Receta: crema de champiñones

El día que hice los champiñones rellenos, guardé dos ejemplares de tamaño considerable que me valieron para, esa misma tarde, hacer una crema de champiñones siguiendo los dictámenes de la más absoluta improvisación.

Me dejé llevar, pero si hoy estoy aquí para contarlo es porque el resultado convenció, y mucho. Desde entonces, muchas veces he sido forzado bajo amenazas de todo tipo a hacer la crema de champiñones.

Y es que yo no sé qué tienen los champiñones, más allá de sus propiedades, que si los tratas con mimo, te devuelven el cumplido con creces en forma de delicioso bocado (o sorbo, como en este caso).

Por tanto, partimos de la base de que la crema de champiñones que os presento hoy es toda una delicia, según el criterio de la exigente crítica gastronómica con la que comparto mantel; pero es que, además, la receta es muy fácil, y tiene la ventaja de que podéis hacer de más para congelar el resto para ocasiones futuras.

A continuación, os hablo de los ingredientes y del proceso de elaboración de la receta de la crema de champiñones para cuatro raciones generosas.

Ingredientes de la receta de champiñones para 4 raciones:

Crema de champinones
350 gr. de champiñones (peso de los champiñones ya cortados)
1 cebolla
1 diente de ajo
2 rebanadas de pan de hogaza
1 l. de caldo de pollo
Aceite de oliva
Perejil fresco
Pimentón
Sal

Crema de champiñones: proceso de elaboración
Crema de champiñones: proceso de elaboración.

Proceso de elaboración de la crema de champiñones:
1. En una cazuela, echar un chorro generoso de aceite de oliva y calentar. Echar la cebolla picada (para evitar disgustos y llantos innecesarios, yo lo hago con la picadora) y el ajo laminado, y sofreír durante 10 minutos a fuego lento.
2. Añadir a la cazuela los champiñones cortados en láminas y bien limpios, y mantener a fuego lento otros 5 minutos sin dejar de remover.
3. Echar el caldo y las rebanadas de pan tostado, y subir el fuego hasta la mitad. Rectificar de sal, y espolvorear pimentón dulce. Dejar la crema de champiñones chapotear durante 10 minutos.
4. Pasar la batidora y triturar el contenido de la cazuela. Dejar reposar y servir bien caliente. Decorar los platos con una rama de perejil fresco.

Crema de champiñones: triturado y reposo en cazuela
Crema de champiñones: triturado y reposo en cazuela.

En la receta de la crema de champiñones, la cantidad de caldo que añadáis va a determinar el espesor final de la misma. Si después de hecha, una vez triturada, veis que la crema de champiñones os queda demasiado densa, no tenéis más que añadir un poco de caldo. Si os queda demasiado fluida, podéis echar un poco más de pan y volver a triturar.

Por último, aunque esto no haría falta decirlo, los vegetarianos pueden sustituir el caldo de pollo por el agua resultante de haber cocido alguna verdura. Ya sabéis que en cocina, no se tira nada. O casi anda.

4 comentarios en “Receta: crema de champiñones

  • 19 abril, 2012 a las 20:17

    Muy buena pinta la receta, esas cremas solo las había probado de lata (que no están mal) pero creo que va siendo hora de probar una de verdad. Incluso podría usarse como salsa para alguna carne, me gusta me gusta, gracias por la receta!

    Respuesta
    • 20 abril, 2012 a las 8:46

      Gracias a ti por tu comentario. No lo he probado la crema de champiñones como salsa, pero dándole el puntito de espesor adecuado, seguro que es un a buena idea con determinadas carnes. Un saludo.

      Respuesta
  • 20 abril, 2012 a las 9:15

    ummm, solo por los ingredientes que lleva, esta crema debe estar deliciosa, esta misma noche voy a probar a hacerla, ya te contaré que tal me sale… Gracias por compartir la receta.

    Respuesta
    • 20 abril, 2012 a las 10:16

      Muchas gracias a ti. ¡Buen provecho! 😉

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ricardo Ojalvo

Se define a través de sus recetas y artículos como un consumidor consciente y un amante de la cocina dominado por la curiosidad, comprometido con la causa de los platos fáciles, rápidos, ricos y sanos. Su pasión de eterno aprendiz es la sal de sus publicaciones, y su humor, la pimienta.

Usamos cookies para personalizar los contenidos y publicidad que ofrecemos en la web, así como obtener estadísticas y analizar el tráfico. Compartimos información acerca del uso que usted hace de nuestra web con nuestros socios de publicidad y de analítica web. Ellos pueden combinar dicha información con otros datos que usted les haya proporcionado anteriormente, o que hayan recogido de su actividad en otros servicios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las cookies.