Recetas fáciles, trucos de cocina, consejos, nutrición y mucho más.

9 grandes beneficios del ajo

Desde la antigüedad, el ajo se ha venido usando como planta medicinal para tratar muchas enfermedades y dolencias.

De hecho, el padre de la medicina Hipócrates siempre recomendaba el consumo de ajo a sus pacientes y, en la actualidad, los beneficios de este potente alimento han sido probados por los últimos estudios científicos.

Veamos algunos de los beneficios del ajo para la salud:

1. Rico en nutrientes

Una ración de ajo de 28 gramos contiene un 23 % de la CDR (cantidad diaria recomendada) de manganeso, un 17 % de vitamina B6, un 15 % de vitamina C y un 6 % de selenio.

Asimismo, el ajo también contiene cantidades significativas de cobre, calcio, fósforo, potasio, hierro y vitamina B1.

28 gramos de ajo también poseen 1 gramo de fibra, 1,8 gramos de proteína, 9 gramos de carbohidratos y 42 calorías.

2. Previene el Alzheimer y la demencia

El ajo es rico en antioxidantes, unas sustancias que protegen el organismo del estrés oxidativo producido por los radicales libres, el cual contribuye al envejecimiento y daña las células.

De acuerdo con varios estudios, los suplementos de ajo aumentan las enzimas antioxidantes del cuerpo y disminuyen la oxidación en personas hipertensas.

Gracias a sus propiedades antioxidantes, más sus efectos reductores de colesterol y presión que veremos más adelante, se ha demostrado que el ajo ayuda a prevenir enfermedades cerebrales como la demencia o el Alzheimer.

3. Reduce el colesterol en sangre

Los suplementos de ajo ayudan a reducir en torno a un 10-15 % los niveles de colesterol total y colesterol LDL.

Por el contrario, no se ha encontrado que el ajo contribuya a la reducción de triglicéridos o al aumento de colesterol HDL (“el bueno”).

4. Disminuye la tensión arterial

Al parecer, el consumo de suplementos de ajo ayuda a reducir significativamente la tensión arterial en personas hipertensas.

De hecho, un estudio reveló que los efectos de ingerir dosis de 600-1500 mg. de extracto de ajo envejecido eran tan efectivos como tomar Atenolol, un fármaco diseñado para reducir la tensión.

No obstante, todos los estudios concluyen en que las dosis de ajo deben ser muy elevadas para conseguir una reducción notable de la tensión, algo así como 4 dientes de ajo al día.

5. Combate la gripe y el resfriado

En un estudio llevado a cabo durante 12 semanas se observó que los suplementos de ajo reducían en un 63 % el número de resfriados.

Asimismo, se observó que el consumo de ajo disminuía en un 70 % la duración de los síntomas del resfriado.

En otras palabras, si sueles caer enfermo con resfriados o gripe de forma muy habitual, aumentar la ingesta de ajo puede ayudarte notablemente a disminuir la frecuencia y la duración de estas dolencias.

6. Reduce la toxicidad por metales pesados

Gracias a los compuestos de azufre presentes en el ajo, este alimento puede disminuir el daño producido en el organismo por ciertos metales pesados.

Según un estudio, el ajo puede reducir hasta en un 19 % los niveles de plomo en sangre, así como otros signos clínicos de toxicidad, como la tensión arterial elevada o los dolores de cabeza.

7. Mejora la salud ósea

Varias investigaciones realizadas con roedores han probado que el ajo puede reducir la pérdida de hueso en hembras.

El ajo aumentaría los niveles de estrógenos y, de esta forma, contribuiría a prevenir la pérdida ósea en mujeres.

No obstante, es necesario demostrar su eficacia en seres humanos.

8. Aumenta el rendimiento físico

Ya en la Antigua Grecia, el ajo se usaba para minimizar la fatiga y promover la capacidad laboral de los trabajadores.

Hoy en día, los estudios confirman que el ajo puede incrementar el rendimiento físico en personas que padecen problemas cardiovasculares, aunque no se han encontrado efectos positivos en personas sanas.

9. Prolonga la vida

Visto lo visto, es muy lógico afirmar que el consumo de ajo puede prolongar la vida.

Reduce colesterol y la tensión, disminuye el riesgo de sufrir enfermedades cerebrales y combate el resfriado y la gripe comunes.

¿Habías visto alguna vez un alimento tan saludable como el ajo?
Fuente: Nutrición Sin Más

Foto: Lou Gabian

2 comentarios en esta entrada
  1. Muy buen artículo.

    Suelo echarle uno o dos dientes de ajo crudo al bocadillo de pan con aceite y tomate del desayuno. Lo hago dos o tres veces por semana y no sé si será por eso pero no me resfrío.

    Con una buena higiene bucal después y un buen colutorio no hay problemas de ningún tipo.

    Saludos

Deja un comentario

El equipo de Cocina.es

¡Conócenos! En los fogones de este blog, somos muchos los apasionados del buen comer y de la nutrición comprometidos con tus ganas de aprender y de descubrir nuevas y originales recetas de cocina. Tenemos mucho que contarte.

Usamos 'cookies' propias y de terceros para dar un mejor servicio y ofrecer publicidad personalizada a nuestros usuarios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las 'cookies'.