Recetas fáciles, trucos de cocina, consejos, nutrición y mucho más.

¿Qué es el Xilitol?

Conocido como el azúcar de los chicles sin azúcar, el Xilitol es un edulcorante natural con buenas propiedades para la salud, una alternativa al azúcar común que cada vez se encuentra presente en más alimentos y en otro tipos de preparados que pueden sorprenderte.

¿Cómo descubrí el Xilitol?

Antes de nada tengo que comentaros que yo descubrí el Xilitol viendo la receta de Flan de Tofu y Chocolate del blog de María Martínez y despertó mi interés.

Ella decía en el vídeo de la receta que el Xilitol sabía realmente como el azúcar (algo que no he encontrado en otros “sustitutos del azúcar” como por ejemplo la Stevia, cuyo regusto amargo hizo que dejara de usarla).

Indicaba que aportaba un gusto dulce y un frescor a las preparaciones muy agradable, además de que podía usarse tanto en preparaciones sin cocinado como en recetas a las que se les ha de aportar calor (fuego, horno o microondas)… Y lo que más me gustó, es un edulcorante natural con un muy bajo poder glucémico y que no daña a los dientes. Todo ello despertó mi interés y comencé a investigar.

¿De dónde procede el Xilitol?

El Xilitol está presente en algunas frutas e incluso nuestro organismo lo produce de forma natural. Hoy en día el Xilitol suele obtenerse de plantas como el abedul, algunos otros árboles de madera dura y ciertos tipos de vegetación fibrosa (esto me gustó aún más y decidí seguir investigando).

Procedencia del Xilitol

¿Qué propiedades tiene el Xilitol?

Con un poder edulcorante igual al del azúcar y con el sabor más parecido a esta que yo he encontrado en un edulcorante, el Xilitol tiene un tercio menos de calorías.

Además, algo que me encantó, es que no daña el esmalte de los dientes, es más, estudios indican que es bueno para repararlo y que combate la formación de placa dental. El Xilitol lleva usándose como “pasta de dientes” en los comedores escolares de algunos países escandinavos para que los niños mantengan su higiene bucal perfecta después de comer, desde hace mas de treinta años.

Gracias a este poder sobre los normalmente maltratados dientes, el Xilitol hoy en día está presente en chicles sin azúcar de todo tipo, en gomitas dulces y muchos tipos de golosinas duras.

Propiedades del Xilitol

Pero no sólo el mundo de las golosinas se está llenando de este edulcorante, productos farmacéuticos como pastillas para la garganta, suplementos de vitaminas o jarabes para la tos, y de salud bucal como pastas de dientes y enjuagues bucales, están siendo dotados de un sabor más dulce gracias a su poder endulzante y sus propiedades para los dientes.

Algo más que me encantó del Xilitol, es que puede ser usado por diabéticos, ya que, al contrario del azúcar, el Xilitol se absorbe lentamente y por ello no hay riesgo de tener picos de subida de glucosa en sangre después de su ingesta. Además no necesita de insulina para su metabolización, por lo que a priori parece el aliado perfecto para las personas con esta enfermedad. Eso sí, si eres una persona que sufre diabetes consulta con tu médico antes de incorporar el Xilitol a tu dieta, no la vayamos a liar.

Estudios más recientes le aportan el Xilitol propiedades adelgazantes (que no sé si creer, pues ahora todo lo que se quiere vender no hay más que decir que adelgaza para que se venda, pero bueno, yo os lo digo) y una propiedad que también me parece muy interesante, y es que ayuda a fijar el calcio en los huesos combatiendo así la osteoporosis.

Mi experiencia con el Xilitol

Todo lo anterior me llevó a buscar el Xilitol en los herbolarios de mi ciudad. Tengo que decir que me costó ir a tres para encontrarlo, pero lo encontré.

Una vez en casa pude ver que el Xilitol tiene el aspecto del azúcar glass a simple vista. Al probarlo realmente sabe dulce, sabe bien y la sensación de frescor que María Martínez indicaba en su blog, es real y curiosa.

Yo lo usé para endulzar mi café de las mañanas y puedo decir que el sabor es delicioso y que no se echa nada de menos el azúcar, y eso que a mi me gusta el café bien dulce. Se deshace perfecta y rápidamente en frío y el sabor es prácticamente igual al de azúcar blanca común.

Magdalenas con Xilitol

Lo usé también como sustituto del azúcar en estas Magdalenas con nueces y puedo garantizar que el resultado fue estupendo y el azúcar no se echó para nada en falta. Además, como endulza lo mismo que el azúcar, no hay que andar haciendo cálculos; 100 gramos de azúcar son sustituidos por 100 gramos de Xilitol sin tener que pensar mucho ni andar haciendo cuentas que en muchos casos son bastante raras al usar otros edulcorantes.

La parte negativa del Xilitol

La paste negativa (pues todo tiene que tener su punto negativo, qué le vamos a hacer) es su alto precio. El precio del medio kilo de Xilitol me costó algo más de 10€, frente a menos de 1€ del kilo de azúcar blanca normal estamos hablando de una diferencia bastante considerable.

Al usar yo en mis magdalenas 100 gr. de Xilitol, el coste del edulcorante fue de más de 2€. Si hubiera usado azúcar blanca el coste de darles el toque dulce hubiera sido de pocos céntimos.

Es evidente que cuando se habla de salud poner por delante el precio es bastante “feo y triste”, pero soy consciente que muchas personas nunca usaran Xilitol por esta razón, ya sea por que no puedan pagarlo o por que no quieran pagarlo.

Xilitol

Yo tengo que admitir que no lo he vuelto a comprar, no por que no me gustara (me encantó) si no porque el acceso al azúcar es tan sencillo y rápido que realmente no lo pienso, necesito azúcar, pues la compro.

Eso sí, intentaré tenerlo en casa para la próxima receta dulce que haga con y para mis hijos, ya que sí que para ellos es una gran solución al increíble exceso de azúcar que les damos hoy en día en su alimentación diaria y que creo que es la principal causa del aumento enorme de la diabetes en niños y adultos a edades tempranas.

¿Y tú, te animas a introducir el Xilitol en tu dieta?

Fotos: I Believe I Can Fry, Andrés Nieto PorrasPlumerio Pipichasetringita, Kristen

Deja un comentario

El equipo de Cocina.es

¡Conócenos! En los fogones de este blog, somos muchos los apasionados del buen comer y de la nutrición comprometidos con tus ganas de aprender y de descubrir nuevas y originales recetas de cocina. Tenemos mucho que contarte.

Usamos 'cookies' propias y de terceros para dar un mejor servicio y ofrecer publicidad personalizada a nuestros usuarios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las 'cookies'.