Receta: masa para pizza

Hay muchas razones para hacer masa para pizza, y evitar comprar masas de pizza precocinadas. La primera es que, frente a las compradas, la casera está libre de cochinadas. Harina, levadura, aceite de oliva, agua y un poco de sal, son los únicos ingredientes que necesitaremos. La segunda, es que el sabor no tiene parangón (esto no me lo rebate ni Kiko Matamoros).  La tercera, que hacer masas engancha; si es vuestra primera vez, veréis que el proceso tiene un punto místico basado en la incapacidad de la mente humana de asimilar la obtención de una masa a partir de una mezcla tan elemental. Es como ver volar aviones sobre nuestras cabezas: lo aceptamos, pero no lo entenderemos nunca. Y por último, hacer una masa para pizza casera es tan fácil y rápido, que ni el mismísimo Usain Bolt tardaría menos en bajar al “súper” y comprar una satánica masa congelada.

Sí, seguro que sois muchos los que me advertís que ya hablé de la elaboración de esta masa para pizza a raíz de la receta de la pizza casera, pero también es mucha la gente que me pregunta por la receta de la masa de forma aislada. Tanta, que he tenido que dedicarle un artículo a ella solita bajo coacción.

Receta: Masa para pizza

Una masa para pizza casera, más rica y sana que las masas precocinadas, que tendrás lista en muy poco tiempo, y con poco esfuerzo

Ingredientes de una masa para pizza:

  • 220 gr. de harina
  • 130 gr. de agua
  • 12 gr. de levadura seca de panadería
  • 12 gr. de aceite de oliva
  • 1 pellizco de sal

bola de masa para pizza

Elaboración de la masa para pizza:

  1. Poner el agua a calentar con un pellizco de sal, y disolver la levadura en ella.
  2. En un bol grande, tamizar la harina y hacer un agujero en medio.
  3. Cuando el agua empiece a soltar vapor, echarla en el agujero de la harina. Añadir también el aceite.
  4. Poner el horno a calentar a 50ºC.
  5. Mezclar todos los ingredientes hasta formar una bola, pasarla a la encimera previamente enharinada. Amasar doblando los bordes hacia adentro como se ve en la foto, durante 10 minutos.
  6. Hacer una bola con la masa, meterla en un bol limpio, e introducirla en el horno a 50 ºC hasta que doble su tamaño (es un truco para forzar la fermentación que os ahorrará mucho tiempo).
  7. Sacar la masa del horno, y subir la temperatura de éste a 240ºC para que se vaya calentando.
  8. Amasar de nuevo durante 5 minutos más.
  9. Estirar la masa aplastando con la base de la muñeca, y presionando en los bordes con las yemas de los dedos.
  10. Colocar los ingredientes, y meter en el horno durante unos 10 ó 12 minutos a 240ºC.

Masa para pizza casera

Preparación: 25 minutos

Raciones: 4

Veredicto: ★★★★

Masa para pizza

Relacionado con el carácter adictivo de la elaboración casera de las masas de pizzas, y de cualquier otro tipo de masa, está el hecho de ir afinando en la receta poco a poco, mejorándola y dándole nuestro toque con el paso de las masas. Lo que está claro es que, si seguís el paso a paso, tendréis una masa rica con sabor a pan casero que servirá de base perfecta para vuestra combinación de ingredientes ideal en una pizza.

8 comentarios en “Receta: masa para pizza

  • 14 noviembre, 2012 a las 18:10

    Gracias Ricardo, por compartir el secreto de la masa con nosotros. Por cierto, el truco para ahorrarnos el tiempo de fermentar no lo conocía, me parece muy buena idea. 😉

    Respuesta
    • 14 noviembre, 2012 a las 20:55

      En realidad, el secreto de “la masa” consiste en que si se le enfada mucho, pero mucho, mucho, no dobla su tamaño, sino que más bien lo multiplica por 10 al mismo tiempo que adquiere un color verde capaz de infundir pavor al mismísimo Spiderman… 😛

      Respuesta
  • 20 noviembre, 2012 a las 11:51

    Muy bueno el truco de la masa (el de la pizza) tengo intencion de poner una receta de pizza en mi incipiente blog cocina contada, y desvelaré el secreto haciendo referencia a tu blog. Gracias!

    Respuesta
  • 23 noviembre, 2012 a las 16:16

    Con lo que me gustan las pizzas y cocinas… la probaré! 🙂 gracias

    Respuesta
  • 26 noviembre, 2012 a las 21:26

    Buenas! Una receta muuy práctica, muchas gracias por compartirla. Sólo quisiera saber el tiempo que tarda en doblar el volumen de la masa con el truco del horno.

    Un saludo!

    Respuesta
    • 27 noviembre, 2012 a las 8:42

      El tiempo aproximado si pones el horno a 50 ó 60 ºC, será de entorno a 20 minutos. En invierno, si no empleas este truco, las masas no doblan su volumen en menos de dos horas. Un saludo.

      Respuesta
  • 25 octubre, 2013 a las 16:41

    Es muy malo hacer ese truco del horno, ya que al dejarla descansar la masa por el timpo de dos horas, no solo es por la fermentacion, sino para que el gluten se relaj, ademas de que el horno secaria la masa por mas que le pongamos agua para hacer vapor.
    La cocina es paciencia, ese es la gran diferencia con el resto.
    Saludos!

    Respuesta
    • 28 octubre, 2013 a las 19:23

      Hola, Panadero. Soy consciente de lo que dices y tienes toda la razón. La masa de pizza, como cualquier otra masa de pan, quedará mucho mejor si respetamos los tiempos de fermentación a una temperatura no tan alta, si bien es un truco que creo que merece la pena conocer en caso de que se tenga especial prisa (un mal muy común en los tiempos que corren y vuelan).

      El que firma esta receta es el mismo que ya firmó otras como la del pan casero con masa madre o la del roscón de reyes casero; además, soy un gran aficionado a hacer pan, y como te digo, estoy de acuerdo con lo que dices.

      Sin embargo, personalmente, prefiero que la gente coma masa de pizza caseras con una fermentación forzada, a que coman masas precocinadas. De ahí mi licencia de compartir este sencillo truco.

      Muchas gracias, en todo caso, por tu sabia puntualización.

      Un saludo.

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ricardo Ojalvo

Se define a través de sus recetas y artículos como un consumidor consciente y un amante de la cocina dominado por la curiosidad, comprometido con la causa de los platos fáciles, rápidos, ricos y sanos. Su pasión de eterno aprendiz es la sal de sus publicaciones, y su humor, la pimienta.

Usamos cookies para personalizar los contenidos y publicidad que ofrecemos en la web, así como obtener estadísticas y analizar el tráfico. Compartimos información acerca del uso que usted hace de nuestra web con nuestros socios de publicidad y de analítica web. Ellos pueden combinar dicha información con otros datos que usted les haya proporcionado anteriormente, o que hayan recogido de su actividad en otros servicios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las cookies.