Sartenes de Buyer de hierro mineral B

Entre las sartenes de hierro moldeadas, las sartenes de Buyer son un verdadero referente, un clásico con el merecido apelativo de “sartenes para toda la vida” que, en sintonía con las nuevas inquietudes, permiten cocinar de forma natural, sin recubrimientos antiadherentes y, por tanto, están libres de PFOA y PTFE.

Si estás pensando en comprar sartenes de Buyer, a continuación te resumo toda la información acerca de estas verdaderas leyendas vivas del menaje, una review que culminaré con mi propia opinión de usuario de las sartenes de hierro de Buyer.

Razones para comprar sartenes de hierro

Si estás acostumbrado a cocinar con sartenes convencionales (por convencionales me refiero a las sartenes con recubrimiento de Teflon o cerámicas, de gama baja o media, que suelen vender en los grandes hipermercados), lo primero que tienes que hacer es asumir que las sartenes de hierro mineral B como las de Buyer son algo totalmente distinto a lo que conoces. Sé que es un tópico, pero seguramente no me equivoco si te digo que son algo parecido a las sartenes que usaron tus abuelas, o las madres de tus abuelas, con las ventajas de estar fabricadas con mejores materiales y a partir de modernos procesos de producción industrial, eso sí, con un toque de manufactura evidente.

Si las sartenes que habías tenido hasta ahora las habías comprado sabiendo que en un plazo relativamente corto de tiempo las tendrías que renovar, las sartenes de hierro en general te aseguran una duración de por vida. Eso, unido a un estilo de cocinado profesional caracterizado por un reparto de calor por toda la superficie y muy rápido, es seguramente lo más destacable de las sartenes de hierro. A ello, en el caso de las sartenes de Buyer, podríamos decir sin miramientos que se trata de sartenes baratas, sobre todo si tenemos en cuenta la calidad del producto.

Eso sí, como todas las cosas preciadas que tenemos, las sartenes de hierro mineral B requieren de mimos y atenciones que debes asumir en el momento de la compra. No es nada del otro mundo, pero es absolutamente imprescindible tenerlo en cuenta.

Diferencias entre sartenes de Buyer de hierro mineral B y sartenes de hierro fundido

A lo dicho anteriormente, hay que añadir que no todas las sartenes de hierro son iguales, distinguiéndose (más allá de las peculiaridades y grados de calidad que ofrece cada marca y modelo) dos tipos con sus peculiaridades: las sartenes de hierro fundido y las sartenes de hierro moldeado; es decir, sartenes elaboradas a partir de hierro fundido vertido en un molde, y sartenes fabricadas a partir de láminas de hierro que son moldeadas con la ayuda de máquinas de precisión.

Las sartenes de Buyer son sartenes de hierro moldeado, que se diferencian de las sartenes de hierro fundido en que requieren un plus de cuidados tras cada uso, pero eso te lo contaré más adelante.

En este vídeo se muestra cómo se fabrican las sartenes de hierro moldeado de Buyer. Os lo recomiendo.

¿Es necesario curar las sartenes de Buyer antes de usarlas?

La respuesta es sí; es otra de las particularidades de las sartenes de Buyer Mineral B, pero nada que ver con el proceso de curación de una sartén de acero. En todo caso, sólo hay que hacerlo la primera vez que se usa, y es tan simple como (una vez lavada con jabón y agua muy caliente), calentar una fina capa de aceite que cubra toda la superficie de la sartén y esperar a que empiece a humear.

Sartenes de Buyer

De esta forma, conseguimos que los poros del metal se cierren, algo que nuestros ojos no pueden apreciar, pero que se nota claramente al enfrentarnos al primer cocinado.

Una vez curada la sartén de hierro, hay que enjuagarla con abundante agua caliente y secarla con un paño seco o con papel de cocina.

¿Cómo lavar las sartenes de Buyer?

Si el curado hay que hacerlo sólo una vez, lavar las sartenes de Buyer es algo que hay que hacer siempre de la forma que describo a continuación. Por supuesto, no vas a poder lavar las sartenes de hierro mineral B en el lavavajillas, ni dejarlas en remojo en el fregadero, ya que acabarían oxidándose. Incluso se recomienda evitar usar los jabones líquidos comúnmente utilizados para lavar la loza.

Sartenes de Buyer

Lo ideal para limpiar las sartenes de Buyer es calentar agua en la misma sartén y frotar suavemente con una espátula de madera para eliminar los posibles restos de alimentos y de grasa, antes de lavarla con jabón de mano, enjuagarla con agua bien caliente, y secarla a conciencia.

Consejos de mantenimiento de las sartenes de hierro mineral B

Son dos los consejos de mantenimiento que no te puedes saltar si quieres que tus sartenes de Buyer Mineral B duren para siempre.

Por un lado, después de lavar la sartén, tienes que echar unas gotas en la superficie y repartirla frotando con un papel absorbente hasta engrasarla bien. Esto te llevará sólo unos segundos.

Por otro lado, es conveniente hacer un pequeño curado de mantenimiento cada cierto tiempo (cada dos o tres meses, dependiendo del uso que se le dé), que consiste en calentar a fuego vivo una cantidad de sal gruesa que cubra toda la superficie durante 1 minuto y medio.

Mi opinión personal sobre las sartenes de Buyer: ventajas e inconvenientes

A lo largo de mi vida, me he ido encontrando con muchas situaciones en las que, por recelo, por pereza o simplemente por falta de costumbre, había dejado de probar algunas cosas que, una vez probadas durante el tiempo necesario, se han convertido en imprescindibles para mí. Es el caso de las sartenes de Buyer, y os explico las razones.

Como motero apasionado que soy, siempre me han gustado las motos clásicas con una mecánica moderna, esas motos retro con lo mejor de la estética del pasado y lo mejor de la tecnología actual. Pues bien, si hay un modelo de sartenes que representen esta filosofía, sin duda son las de Buyer Mineral B.

Cuando cocino con unas de Buyer, la sensación que tengo es la de estar ante una sartén auténtica, sin alardes y sin ningún tipo de trampa. Son lo que ves, y ves que el calor se transmite muy rápido y de forma equilibrada, y que incluso te permite cocinar con el fuego apagado; ves que la sensación de delicadeza de los primeros días deriva a los pocos usos en una sensación de robustez, de producto irrompible y extremadamente duradero; también ves que la superficie ennegrece con el tiempo, síntoma de que la curación progresiva va surtiendo efecto y el poder antiadherente es cada vez mayor.

Otras ventajas (a mi juicio) de las sartenes de Buyer, aparte de lo que he dicho antes, son:

  • La posibilidad de usarlas en todo tipo de cocinas: gas, vitrocerámica, inducción, etc.
  • Es posible incluso usar las sartenes en el horno.

Sartenes de Buyer

  • Las sartenes de Buyer incorporan un sistema antiadherente a base de cera de abeja que recubre el hierro con una fina capa, que permite cocinar sin que los alimentos se peguen mientras el hierro va ganando antiadherencia a medida que se usa la sartén. Para hacer la prueba, yo cociné un huevo con una fina capa de aceite (no lo freí), y una vez hecho, pude sacar el huevo de la sartén con la ayuda de una espátula sin dificultad.
  • Al no llevar Teflon ni ningún otro sistema de antiadherencia artificial, las sartenes de Buyer están libres de PFOA y PTFE.
  • El hierro mineral que aportan las sartenes a los alimentos, puede ser considerado como un suplemento alimenticio.
  • La relación calidad-precio, es de lo mejor que conozco.
  • El peso de las sartenes de hierro de Buyer es más que razonable, teniendo en cuenta que son un 99% hierro.

Los inconvenientes que citaría son los que ya suponéis. Obviamente, a todos nos gustaría que las sartenes se limpiaran solas o que, además de ser irrompibles, fueran invulnerables a la acción del agua o de nuestro amigo el lavavajillas; pero será que mi pasión por las sartenes está degenerando, porque creo que he llegado a cogerle gusto a esto de mimar la superficie de mis de Buyer después de cada uso secándolas y engrasándolas con un poco de aceite de oliva, hasta el punto de que disfruto haciéndolo.

Es obvio que si las sartenes de Buyer no requirieran ningún cuidado, estaríamos hablando de las sartenes perfectas, sin lugar a dudas. Y es que no hay prácticamente nada que dure toda la vida que no exija al menos un poco de mimo cada día. No obstante, en un mundo como éste en el que todo parece ser fabricado con una fecha de caducidad intencionadamente impuesta, las sartenes de Buyer nos dan al menos la posibilidad de zafarnos de la obsolescencia programada con los cuidados de los que ya os he hablado. Poca cosa, en mi opinión.

Está claro que para gustos, hay sartenes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ricardo Ojalvo

Se define a través de sus recetas y artículos como un consumidor consciente y un amante de la cocina dominado por la curiosidad, comprometido con la causa de los platos fáciles, rápidos, ricos y sanos. Su pasión de eterno aprendiz es la sal de sus publicaciones, y su humor, la pimienta.

Usamos cookies para personalizar los contenidos y publicidad que ofrecemos en la web, así como obtener estadísticas y analizar el tráfico. Compartimos información acerca del uso que usted hace de nuestra web con nuestros socios de publicidad y de analítica web. Ellos pueden combinar dicha información con otros datos que usted les haya proporcionado anteriormente, o que hayan recogido de su actividad en otros servicios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las cookies.