Receta: pan de pasas

Partiendo de la receta del pan fácil, hace unas semanas cociné un pan de pasas casero en busca de uno de los sabores y olores que mejor recuerdo de Santiago de Compostela. Y es que el aroma a pan recién horneado de los puestos de los mercados de Santiago, sobre todo si tu primer contacto lo tienes como peregrino recién arribado, es una de las tarjetas de visita de la ciudad más seductoras que recibe el visitante, como anticipo de sus muchas virtudes gastronómicas y de todo tipo.

Si haces pan con masa madre o las recetas de pan no son, en todo caso, un secreto para ti, lo único que debes hacer es añadir pasas sultanas hidratadas a la masa para después hornear tu pan de pasas con nueces, o sin nueces, de la forma habitual. Pero si estás ante la posibilidad de hacer tu primer pan casero, la receta del pan de pasas es perfecta para engancharse al mundillo del pan.

Como aliciente, déjame que te diga que el pan que estás a punto de hacer por ti mismo no te va a exigir usar un tipo de harina o levadura especial, que no vas a necesitar amasar, que no tendrás que estirar, etc. O sea, que no te sudará la frente y, a cambio, obtendrás un señor pan de pasas como el de la foto, ideal para el desayuno o la merienda.

Pan de pasas

Un pan casero con un toque dulce y jugoso exquisito. No sabrás si es un pan o un dulce.

Ingredientes:

  • 550 gr. de harina de trigo normal
  • 350 ml. de agua
  • 200 gr. de pasas sultanas
  • 3 gr. de levadura en polvo de panadería
  • 12 gr. de sal

Pan de pasas

Elaboración:

  1. La masa del pan de pasas hay que prepararla 12 horas antes de hornear, pero es tan fácil como mezclar y guardar.
  2. Pon toda la harina mezclada con la levadura, las pasas sultanas hidratadas* y la sal en un bol; haz un agujero en medio y añade el agua de golpe.
  3. Usa una cuchara sopera para mezclar todos los ingredientes. Luego, mete las manos en la masa para mezclar bien y crear una bola de masa definitiva.
  4. Haz cuatro pliegues sucesivos pellizcando un extremo de la masa y doblándolo hacia adentro. Gira un poco cada vez. Repite este proceso un par de veces dejando pasar unos 15 minutos entre medias.
  5. Mete la bola de masa del pan de pasas en un bol limpio, tápalo con papel film, y déjala descansar 12 horas en la parte central o alta del frigorífico.
  6. Pasado ese tiempo, precalienta el horno al máximo y coloca un molde refractario pequeño en la parte de abajo lleno de agua.
  7. Mientas, coloca la bola de masa sobre la bandeja con papel de horno debajo, y haz dos cortes en la superficie con forma de “X”.
  8. Cuando el horno haya alcanzado los 240ºC, abre con cuidado de no quemarte con el vapor, e introduce la bandeja con la masa del pan de pasas en la parte central.
  9. Pasados 10 minutos, baja la temperatura a 200ºC. 25 minutos después, ya tendrás tu pan casero listo, y tu cocina invadida por un olor delicioso.* Hidratar las pasas sultanas consiste en introducirlas en agua al menos un par de horas antes de añadirlas a la masa.

Rebanada de pan con pasas

Preparación: 30 minutos

Cocinado: 40 minutos

Veredicto: 5 Estrellas:  ★★★★★

En una segunda ocasión, a mi pan de pasas le añadí también nueces, y sin variar el porcentaje del resto de ingredientes, quedó igualmente bueno. Siguiendo esta técnica, de la misma forma se pueden hacer panes de higos, de orejones, de aceitunas, etc. De la misma forma, se pueden usar diferentes tipos de harinas (de centeno, integral, etc.) con las que obtendréis resultados diferentes. ¡Que disfrutéis de vuestro pan!

Un comentario en “Receta: pan de pasas

  • 21 octubre, 2013 a las 11:16

    Me encantan los panes con cebolla, aceitunas, trocitos de chorizo… con esta receta lo tengo chupao, jejejejeje

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ricardo Ojalvo

Se define a través de sus recetas y artículos como un consumidor consciente y un amante de la cocina dominado por la curiosidad, comprometido con la causa de los platos fáciles, rápidos, ricos y sanos. Su pasión de eterno aprendiz es la sal de sus publicaciones, y su humor, la pimienta.

Usamos cookies para personalizar los contenidos y publicidad que ofrecemos en la web, así como obtener estadísticas y analizar el tráfico. Compartimos información acerca del uso que usted hace de nuestra web con nuestros socios de publicidad y de analítica web. Ellos pueden combinar dicha información con otros datos que usted les haya proporcionado anteriormente, o que hayan recogido de su actividad en otros servicios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las cookies.