Recetas fáciles, trucos de cocina, consejos, nutrición y mucho más.

Receta: calabacín, patata y tomate casero


Otro fin de semana y otra vez hay que hacer comidas para mi niño… De nuevo hay que pensar algo que él pueda comer  y que, al mismo tiempo, podamos comer los adultos (porque desde luego prefiero pasar mi tiempo jugando con mi niño, que estarme todo el día en la cocina ;D).

Quería hacerle algo distinto, ya que poco a poco hay que ir metiéndole alimentos con sabores y texturas diferentes, pero que fuera nutritivo y que fuera el acompañamiento perfecto para un filete de lomo de cerdo a la plancha.

De pronto recordé que hace como un mes o así, hice un montón de tomate frito casero (ya lo haré otro día de nuevo y colgaré la receta, lo prometo) y tenía aún un bote congelado; así que decidí sacarlo del congelador y acompañarlo de patata y calabacín. ¡Echadle un vistazo al resultado!

Receta de calabacín y patatas con tomate

Ingredientes para 4 personas:
4 patatas medianas
½ calabacín mediano
300 gr. de tomate frito casero
Aceite de oliva
Sal
1 vaso de agua

Elaboración:
El proceso de elaboración es sencillo, ya que lo más complicado de hacer es el tomate frito, y ese ya lo tenía.

Pelamos las patatas (si son nuevas no es necesario ni eso) y lavamos bien el calabacín. Si el calabacín tiene la piel muy dura, lo pelamos también.

Cortamos en cuadrados iguales el calabacín y las patatas, como de unos 2 centímetros de lado.

Echamos los dados en un bol de cristal (apto para microondas), lo rociamos con un poco de aceite y una mini pizca de sal, lo removemos y lo metemos en el microondas 10 minutos a potencia máxima.

Durante la cocción debemos remover el contenido del bol en los siguientes intervalos: a los 4 minutos, a los 3 y a los 2. Luego dejamos pasar el minuto restante y lo sacamos del microondas (cuidado, quema muchísimo).

Mientras se cuecen las patatas y el calabacín, echamos el tomate en una cazuela lo suficientemente grande para que quepa bien todo el contenido.

Añadimos el agua al tomate, y removemos.

Añadimos las patatas y el calabacín, y dejamos que terminen de cocer y que el tomate espese (debería quedar sin agua para que estuviera bien cocido). Una vez que el agua se ha evaporado por completo, servimos y a comer. Es ideal para comerlo frío o caliente, como plato principal o como guarnición.

P.D. Sé que muchos pensaréis que esto no es una receta de cocina, pero creo que para las madres y los padres, recetas de este tipo son toda una ayuda. Además, para las personas que empiezan a cocinar, recetas sencillas como éstas, les hacen entrar en la cocina y llegar a ser grandes cocineros… Ánimo a los padres/madres y a los novatos/as.

5 comentarios en esta entrada
    • Gracias Ricardo… eso sí, deja que el tomate quede bien bien cocido y sin nada de agua, es como queda delicioso.

  1. Señorita dejame decirte que esa sopa se ve super deliciosa!!! A mi hija de 7 años le encantan las sopas, las cremas, todo lo que sea de tomar con cucharita. Por favor enseñanos como hacer el tomate frito. Otra cosita, calabazon es lo mismo que calabaza o squash? Vivo en Orlando, fl y no se como conseguirlo. Muchas gracias por tus ricos platos. Bendiciones y Hasta pronto

Deja un comentario

El equipo de Cocina.es

¡Conócenos! En los fogones de este blog, somos muchos los apasionados del buen comer y de la nutrición comprometidos con tus ganas de aprender y de descubrir nuevas y originales recetas de cocina. Tenemos mucho que contarte.

Usamos 'cookies' propias y de terceros para dar un mejor servicio y ofrecer publicidad personalizada a nuestros usuarios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las 'cookies'.