Recetas fáciles, trucos de cocina, consejos, nutrición y mucho más.

Receta: tabbouleh, taboulé o tabulé

 

De origen libanés, el tabbouleh, taboulé o tabulé, es hoy en día un plato internacional, una refrescante ensalada en la que el protagonismo lo tienen el perejil y la menta, y que a mí me gusta mucho porque se prepara en muy poco tiempo cuando llegas a casa cansada del trabajo.

No se me dan bien las plantas, se me mueren (o las mato) todas y por eso no tengo macetas de hierbas en casa, sino que tengo que comprarlas en el mercado. Últimamente, me molesta mucho que sólo encuentro enormes manojos de perejil o hierbabuena y no hay manera de comprar unidades más pequeñas. Cuando vives solo, o en una familia de dos, encuentras muy a menudo este problema: tenemos que comprar demasiado de casi todo. Nos hemos acostumbrado a que los alimentos vengan preparados en unidades indivisibles, a que nos los vendan en envases de x peso o de x unidades, listos para ser usados por una familia media. ¿Pero qué es una familia media? Y más aún, ¿por qué (sea cual sea el tamaño de mi familia) no puedo llevarme solo un poco de algo? Obviamente, sé que las respuestas son muy sencillas desde el punto de vista de los productores, pero ¿qué hay del consumidor?, y ¿qué hay de toda esa comida que se acaba estropeando antes de que nos de tiempo a usarla? Claro, pero eso no importa porque así iremos de nuevo a comprar más, y ellos nos venden más de lo que necesitamos las dos veces. Sí, sé que en las tiendas tradicionales y en muchos supermercados, la fruta y la verdura puede comprarse al peso, pero ni siempre, ni todo, ni en todas partes.

El caso es que me gusta comer tabulé, así que en cuanto los tomates empiezan a mejorar (de esto hablaremos otro día, porque realmente lo de los tomates es una pena), compro mi manojo de perejil, mi manojo de hierbabuena, y como tabule a diario hasta que se me acaban las hierbas. Soy así de cansina, si algo me gusta, me gusta.

Ensalada Tabule

Ingredientes para 2 personas
1/2 taza de cuscús (el tabulé original se hace con bulgur, aunque yo lo que siempre le pongo es couscous)
1/2 taza de agua
1 buen puñado de hojas de perejil fresco
1 puñadito de hojas de menta o hierbabuena fresca
1 tomate maduro pero terso
1/4 de cebolla o una cebolleta fresca
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
2 cucharadas de zumo de limón (hoy lo que yo tenía eran limas)
Sal y pimienta al gusto

Paso a paso de la receta de tabulé

Elaboración del tabbouleh:
1. Preparar el couscous siguiendo las instrucciones del fabricante. Yo siempre lo hago de esta manera: pongo a hervir el agua con una cucharadita de sal, añado el couscous, remuevo, le pongo una tapadera y apago el fuego. Lo dejo reposar mientras preparo el resto de ingredientes.

2. Preparar las verduras. Lavar el tomate y cortarlo en daditos. Cortar la cebolla en daditos. Lavar, secar, y picar las hierbas. Exprimir el limón.

3. Con la ayuda de un tenedor, separar los granos de cuscús, y poner todos los ingredientes en un bol. Añadir el aceite, el zumo de limón, la sal y la pimienta. Mezclar bien todos los ingredientes. Servir.

Esta receta funciona muy bien “a ojímetro”, pero si tienes dudas de cuántas hierbas poner, piensa que nunca hay demasiado perejil en un plato de taboulé. Yo normalmente pongo lo que cabe en mi mano de hojas de perejil bien prensadas, sin tallos, y suelo poner más o menos la mitad de hierbabuena, pero tú puedes ponerlas a tu gusto.

En aproximadamente 10 minutos tienes listo tu tabbouleh y puedes servirlo como plato único si quieres hacer una comida ligera o como acompañamiento de carnes y pescados.

Mañana volveré a comer tabbouleh, taboulé, o tabule porque me quedan hierbas, y quizás también pasado mañana…

6 comentarios en esta entrada
  1. Pues cuidadito con hincarle el diente al monitor, que además de doler, he oído que no es bueno de noche para las digestiones 🙂 A mí me encanta lo sencillo y exótico del tabulé. Perfecto como receta veraniega, porque tampoco requiere pasar demasiado tiempo entre fogones en la cocina.

  2. Para q tus hiervas duren más tiempo, cuando las lleves de la tienda sacalas de la bolsa o empaque y cubrelas bien con papel toalla y guardalas en la nevera. Se mantienen frescas por semanas 😉

Deja un comentario

El equipo de Cocina.es

¡Conócenos! En los fogones de este blog, somos muchos los apasionados del buen comer y de la nutrición comprometidos con tus ganas de aprender y de descubrir nuevas y originales recetas de cocina. Tenemos mucho que contarte.

Usamos 'cookies' propias y de terceros para dar un mejor servicio y ofrecer publicidad personalizada a nuestros usuarios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las 'cookies'.