Receta: salpicón de gambas

El salpicón de gambas es mi versión favorita del salpicón de mariscos: una receta de verano refrescante, sabrosa, nutritiva, fácil, rápida y con sabor a mar. En realidad, es una receta elaborada a partir de una ensalada común, con las gambas como ingrediente protagonista; pero si queréis llamarlo salpicón de gambas, hay una serie de detalles que no os podéis saltar.

Estamos, tal vez, ante el summum de las recetas anti depresiones post-vacacionales, ya que un buen salpicón de gambas con marisco fresco puede ser el mejor puente de conexión entre tu cruda realidad tras la vuelta de las vacaciones, y los buenos momentos vividos hace días o semanas en el chiringuito de playa. Para que todo sea perfecto, por lo tanto, será necesario acompañar el salpicón de gambas de una cerveza bien fresca o de una sangría o tinto de verano.

Salpicón de gambas

salpicon de gambas

Ingredientes frescos perfectamente combinados, para hacer de acompañamiento ideal de unas gambas cocidas frescas.

Ingredientes:

  • 250 gr. de gambas (peladas)
  • 2 tomates para ensalada
  • 1 pimiento verde italiano
  • 1/2 pimiento rojo lamuyo
  • 1/2 cebolla
  • 2 huevos
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Vinagre de manzana
  • Sal

Elaboración:

  1. Pelar las gambas (podéis guardar las peladuras para hacer un caldo o una crema de mariscos), y cocerlas durante un minuto y medio en dos litros de agua hirviendo con sal. Retirar, escurrir y dejar enfriar.
  2. Aprovechar el agua para cocer los dos huevos durante 10 minutos. Enfriar, pelar y reservar.
  3. Lavar los tomates y picarlos en trozos del tamaño de las gambas. Lavar los pimientos y picarlos en daditos pequeños. Picar también el huevo cocido.
  4. Picar la cebolla muy finita.
  5. Mezclar todos los ingredientes del salpicón de gambas en una ensaladera, y aliñar con sal, aceite de oliva virgen extra y vinagre.
  6. Remover y dejar reposar el salpicón durante al menos media hora en un lugar fresco , antes de servirlo.

Preparación: 10 minutos

Cocinado: 12 minutos

Raciones: 4

Veredicto: 4 Estrellas:  ★★★★☆

Los detalles que hay que cuidar especialmente para que vuestro salpicón de gambas quede delicioso, son varios: la verdura (tomate, pimientos y cebolla), a ser posible, deben ser de huerta. Las gambas congeladas pueden valer para un plato en el que éstas vayan a gozar de un menor protagonismo, pero en este caso tenemos que “echar el kilo” a la hora de comprarlas. ¿Las mejoras gambas? Las blancas de Huelva, en mi humilde opinión.

Opcionalmente, el salpicón de gambas se puede enriquecer también con un puñado generoso de alcaparras, con perejil fresco o cebollino, con orégano, con unas hojas de menta, con unos piñones, etc.

Por último, dado que el salpicón de gambas se presta por naturaleza al “moje”, es importante también acompañar la ración con un buen pan casero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ricardo Ojalvo

Se define a través de sus recetas y artículos como un consumidor consciente y un amante de la cocina dominado por la curiosidad, comprometido con la causa de los platos fáciles, rápidos, ricos y sanos. Su pasión de eterno aprendiz es la sal de sus publicaciones, y su humor, la pimienta.

Usamos cookies para personalizar los contenidos y publicidad que ofrecemos en la web, así como obtener estadísticas y analizar el tráfico. Compartimos información acerca del uso que usted hace de nuestra web con nuestros socios de publicidad y de analítica web. Ellos pueden combinar dicha información con otros datos que usted les haya proporcionado anteriormente, o que hayan recogido de su actividad en otros servicios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las cookies.