Recetas fáciles, trucos de cocina, consejos, nutrición y mucho más.

¿Cocinar con gas o con electricidad?

¿Qué es mejor: cocinar con gas natural o con electricidad? ¿Por qué los chefs profesionales prefieren el gas? ¿Cuáles son las ventajas de cocinar con gas?

El dilema entre cocinar con  gas o hacerlo con electricidad es todo un clásico entre quienes se embarcan en la compra de su primera cocina, ya sea para uso doméstico o profesional. En este sentido, si bien el uso del gas se encuentra generalizado en el ámbito de la cocina profesional debido a las prestaciones que ofrece en cuanto al trato de la materia prima, se puede decir también que es tendencia el uso del gas para cocinar en casa no sólo por razones culinarias, sino también porque el gas natural es más barato que la electricidad a largo plazo.

Precisamente, desde hace algunas semanas Gas Natural mantiene activa una campaña de captación de nuevos clientes que cuenta con Jordi Cruz como abanderado, que utiliza como principal baza el ahorro que puede reportar el gas en la cocina (se estima que puede ser de 60 € anuales en un hogar donde se utilice el fuego de la cocina una media de 14 veces por semana). Si estáis interesados, la oferta incluye un ahorro de 200€ si se instala antes del 31 de julio, y se puede pedir presupuesto a través de este enlace:

http://bit.ly/gnfpromo

Pero aparte de los beneficios económicos, dado que el tema parece estar hoy más en boga que nunca, nos ha parecido apropiado analizar las ventajas de cocinar con gas en comparación con el sistema de cocinado tradicional con electricidad:

· Al cocinar con fuego vivo a través de gas natural, podemos regular instantáneamente el calor aplicado a la comida aumentando o disminuyendo el alcance de la llama.

· El poder calorífico a corto plazo que se obtiene con una cocina de gas, no se puede conseguir con una cocina de electricidad.

· Alcanzar una temperatura idónea en el momento preciso, permite obtener unos resultados muy satisfactorios en el caso concreto de los fritos y de la cocina a la plancha.

· Al ser fuego real, el gas proporciona a los amantes de la cocina sensaciones muy agradables más cercanas al concepto de cocina tradicional, que no transmiten los diferentes sistemas de cocina eléctrica (vitrocerámica, inducción, etc.).

· Por último, cocinar con gas nos permite utilizar un espectro de utensilios de cocina (cacerolas, cazos, sartenes, etc.) menos específicos y más baratos que los que se recomiendan para cocinas vitrocerámicas o de inducción.

Gas Natural - Jordi Cruz

 

Por su parte, las ventajas de cocinar con electricidad están más relacionadas con la limpieza y con su fácil instalación, que con las posibilidades técnicas en sí. Por eso, y porque las circunstancias marcan la conveniencia del uso de uno u otro sistema tanto a la hora de cocinar en un restaurante, como al hacerlo en casa, la mayoría de los que apuestan por usar gas natural en sus cocinas, se decantan por modelos mixtos gas-electricidad.

¿Y tú, qué prefieres para tu cocina? ¿Gas, electricidad o los dos?

2 comentarios en esta entrada
  1. Sin duda, la vitrocerámica es más limpia y si es de inyección, más rápida, pero a mi me gusta más la preparación de las comidas con gas, me saben de otra forma y se cocinan mejor.

Deja un comentario

El equipo de Cocina.es

¡Conócenos! En los fogones de este blog, somos muchos los apasionados del buen comer y de la nutrición comprometidos con tus ganas de aprender y de descubrir nuevas y originales recetas de cocina. Tenemos mucho que contarte.

Usamos 'cookies' propias y de terceros para dar un mejor servicio y ofrecer publicidad personalizada a nuestros usuarios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las 'cookies'.