Cómo hacer horchata de chufa casera

No hay nada como hacer horchata de chufa para pasar una tarde de verano en la cocina con los niños, que culmine por la noche con el sorbo dulce y refrescante de esta deliciosa leche vegetal.

Claro está que complicarse la vida elaborando un litro de horchata casera siendo muchas y variadas las marcas de esta bebida que, por un precio módico, podemos encontrar hoy en día en cualquier supermercado, es tarea de cocinillas con pedigree. Pero si -como yo- quieres pasar un rato divertido con niños en la cocina haciendo algo fácil, rico y saludable, o llevas tiempo escuchando eso de que “la horchata de chufa casera y auténtica de Valencia poco tiene que ver con la que venden envasada”, los ingredientes y la receta de la horchata no pueden ser más elementales.

Puede, de hecho, que a la hora de hacer horchata de chufa, lo que más te cueste sea encontrar las mismísimas chufas. Recuerdo que a mediados de los ochenta, un servidor y los acompañantes de un servidor solíamos llevar bolsitas de chufas al cine corriendo el riesgo de morir atragantados con las pielecillas con tal de saborear el dulce de este pequeño tubérculo. Si no vives en Valencia, para dar con ellas, pregunta en kioskos de golosinas generosos en variedades de frutos secos. Cuanto más viejuno sea el establecimiento, más posibilidades tendrás de encontrarlas.

Receta: horchata de chufa casera

Chufas, agua, canela, azúcar y unas gotitas de limón. Un par de horas en el frigorífico, ¡y lista para apagar fuegos en tu garganta!

Ingredientes:

  • 200 gr. de chufas
  • 1 l. de agua
  • 90 gr. de azúcar moreno
  • 10 gotas de limón
  • 1/2 cucharadita rasa de canela molida

chufas

Elaboración:

  1. Metemos las chufas en agua templada o caliente, y dejamos que se hinchen durante dos días enteros.
  2. Pasado ese tiempo , escurrimos las chufas y las trituramos en una licuadora con unos 200 ml. de agua y el limón durante al menos 5 minutos.
  3. El proceso más complicado consiste en colar y prensar las chufas. Yo lo hice con la ayuda de un colador, pero tuve que colar la horchata de chufa tres veces para que no quedaran posos. También podemos usar una tela fina limpia de algodón.
  4. Hecho esto, volvemos a licuar la horchata con el resto del agua, el azúcar y la canela hasta que todos los ingredientes estén integrados.
  5. Volvemos a colar la horchata, y la metemos en la parte más baja del frigorífico, hasta que esté muy fría.
  6. Servimos la horchata casera con un poco de canela en vasos con azúcar en los bordes, y una pajita.

Horchata de chufa casera

Tiempo de preparación: 25 minutos

Veredicto: ★★★★★

Aunque hoy en día hablar de horchata es referirse a la horchata de chufa, en sus orígenes, esta bebida se elaboraba con cebada, con arroz y otros cereales. También es famosa la horchata de almendras, pero aún no he tenido la oportunidad ni de hacerla ni de probarla.

En la actualidad, cuando las llamadas leches vegetales rivalizan con la leche de vaca en el mercado ante la creciente sensibilidad entre los consumidores por la búsqueda de un modelo nutricional lo más saludable posible, la horchata no participa en la pelea al gozar de la consideración de bebida refrescante, principalmente para meriendas. Para hacerlo, en todo caso, deberíamos eliminar el azúcar y sustituirla por stevia líquida.

Las propiedades de la horchata de chufa natural son muchas y muy interesantes. Fundamentalmente, destaca por ser rica en calcio, hierro, fósforo, y otros minerales, además de vitaminas que no se ven alteradas en su elaboración, al no requerir la cocción de la chufa.

Por último, quiero deciros también que con horchata casera podéis hacer uno de los polos de hielo que más me gustan. Sólo tenéis que verter la horchata de chufa en los moldes, y dejar que el congelador haga su trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ricardo Ojalvo

Se define a través de sus recetas y artículos como un consumidor consciente y un amante de la cocina dominado por la curiosidad, comprometido con la causa de los platos fáciles, rápidos, ricos y sanos. Su pasión de eterno aprendiz es la sal de sus publicaciones, y su humor, la pimienta.

Usamos cookies para personalizar los contenidos y publicidad que ofrecemos en la web, así como obtener estadísticas y analizar el tráfico. Compartimos información acerca del uso que usted hace de nuestra web con nuestros socios de publicidad y de analítica web. Ellos pueden combinar dicha información con otros datos que usted les haya proporcionado anteriormente, o que hayan recogido de su actividad en otros servicios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las cookies.