Receta: ternera a la jardinera

Carne de ternera macerada en leche para que quede tierna, acompañada de zanahorias, pimiento, champiñones, cebolla y una rica salsa. ¡Y servida en cazuelas! ¡Esto es lo que os traigo hoy! Fijaos bien en la foto de este plato de cuchara, porque la presentación de la carne ternera a la jardinera en cazuelas, es crucial para conservar todo el calor. Y es que si, como es mi caso,  lleváis mal que la comida se enfríe y tampoco sois dados a comer deprisa y corriendo para evitarlo, servir los guisos como éste en cazuelas de barro, es un viejo recurso que funciona.

Por lo demás, con esta versión de los filetes de ternera a la jardinera, si bien me he apoyado en los conceptos de la receta tradicional, he tratado de respetar al máximo todos los ingredientes, intentando que las verduras conserven sus propiedades, y que la carne quede tierna y sabrosa. Para eso, tenéis que cocinar la ternera de la siguiente forma:

Ingredientes de la ternera a la jardinera (para 2 personas):
200 gr. de filetes de ternera
2 zanahorias
1 pimiento verde
1 cebollita
150 gr. aprox. de champiñones escurridos (en frasco de cristal)
3 dientes de ajo
200 ml. de leche
1 copita de vino blanco
Aceite de oliva virgen extra
Perejil
1 cucharadita de pimentón ahumado dulce
Pimienta
500 ml. de agua
Sal

Elaboración de la ternera a la jardinera:
1. Mi primer consejo para que la carne de ternera quede tierna, es introducirla en un bol y cubrirla con leche, los dientes de ajo machacados y enteros, un buen puñadito de perejil picado y sal. Pero para eso, primero trocearemos la carne. Los trozos deben ser adecuados para llevarlos a la boca, sin que resulte incómodo. Dejaremos la carne de ternera macerar en la leche y en frío (convenientemente tapada con papel film), durante al menos un par de horas.
2. Cuando nos pongamos a cocinar, lo primero que haremos serán las verduras, así es que pelamos las zanahorias, y saneamos la cebolla, y las lavamos junto con el pimiento, lo troceamos todo, y en vez de sofreírlas, las cocemos en agua con sal, hasta que la zanahoria esté casi blanda, pero no completamente blanda.
3. Cocida la verdura, la vamos a sacar del agua con una espumadera, y la vamos a reservar en un plato. El caldo lo echamos en un cuenco.
4. En la misma cazuela, vamos a marcar la carne (sin la leche) con unas dos cucharadas de aceite de oliva. Lo suyo es remover, como si se tratara de un wok. Pasado ese tiempo, vamos a aromatizar la ternera con un poco de vino blanco, seguiremos removiendo hasta que el alcohol se evapore, y luego añadiremos el caldo de la cocción de las verduras, junto con una cucharadita de pimentón ahumado dulce. Dejaremos cocer durante unos 20 minutos, con la tapa entreabierta.
5. Pasado ese tiempo, añadiremos la zanahoria, el pimiento, la cebolla, y los champiñones escurridos y lavados.
6. Ya sólo nos quedaría dejar reposar la ternera a la jardinera durante unos minutos, antes de servir.

Cazuela de ternera a la jardinera

Obviamente, la carne la podéis acompañar de las verduras que más os gusten. Podéis echar patatas en daditos (es muy habitual), pimiento rojo y amarillo, alcachofas, judías verdes, guisantes, etc. Un poco de color, nunca viene mal. Las posibilidades son tantas a la hora de preparar esta carne, como caprichosa se despierte la jardinera en cuestión esa mañana. ¡Que aproveche!

3 comentarios en “Receta: ternera a la jardinera

  • 1 abril, 2013 a las 12:22

    Buenisimo.m encata a la jardinera.

    Respuesta
  • 3 abril, 2013 a las 11:12

    Bonita presentación, debe estar riquísimo con verduras y patatas.

    Respuesta
    • 3 abril, 2013 a las 11:15

      Hola María, muchas gracias. Lo de las cazuelas, a parte de darle un toque estético muy aparente a la receta, es un recurso fenomenal para conservar el calor del guiso mientras se come. Te lo recomiendo. ¡Un saludo! 😉

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ricardo Ojalvo

Se define a través de sus recetas y artículos como un consumidor consciente y un amante de la cocina dominado por la curiosidad, comprometido con la causa de los platos fáciles, rápidos, ricos y sanos. Su pasión de eterno aprendiz es la sal de sus publicaciones, y su humor, la pimienta.

Usamos cookies para personalizar los contenidos y publicidad que ofrecemos en la web, así como obtener estadísticas y analizar el tráfico. Compartimos información acerca del uso que usted hace de nuestra web con nuestros socios de publicidad y de analítica web. Ellos pueden combinar dicha información con otros datos que usted les haya proporcionado anteriormente, o que hayan recogido de su actividad en otros servicios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las cookies.