publicidad que ofrecemos en la web, así como obtener estadísticas y analizar el tráfico. Compartimos información acerca del uso que usted hace de nuestra web con nuestros socios de publicidad y de analítica web. Ellos pueden combinar dicha información con otros datos que usted les haya proporcionado anteriormente, o que hayan recogido de su actividad en otros servicios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las cookies.