Recetas fáciles, trucos de cocina, consejos, nutrición y mucho más.

Cómo hacer cake pops de chocolate

¡Al rico cake pop de chocolate para el niño y la niña! ¿Se te ocurre una receta mejor para tener entretenidos a tus hijos una larga tarde de fin de semana?

Fue como un milagro, como si llevara toda la vida cocinando cake pops, una de esas divinas inspiraciones que tenemos las madres cuando más lo necesitamos. Cuando mi hijo de cuatro años tuvo tres decepcionantes negaciones por respuesta después de tres preguntas consecutivas (“¿hoy hay cole?, ¿hoy vamos a gimnasia?, ¿hoy toca ir a nadar?”), el cuarto interrogante (“¿qué hacemos entonces?”) activó automáticamente mi instinto materno-cocinilla y en cinco minutos ya estábamos con las manos y las manitas, respectivamente, manchadas de chocolate.

Era la primera vez que las hacía, y el resultado -a la vista está- fue muy bueno. Razón de más para asegurar que hacer estos cake pops es cosa fácil y asequible para cualquiera. Rápida no se puede decir que sea, sobre todo por los tiempos de espera entre paso y paso hasta que el chocolate solidifica, pero puedo asegurar que cumple con todos los requisitos para cocinar con niños. ¡Vamos con el paso a paso de la receta!

Cake pops de chocolate blanco y negro

Un relleno de bizcocho y queso con doble cobertura de chocolate blanco y negro. ¿Alguien se resiste a este festival repostero?

Ingredientes:

Para las bolas:

  • 1/4 kg. de bizcocho de chocolate con mantequilla (comprado, en mi caso)
  • 100 gr. de chocolate negro
  • 50 gr. de queso crema tipo Philadelphia
  • 1 cucharada de azúcar glass (opcional)

Para la cobertura:

  • 100 gr. de chocolate blanco
  • 25 gr. de chocolate negro
  • 1 cucharada de azúcar vainillada (opcional)

Para los palos:

  • 25 gr. de chocolate negro

Para los decorar:

  • Fideos de azúcar de colores (sprinkle), fideos de chocolate, bolitas de chocolate blanco y negro, etc.
  • Además, necesitaremos palos redondos de madera para brocheta.

cake pops de bizcocho

Elaboración:

  1. Desmigaja por completo el bizcocho* de chocolate en un bol.
  2. Calienta el chocolate en el microondas (o al baño María) y cuando esté deshecho, mézclalo todo bien.
  3. Echa la mitad de la mezcla en el bol del bizcocho y mezcla. A partir de ese momento, añade más poco a poco y trabaja la masa hasta que tenga la consistencia de una masa de croquetas (de manera que se pueda convertir en bolas y no se pegue en las manos más de la cuenta).
  4. Prueba la masa. Añade el azúcar glass si lo consideras necesario, y en caso contrario, continúa con el proceso.
  5. Haz las bolas del tamaño de un chupa chups y mételas 15 minutos en el congelador para que se endurezcan.
  6. A falta de un par de minutos para cumplir los 15, derrite en un cazo el chocolate negro para los palos.
  7. Saca las bolas de congelador, moja cada palo en chocolate por la punta por la que vayas a clavarlo, y pínchalo en su cake pop correspondiente por la parte plana de ésta (la que ha estado apoyada sobre la base que hayas usado).
  8. Vuelve a introducir los cake pops en el congelador durante 5 minutos más.
  9. Para cubrirlas y decorarlas, deshaz en primer lugar el chocolate blanco en un recipiente estrecho, o échalo una vez esté derretido en un vaso pequeño (tipo chupito) que te permita introducir los cake pops uno por uno y mojarlos completamente.
  10. Escúrrelos con cuidado y deja luego que se sequen en posición vertical. Procura que no se toquen entre sí.
  11. Una vez que el chocolate blanco esté solidificado, repite la operación con una mezcla del chocolate blanco restante y el chocolate negro indicado (más el azúcar vainillado, si consideras que la mezcla necesita de un toque extra de dulzor).
  12. Al final, decora cada cake pop con los toppings que tengáis.

Tiempo de preparación: 45 minutos

Tiempo de cocción: 5 minutos

Veredicto: ★★★★★

Al haber creado dos capas de chocolate (blanco debajo, y negro más blanco en la capa superior), una posibilidad bastante interesante que no intenté en mi primera experiencia con los cake pops pero que he visto hacer, consiste en raspar la capa superior con mucho cuidado con una cuchilla o con la punta de una navajita, para crear formas de cualquier tipo en blanco sobre el fondo marrón: espirales, estrellas, líneas, etc.

*En cuanto al bizcocho, podría haber usado cualquier resto de bizcocho casero o comprado, así como magdalenas, etc. El caso es conseguir la consistencia necesaria para dar forma a los cake pops, agregando una cantidad mayor o menor de crema, en función de lo que nos pida la mezcla.

Si buscas recetas en esta misma línea con una estética acorde a la época en la que nos encontramos, podrás sacar grandes ideas de los posts Recetas de Halloween para niños hechas por un niño (I) y Recetas de Halloween para niños hechas por un niño (II).

Deja un comentario

El equipo de Cocina.es

¡Conócenos! En los fogones de este blog, somos muchos los apasionados del buen comer y de la nutrición comprometidos con tus ganas de aprender y de descubrir nuevas y originales recetas de cocina. Tenemos mucho que contarte.

Usamos 'cookies' propias y de terceros para dar un mejor servicio y ofrecer publicidad personalizada a nuestros usuarios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las 'cookies'.