Recetas fáciles, trucos de cocina, consejos, nutrición y mucho más.

Cómo hacer bebidas isotónicas caseras

Bote de Aquarius vacío, en medio de la carretera

Las bebidas isotónicas son cada vez más consumidas, no sólo por deportistas, sino también en el ámbito doméstico. Desde su aparición masiva en el mercado hace unos diez o quince años, se han ido multiplicando las marcas y los sabores de este tipo de reconstituyentes. El fin principal de las bebidas isotónicas es el de hidratar el organismo, fundamentalmente en épocas de especial sudoración como el verano, o con motivo de la realización de ejercicio físico fuerte o moderado.

En los primeros anuncios de una de las bebidas isotónicas más populares en la actualidad, Aquarius -de Coca Cola-, se hace alusión precisamente al sorprendente consumo de estas bebidas como refresco, superando las previsiones de venta de la propia empresa. Este hecho podría explicarse por la influencia que la publicidad misma tiene en la sociedad, por la trascendencia que tiene en la actualidad todo lo relacionado con el deporte de elite y con el comportamiento de los deportistas, así como por la insistencia con la que, sobre todo en los meses de verano, se recomienda lograr una correcta hidratación. Los propios médicos recomiendan el consumo de bebidas isotónicas si se sufren diarreas, vómitos, u otros males que pudieran incidir en la deshidratación del organismo.

También ha habido, hay y habrá detractores de este tipo de bebidas, como el investigador Brian Timmons, quien en un estudio reciente defiende el consumo de leche frente al de bebidas isotónicas, sobre todo en la dieta de los niños, debido a su mayor aporte de proteínas, carbohidratos, calcio y electrólitos. Los profesionales de la salud dental, por su parte, advierten también de los riesgos que tiene para la conservación del esmalte de los dientes, la ingesta excesiva de bebidas ácidas, como las bebidas isotónicas.

En cualquier caso, si eres deportista habitual, si sueles sudar más de lo normal, si acabas de sufrir un proceso gripal con diarreas, vómitos, etc.; beber bebidas isotónicas de forma razonable es algo siempre recomendable, pues te ayudará a asimilar el agua y a mantener el organismo hidratado. Y dado que, en ocasiones, las bebidas isotónicas del mercado contienen demasiados colorantes y aromas artificiales, tal vez te interese elaborar tu propia bebida isotónica casera. En ese caso, necesitarás diluir en 1 litro de agua los siguientes ingredientes:

– 4 cucharadas colmadas de azúcar.
– Media cucharada de bicarbonato sódico.
– Media cucharada de sal.
– El zumo de un limón.

Foto: FaceMePLS

3 comentarios en esta entrada

Deja un comentario

El equipo de Cocina.es

¡Conócenos! En los fogones de este blog, somos muchos los apasionados del buen comer y de la nutrición comprometidos con tus ganas de aprender y de descubrir nuevas y originales recetas de cocina. Tenemos mucho que contarte.

Usamos 'cookies' propias y de terceros para dar un mejor servicio y ofrecer publicidad personalizada a nuestros usuarios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las 'cookies'.