Recetas fáciles, trucos de cocina, consejos, nutrición y mucho más.

Recetas para microondas fáciles

¿Cuántas veces os habéis encontrado sin tiempo para preparar una comida o, mucho menos, un buen postre? Pues hoy os traigo unas recetas fáciles y rápidas para microondas. Así, podremos seguir dándole gusto a nuestro paladar incluso cuando tengamos prisa.

No tener tiempo no es un problema grave si no lo conviertes en un problema grave. Dentro de nuestra página podréis encontrar un sinfín de recetas para microondas que os podrán ayudar a salir del paso más de una vez.

Pero me he marcado como objetivo que descubráis la cocina con microondas, así que he elaborado un listado de las más rápidas y fáciles, para que ya no tengáis excusas y os pongáis a probar como locos. Son  cuatro recetas saladas y cuatro dulces. Con ellas podréis elaborar, incluso, un menú al microondas con entrantes, primer y segundo plato e, incluso, un excelente postre.

RECETAS SALADAS PARA MICROONDAS

1. Patatas con nata

Yo ya había comprobado qué bien se cocina la patata al microondas cuando vi a mi madre hacer el primer paso de la tortilla de patatas en el microondas. Es mucho más limpio y, por supuesto mucho más rápido. Así que he elegido como primera receta un plato que se hace con patatas y que es, posiblemente, el más rápido de todos los que os traigo.

También lo he puesto el primero porque sé que, cuando veáis el resultado, os va a inspirar a hacerle mil variantes. Y éste es mi gran objetivo.

2. Guiso de garbanzos

Es cierto que los garbanzos de esta receta ya están cocidos y que es tipo potaje, pero así podemos aprovechar toda la rapidez que nos ofrece el microondas y obtener un plato principal muy contundente.

3. Pimientos en ensalada

Aparte de poder ser un aperitivo o un entrante es sí mismos, estos pimientos pueden funcionar como una guarnición perfecta para cualquier plato principal. Es decir que nos puede valer para darle vidilla a una receta que nos haya quedado sosa o sin color. Y, como veréis, se hace en tan sólo diez minutos.

Pimientos en ensalsa

El color de una perfecta guarnición

4. Merluza en salsa de guisantes

Las recetas de pescado al microondas son quizás las que dan un resultado más sorprendente si lo comparamos con las recetas de pescado hervido al natural. Ya no sólo en rapidez, sino también en limpieza y, sobre todo, en resultado.

Merluza en salsa de guisantes

RECETAS DULCES PARA MICROONDAS

5. Cupcakes

Si ya me vais conociendo, no podía faltar una receta con chocolate, mi gran pasión dulce. Recientemente vi un anuncio de Dr. Oetker y su producto Mug Cake y comprendí que no debería ser muy difícil hacerlo uno mismo. Me puse a buscar y no me equivoqué. Esta receta os va a encantar.

Además, estoy más que convencido de que cuando lo probéis no sólo se va a convertir en un postre recurrente para vosotros, sino que os va a motivar para hacer más experimentos con el microondas y mi queridísimo chocolate.

Cupcake

Slot: “¡Chocolate!”

6. Tarta de queso

La tarta de queso es quizás una de las tartas con más variantes que conozco. Hay quien la hace sin huevo y hasta sin cocción. Aquí os traigo una más que os va a maravillar por su sencillez y, cómo no, por su rapidez.

7. Budín

Este budín o pudín no es el postre más rápido, pero sigue siendo fácil. Además, necesita media barra de pan y nos puede valer el que justo nos haya sobrado en la comida.

Si estáis pensando que mi proposición es hacer el postre después de comer, me leéis el pensamiento. No sería la primera vez que termino de comer y, no habiendo planeado ningún postre, me pongo a sacar boles y varillas para hacer el postre. Para esos locos casos me vienen genial todas estas rectas rápidas.

Budín

8. Flan de huevo

He dejado el flan para el final, aunque hay que reconocer que es la receta para microondas más recurrente, por lo fácil que se cuaja el huevo en este medio. Con ella obtendremos un sabor tan tradicional como un flan de huevo, con galletas en este caso, y con la rapidez que nos da el microondas.

Flan de huevo

COCINAR CON MICROONDAS

Para terminar quería hacer una pequeña reflexión sobre las bondades o perjuicios de cocinar con microondas. Aunque hace tiempo ya hablamos sobre este tema, yo quería incidir en tres aspectos  para mi artículo:

Para empezar, lo que sí puede ser perjudicial para la salud es el tipo de recipiente usado. No sólo de un modo directo, que yo creo que eso ya lo tenemos controlado y todo el mundo sabe que si mete un recipiente de metal, el microondas nos puede estallar en la cara. Hablo, sobre todo, de los recipientes de plásticos que no han sido preparados para cocinar en microondas. Es muy distinto que el recipiente aguante el calentado en el microondas a que sea apto.  Casi todos los plásticos, por ejemplo, pueden calentarse, pero algunos de ellos, los que no fueron concebidos para este fin, pueden liberan toxinas. Por eso recomiendo siempre recipientes que expresen abiertamente en su etiquetado que son apto para microondas. Lo mismo sucedería con los demás recipientes. Puede que aguanten el calor, pero a lo mejor tienen elementos usados en su acabado que no son aptos para el microondas. Comprobad el etiquetado.

En cuanto al peligro de las ondas, todo aparato en perfectas condiciones, cumple las normativas de seguridad establecidas por las instituciones que lo controlan. Por lo que no deberemos alarmarnos por las supuestas radiaciones emanadas de los microondas, ya que ha habido un organismo que se encargó de medirlas y verificar que no son perjudiciales. Creo que no deberíamos aceptar las teorías “conspiranoicas” desconfiando de estas instituciones y luego usar móviles, Wi-Fi, mandos a distancia,… un sinfín de aparatos emisores de ondas que usamos con más frecuencia que el microondas. Ojo, no condeno a nadie, sólo creo que no sería coherente. Pero si lo que te preocupa es que tu microondas tenga fugas debido al tiempo que llevas con él, hay varios métodos (y muy divertidos) para comprobarlo e incluso aparatos para ello.

Por último, en cuanto a la pérdida de nutrientes, previamente quiero decir que todo tipo de cocinado conlleva una pérdida de nutrientes. Además, no olvidemos que en el microondas, los alimentos se cocinan en su propio jugo, por lo que hay una pérdida menor de nutriente que si se realizara en medios líquidos. Incluso, en el caso de cocinar directamente productos congelados, se reduce aún más esta pérdida al ser la cocción más rápida. Lo único que hay que tener en cuenta es no excederse en el tiempo ya que, como en los demás tipos de cocinado, si se supera el tiempo óptimo, perderíamos las mejores propiedades de los alimentos, incluso su sabor.

Espero que, con estas fáciles recetas y el empeño que he puesto en su defensa, os lancéis a probar la cocina en el microondas. Además, algunas de ellas son tan rápidas que, para esos días que se está aburrido en casa sin saber qué hacer, puede matarnos el tiempo. No dejéis de comentarme si probáis alguna.

Fotos: Sarah R / Jlastras / JeffreywJuan FernándezKaren / Mover el Bigote / Chazzvid

2 comentarios en esta entrada
  1. Hola tocayo! Sin dudas, y no se si estarás de acuerdo, que el microondas es el electrodoméstico más infravalorado de nuestra cocina. Sobre todo, si tenemos en cuenta la asiduidad con que lo usamos y de inmediato lo notamos cómo nos hace falta cuando no lo tenemos. Las recetas nos han encantado, a ver si también abrimos una sección de recetas de microondas en nuestra web, y ya estamos compartiendo este artículo en facebook. Un saludo !

Deja un comentario

El equipo de Cocina.es

¡Conócenos! En los fogones de este blog, somos muchos los apasionados del buen comer y de la nutrición comprometidos con tus ganas de aprender y de descubrir nuevas y originales recetas de cocina. Tenemos mucho que contarte.

Usamos 'cookies' propias y de terceros para dar un mejor servicio y ofrecer publicidad personalizada a nuestros usuarios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las 'cookies'.