Recetas fáciles, trucos de cocina, consejos, nutrición y mucho más.

Receta: espárragos gratinados

Tomad nota de este gratinado de espárragos blancos con bechamel casera, trozos de jamón york, pimientos del piquillo y queso. Es una receta fácil, deliciosa y bastante original. Además, como suele pasar con los gratinados, es un formato de receta de verduras ideal para hacer que los niños coman gustosos este tipo de alimentos aliados de nuestra salud.

Los espárragos gratinados que os presento están hechos con espárragos blancos, de forma que, al ser un producto que no requiere cocinado, la receta se simplifica enormemente. Basta con hacer la bechamel, montar el plato en un molde refractario, y gratinar en el horno. El sabor es muy suave y agradable.

Además, los espárragos gratinados son un alimento completo que cuenta con los hidratos de la bechamel, las fibras y las vitaminas de la verdura, las proteínas del jamón cocido, el calcio del queso, etc. Por tanto, podéis servir los espárragos gratinados como plato único con la seguridad de estar comiendo rico y sano. Os dejo la receta:

Espárragos gratinados

Una capa de espárragos blancos con pimientos del piquillo, otra de jamón york y pimientos, otra de bechamel, y una última de queso. Gratinamos y a comer. ¡Uuuuummmmmmmm!

Ingredientes:

  • 10 espárragos blancos gruesos
  • 100 gr. de jamón york
  • 100 gr. de queso emmental
  • 3 pimientos del piquillo
  • Salsa de soja
    Para la bechamel casera:
  • 750 ml. de leche
  • 90 gr. de harina
  • 75 gr. de aceite de oliva
  • Nuez moscada
  • Sal

Espárragos gratinados

Elaboración:

  1. Lo primero que hacemos es la bechamel. Ya sabéis: quemáis un poco la harina en el aceite de oliva, y añadís la leche a temperatura ambiente. A partir de ahí, lo que hay que hacer es aplastar los grumos con una cuchara de palo y no dejar de remover. A mitad de proceso, echáis sal y nuez moscada al gusto.
  2. Por otro lado, cortáis los espárragos blancos en trozos de unos 2 cm., los escurrís para que suelten el agua, los ponéis en el fondo de una bandeja para horno previamente engrasada, y los regáis con un chorrito de salsa de soja y alguna especia de vuestra confianza.
  3. Sobre los espárragos vamos a echar el jamón york y los pimientos del piquillo troceaditos, bien repartidos.
  4. Por encima, echamos toda la bechamel.
  5. Y por último, vamos a repartir del queso rallado por toda la superficie. Podéis usar queso emmental, o un queso semicurado rallado por vosotros mismos.
  6. Para terminar, introducimos la bandeja con los espárragos en el horno precalentado a 200ºC y gratinamos durante unos 10 minutos, aproximadamente.

Preparación: 5 minutos

Cocinado: 35 minutos

Raciones: 4

Veredicto: 5 Estrellas:  ★★★★★

Ya veis lo fácil que es. Aún así, si tenéis problemas con la bechamel o queréis hacer aún más fácil y rápida la receta de los espárragos gratinados, podéis optar por hacer una bechamel express, algo que recomiendo no haber probado aún, pero que quienes lo han hecho en mi círculo de cocinillas me han confesado que funciona. Siempre es mejor eso, que comprar la bechamel, teniendo en cuenta que éstas no estarán hechas con la más saludable de las grasas, y que a la fuerza vienen “enriquecidas” con suplementos como conservantes, aromas, etc.

Deja un comentario

El equipo de Cocina.es

¡Conócenos! En los fogones de este blog, somos muchos los apasionados del buen comer y de la nutrición comprometidos con tus ganas de aprender y de descubrir nuevas y originales recetas de cocina. Tenemos mucho que contarte.

Usamos 'cookies' propias y de terceros para dar un mejor servicio y ofrecer publicidad personalizada a nuestros usuarios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las 'cookies'.