Receta: pulpo a la gallega

El pulpo es un marisco que tiene en enero su época de producción más boyante, y no conozco una forma más fácil y rica de prepararlo, que “a la gallega”, con aceite y pimentón. Sabiendo cocer el pulpo, hablar de receta del pulpo a la gallega puede parecer ridículo, ya que todo se reduce a saber cortar las patatas del cefalópodo, a aliñarlo y condimentarlo correctamente, y a presentarlo. Pero en la cocina, los detalles determinan el resultado de cada receta, así que hoy os relataré minuciosamente los pormenores de la elaboración del pulpo a la gallega, tal y como yo la entiendo.

Receta: Pulpo a la gallega

Pulpo a la gallega

Resumen:: Pulpo al estilo gallego, o pulpo a feira: cocido en su punto, troceado, y servido con aceite y pimentón.

Ingredientes del pulpo a la gallega:

  • 1 pulpo de entre 1000 y 1200 gr.
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimentón de la Vera dulce
  • Sal gorda

Elaboración del pulpo a la gallega:

A mí me enseñó a hacer el pulpo a la gallega un amigo a quien considero maestro de la cocina. Me recomendó cocer el pulpo en olla rápida, y así es como lo he hecho casi siempre, porque el resultado es excelente, es facilísimo, más rápido y no se ensucia nada. Sólo hay que seguir los siguientes pasos:

  1. Llenar la olla de agua, y ponerla al fuego. Esperar a que ésta entre en ebullición.
  2. Trinchar el pulpo con un tenedor grande de cocina, y sumergirlo durante 5 segundos en el agua hirviendo.
  3. Sacarlo, esperar a que el agua vuelva a hervir con fuerza, y volver a sumergir el pulpo otros 5 segundos. Acabamos de asustar al pulpo.
  4. Sacarlo de nuevo, volver a esperar a que el agua hierva, y meter el pulpo en la olla, esta vez definitivamente. Tapar la olla, y seleccionar la posición 2 (alta presión). Cuando empiece a salir vapor por la válvula, contad 10 minutos de cocción.
  5. Una vez cocido el pulpo, toca actuar con cierta pericia, para que el pulpo a la gallega llegue a la mesa, no caliente, pero tampoco demasiado frío:
  6. Poned la olla debajo del grifo de agua fría, y esperar a que ésta suelte todo el vapor antes de abrirla.
  7. Sacad el pulpo, escurridlo y cortad las patas en rodajas no muy grandes con unas tijeras, lo más rápido posible.
  8. Repartid las rodajitas de pulpo por las tablas de madera o platos, echad sal gorda, aceite de oliva virgen extra y pimentón de la Vera dulce. Servid inmediatamente en compañía de un buen pan de hogaza, y una cerveza, vino blanco o sidra.

Preparación: 10 minutos

Cocinado: 10 minutos

Raciones: 2

Veredicto: 5 Estrellas:  ★★★★★

Antes o después de hacer por primera vez vuestro pulpo a la gallega, os van a asaltar las siguientes dudas:

1. A la hora de hacer pulpo a la gallega, hay quienes siempre compran el pulpo cocido, porque piensan que es demasiado complicado hacerlo en casa. Espero haberos convencido de lo contrario, porque no creo que sea muy respetuoso con la materia prima cocer el pulpo no se sabe cuándo y refrigerarlo, para luego calentarlo en el microondas.

2. ¿Tabla de madera o plato convencional? En una verdadera pulpería o marisquería, el pulpo os lo servirán siempre en una tabla de madera. Es lo típico, aunque no todo el mundo tiene porqué tener en casa una tabla de madera. La madera ayuda a que el pulpo se mantenga a una temperatura estable, aunque tiene el inconveniente de que no resultan ser de lo más higiénicas.

3. Hacer una cama de patatas cocidas, también cortadas en rodajas, sobre la cual servir el pulpo, es también muy típico. Esto va en gustos, pero si preferís cocer el pulpo en olla normal (en vez de en olla rápida), una patata de tamaño grande os dará el punto de cocción del pulpo, echando ambas cosas al mismo tiempo.

4 ¿Que hacemos con la cabeza del pulpo? Cuando os pongáis a cortar las patas del pulpo, os daréis cuenta de que éstas son más largas que las de Sofia Loren. De hecho, del pulpo se aprovecha casi todo. La cabeza podéis trocearla para usarla en una ensalada, en una sopa de pescado, en un arroz, etc.

Por último, si decidís compartir la ración de pulpo a la gallega con vuestros amigos mientras jugáis al Scattergories y el dueño del tablero propone pulpo como animal de compañía, mi consejo es que aceptéis. Seguramente, no le falte razón.

7 comentarios en “Receta: pulpo a la gallega

  • 23 enero, 2013 a las 17:10

    Siempre le tuve miedo a la preparacion del pulpo, pero me gusta tanto comerlo!!! Con esta muy clara explicacion, creo que ahora si me voy a animar a hacerlo, gracias!!!

    Respuesta
    • 24 enero, 2013 a las 8:50

      Querida Ana, ya verás cómo la primera vez que asustes a un pulpo, se te quita el miedo por completo. A mí me pasó. Nada como asustar, para dejar de ser asustado. Gracias por pasar por Blogcocina. Un saludo.

      Respuesta
  • 24 enero, 2013 a las 17:12

    Gracias por la receta del pulpo. La probaré.

    Respuesta
  • 29 enero, 2013 a las 16:51

    Desde galicia: Viva el pulpo!!!

    Respuesta
    • 30 enero, 2013 a las 9:03

      ¡Viva, viva!

      Respuesta
  • 3 febrero, 2013 a las 0:00

    Hola. como gallego que soy, y tras varios años dedicandome a la preparación del pulpo, si me lo permites, me gustaria hacerte una pequeña puntualización. Tal como describes la receta, estás hablando de “pulpo á feira”, que es el que preparan las pulpeiras los días de feria y mercado. El pulpo a la gallega, o en caldeirada tambien llamado en mi zona, se prepara, como todas las caldeiradas, cociendo el pulpo y añadiéndola el “prebe” o “allada”.

    Respuesta
    • 9 marzo, 2013 a las 23:26

      Cierto Olegario, tienes cierta razón, pero en madrid por ejemplo le llaman pulpo a la gallega lo que nosotros llamamos pulpo “A Feira” y me temo que fuera de Galicia a esta forma de hacer el pulpo se le llama así

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ricardo Ojalvo

Se define a través de sus recetas y artículos como un consumidor consciente y un amante de la cocina dominado por la curiosidad, comprometido con la causa de los platos fáciles, rápidos, ricos y sanos. Su pasión de eterno aprendiz es la sal de sus publicaciones, y su humor, la pimienta.

Usamos cookies para personalizar los contenidos y publicidad que ofrecemos en la web, así como obtener estadísticas y analizar el tráfico. Compartimos información acerca del uso que usted hace de nuestra web con nuestros socios de publicidad y de analítica web. Ellos pueden combinar dicha información con otros datos que usted les haya proporcionado anteriormente, o que hayan recogido de su actividad en otros servicios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las cookies.