Recetas fáciles, trucos de cocina, consejos, nutrición y mucho más.

Decorar cupcakes: ¿frosting, icing o buttercream?

Decorar cupcakes sin duda es todo un arte y diferenciar y decidir en el momento si hacerlo con frosting, icing o buttercream ¡es todo un reto! Porque… ¿realmente sabemos a qué se refiere cada término?

Es cierto que en el momento en el que nos ponemos a realizar una receta de cupcakes, cuando llega la hora de adornarlos, pueden surgir ciertas dudas. ¿Los adornamos con buttercream de chocolate (que ya sólo por el nombre seguro está buenísimo) o será mejor el icing o frosting para cupcakes? ¿Es lo mismo?

Pues bien, parece ser que la única diferencia entre el frosting y el icing es su origen. Es decir, el frosting sería el término americano y el icing el inglés, pero que a fin de cuentas, ambos, se refieren a lo mismo, a un tipo de glaseado cremoso y dulce, realizado con azúcar y agua o leche (según el caso), que suele enriquecerse con mantequilla, claras de huevo, queso crema o distintos sabores y que se usa mucho para decorar cupcakes,  galletas y bizcochos. Por lo tanto, en este aspecto, podemos usar indistintamente la palabra icing y frosting.

¿Y buttercream? Pues en este caso, si hacemos la traducción literal, lo podemos definir como una crema de mantequilla, tal cual, y representa uno de los distintos tipos que existen de frosting o icing.

Así pues, a modo de resumen, podemos decir que si adornamos nuestros cupcakes con frosting o icing para cupcakes, es lo mismo y que si la base de éstos contiene un alto porcentaje de mantequilla; entonces, hablaremos de buttercream.

Otro dato a tener en cuenta es el tratamiento que se deberá dar a los cupcakes adornados con estas masas. Un cupcake adornado con un icing (o glaseado) sin queso ni nata, como es por ejemplo, un buttercream básico (que contiene mantequilla, leche, azúcar y extracto de vainilla) NO deben ser introducidos en la nevera, pues el bizcocho se nos quedaría muy seco y el buttercream muy duro. Estos cupcakes con buttercream aguantan metidos en un recipiente al vacío unos tres días sin problemas.

En el caso de que el frosting o icing para cupcakes tenga queso o nata, lo que vendría a ser un cream cheese icing (o glaseado de queso fresco o frosting de queso) tendríamos que conservarlos en la nevera, por lo que lo mejor sería intentar decorar los cupcakes el mismo día, para que el tiempo en la nevera sea el mínimo.

Espero que con todo esto os haya quedado un poco más claro la diferencia entre icing, frosting y buttercream. Y ahora, después de tanto hablar, no puedo menos que dejar la receta del buttercream de chocolate, que desde que lo mencioné no se me ha ido de la cabeza. Ahí va:

Cupcakes decorados

Buttercream de chocolate:

50 gr. de chocolate
125 gr. de mantequilla sin sal
125 gr. de icing sugar
30 gr. de leche
1 cucharadita de extracto de vainilla

Preparación:

1. En un cuenco, derretimos al baño maría el chocolate para el buttercream. Dejamos que se atempere, pero sin que llegue a endurecer.
2. Ahora, en el vaso de la batidora, ponemos la mantequilla (a temperatura ambiente) junto con el icing sugar, la leche y la vainilla.
3. Batimos todo bien hasta que nuestra mezcla adquiera un tono blanquecino.
4. Sin dejar de batir, incorporamos el chocolate (que debe estar líquido, pero no caliente) y seguimos batiendo durante al menos 2 minutos más o hasta que la masa adquiera textura.

Foto: lamantin

Artículos relacionados:
· Cookies de chocolate
· Brownies de chocolate negro
· Cómo hacer cupcakes perfectos
· Cupcakes de Navidad decorados con fondant
· La repostería made in USA conquista el mundo
· Bizcochos de naranja y mandarina

 

8 comentarios en esta entrada
    • ¡Qué ilusión oírte decir eso! Muchas gracias zaida, me alegro muchísimo que te haya sido de utilidad 😀
      Un saludo y gracias a ti por pasarte 😉

  1. Hola! Quiero saber si el Buttercream queda duro luego de ponerlo en el refrigerador? Necesito forrar una torta con pasta para forrar (Fondant) y no se que pasta colocar en el pastel para dejarlo parejo antes de forrar.

    • ¡Hola maria luz! Sí, si metes tu buttercream en la nevera te quedará duro, pues al llevar mantequilla en su masa, ésta se endurecerá con el frío. Si lo usas, puedes guardarlo en un recipiente hermético en un lugar fresco y seco y te aguantará perfectamente al menos 3 días.

      Como crema para forrar tu pastel antes de poner el fondant puedes usar perfectamente el buttercream (sin refrigerar). La receta (con o sin chocolate) que pongo en el artículo te irá bien 🙂

      Un saludo.

Deja un comentario

El equipo de Cocina.es

¡Conócenos! En los fogones de este blog, somos muchos los apasionados del buen comer y de la nutrición comprometidos con tus ganas de aprender y de descubrir nuevas y originales recetas de cocina. Tenemos mucho que contarte.

Usamos 'cookies' propias y de terceros para dar un mejor servicio y ofrecer publicidad personalizada a nuestros usuarios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las 'cookies'.