El blog de Recetascomidas.com

Receta: mermelada de kiwi

Mermelada de kiwi

Hacer mermelada casera siempre me ha resultado de lo más fácil, aunque sé que mucha gente ni si quiera lo intenta, debido a la falsa fama de laboriosa que tiene esta elaboración. A través de la mermelada de kiwi, os demostraré que en hacer vuestra propia mermelada, podéis tardar casi lo mismo que en coger el coche, acercaros al hipermercado, comprar un bote de mermelada de kiwi (si es que la hay) y sortear los atascos para regresar a casa.

Las ventajas principales de hacer vuestra propia mermelada son varias: podréis moderar la cantidad de azúcar y ajustarla a vuestras preferencias (yo uso mucha menos de la cantidad habitual, como veréis, pero esto va en gustos), evitaréis usar conservantes y colorantes, podréis tener mermelada de la fruta que más os guste y, además, podréis aprovechar mucha fruta madura que pueda echarse a perder en algunas épocas del año.

Ingredientes para la mermelada de kiwi casera:
5 kiwis
150 gr. de azúcar
75 ml. de agua
3 láminas de gelatina

Elaboración de la mermelada de kiwi casera:
1. Poner las láminas de gelatina en un cuenco con agua.
2. Pelar los kiwis y echarlos en una cazuela con 75 ml. de agua, aproximadamente.
3. Poner a cocer los kiwis, y dejarlos unos 25 minutos a fuego medio-alto. En ese tiempo, los kiwis habrán liberado toda el agua, y se habrán reblandecido.
4. Añadir el azúcar, y remover bien para que ésta se disuelva por completo. Pasados dos minutos, retirar el cazo del fuego.
5. Fuera de fuego, añadir la gelatina y volver a remover, aplastando la fruta si fuera necesario, con el fin de que no queden trozos demasiado grandes.

Una vez hecha la mermelada de kiwi, es muy importante guardarla en frascos de vidrio esterilizados. Para esterilizarlos, basta con lavarlos en el lavavajillas en un programa de temperatura elevada. Luego, para hacer el vacío en los frascos, una vez llenos de mermelada y cerrados herméticamente, los introduciremos en un cazo con agua hirviendo sin que lleguen a cubrirse por completo, y los tendremos 20 minutos cociendo. Luego sacaremos los botes con la mermelada y los dejaremos enfriar antes de guardarlos en el refrigerador.

Por último, tened en cuenta que con la cantidad de azúcar indicada, la mermelada de kiwi os quedará bastante poco dulce, incluso tirando a ácida. A mí me encanta así, y de esta forma evito tomar más azúcares de los que ya contiene la mermelada de por sí. No obstante, por si os vale de referencia, en las recetas de mermelada normales la cantidad de azúcar suele equivaler, un poco por encima, o un poco por debajo, al peso de la fruta. A mí esto me parece excesivo, pero como ya he dicho antes, esto va en gustos, así que os dejo experimentar. ¡Que disfrutéis de vuestra mermelada!

  • Pingback: Mermelada de kiwi

  • Luis Alberto Prat

    No conocía la receta. Gracias por subirla!

Usamos 'cookies' propias y de terceros para dar un mejor servicio y ofrecer publicidad personalizada a nuestros usuarios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las 'cookies'.