Recetas fáciles, trucos de cocina, consejos, nutrición y mucho más.

Cómo curar una sartén de acero

Dicen quienes las usan que las sartenes de acero son las mejores para cocinar, pero para que sean eficaces, es necesario curarlas. ¿Curar una sartén? ¿Cómo? Tranquilos, no es necesario que la sartén en cuestión tenga cartilla sanitaria; ni si quiera tendréis que echar mano del botiquín de casa.

Curar una sartén de acero pulido, más allá del doble sentido de la expresión, no es otra cosa que preparar la superficie de acero de las sartenes que va estar en contacto con los alimentos, para convertirla en sartén antiadherente. De esta forma, como ya indiqué en mi Comparativa de sartenes 2: aluminio, acero inoxidable y Thermolon, una sartén de acero puede convertirse en una eterna aliada de nuestras cocinas, al ser muy duraderas y proporcionar un correcto reparto del calor.

Curar una sartén de acero es, por lo tanto, un método casero y funcional alternativo a los recubrimientos como la cerámica, el Teflon o el Thermolon, cuestionados unos por su pérdida de efectividad a medio y largo plazo, y otros por la hipotética liberación de sustancias tóxicas.

¿Es Necesario Curar las Sartenes de Acero?

Muchos habréis tenido la experiencia de comprar una sartén de acero dejándoos llevar por los elogios de los muchos defensores de este material, y os habréis arrepentido a las pocas semanas al comprobar cómo los alimentos se pegan al metal más que Don Pimpón a una cama de velcro.

Si os ha pasado esto, es porque no habéis usado vuestra sartén de la forma correcta, ya que una sartén de acero bien curada puede darnos un rendimiento duradero a la altura del mejor de los recubrimientos antiadherentes.

En este sentido, antiguamente, cuando las sartenes se compraban en la ferretería del barrio, era raro que al tendero se le olvidara explicarnos cómo curar una sartén de acero antes de vendérnosla. Hoy, sin embargo, depende del consumidor informarse y formarse sobre el método para curar sartenes de acero en el caso de decantarse por una de ellas, al ser esta especie de ritual un requisito absolutamente imprescindible para poder ponerlas en uso.

¿Cómo Se Cura Una Sartén?

Si ampliamos con un microscopio la imagen de la superficie (aparentemente lisa) de una sartén de acero, veremos que hay más grietas que en los bajos del Titanic. Pues bien, curar una sartén significa precisamente cubrir esas grietas y crear una película de protección en toda la superficie. Para hacerlo, basta con seguir estos pasos:

  1. Moja un algodón o papel absorbente con aceite de oliva, y embadurna la superficie de tu sartén de acero. No basta con “mancharla”; tienes que frotar con insistencia para que el aceite penetre en todas esas grietas invisibles.
  2. Hecho esto, calienta el horno a 180ºC y mete la sartén durante más o menos una hora. Asegúrate de que tu sartén carece de piezas de plástico u otro material degradable por el calor.
  3. Pasado este tiempo, saca la sartén del horno, déjala enfriar, y lávala como de costumbre con un estropajo que no raye. Sécala y tu sartén ya estará curada, y lista para ser usada.

Algunos Consejos Para Curar Una Sartén:

  • Al curar una sartén, cierra las puertas de tu cocina y ventila todo lo posible, ya que se liberará bastante humo durante el proceso.
  • Para su cuidado, las sartenes de acero se deben lavar con agua tibia o caliente (pero no ardiendo), evitando siempre los raspados. Una vez limpias, conviene secarlas con un paño, para evitar que se oxiden. Por supuesto, está terminantemente prohibido lavar sartenes de acero o de cualquier otro material en el lavavajillas, bajo pena de veto de lectura de los artículos de Cocina.es durante un mes o dos.
  • Aunque son aptas para cocinar cualquier cosa, en la medida de lo posible, es recomendable no cocinar con jugos excesivamente ácidos (vinagre, zumo de limón, tomate, etc.) con una sartén de acero.
  • Curadas o sin curar, las sartenes de acero no son aptas para placas de inducción.

43 comentarios en esta entrada
    • Hola Acelgo. Aunque en parte ya te han respondido, te confirmo que el proceso de curado de las sartenes de acero es algo que, si está bien hecho, y sobre todo, si se le da un buen uso a la sartén, no se va a tener que volver a repetir durante toda la vida útil de la sartén, que en el caso de las de acero puede ser muy larga.

      Un saludo.

  1. Gracias por el consejo, pero lo cierto es que 1 hora de horno cada vez que voy a hacer la comida es un gasto (tiempo, dinero, medio ambiente…) que prefiero no asumir… si me dices que se hace una vez al año o como mucho al mes… entonces me lo pienso 🙂

    • No hombre, hay que curar la sartén sólo una vez. Se trata de un proceso físico que permite que el metal cierre las grietas existentes en la superficie. Es una especie de templado de bajo nivel 😛

    • ¡Ojo!, no hay que confundir las sartenes con los cazos, ni el acero inoxidable con el acero pulido. Las sartenes de acero pulido son “las de toda la vida”, como la que se ve en la foto. Las reconoceréis en las tiendas por su bajo precio, frente a las de base de acero inoxidable, que suelen ir revestidas de algún tipo de cobertura antiadherente.

    • Hola Claudia, he consultado informaciones contradictorias a este respecto. Es posible que puedan usarse, pero no puedo asegurarlo. De todas formas, ya sois varios los que habéis comentado algo parecido, así es que intentaré investigar más a fondo. Gracias por tu aportación.

  2. Buenas tardes, disculpa la pregunta que haré, pero soy totalemte nuevo en la materia, por qué “está terminantemente prohibido lavar sartenes de acero o de cualquier otro material en el lavavajillas”??

    • Hola Eduardo, aunque se trata de una exageración en clave de humor, existe en ella un trasfondo de verdad. La razón, si hablamos de un tipo de capa antiadherente “natural” como la que se describe en este artículo, es que las altas temperaturas y el vapor del lavavajillas acabarían con ella en pocos lavados. Otros antiadherentes sintéticos como el Teflon, el Thermolon, la cerámica, etc.; se verían igualmente mermados en capacidad a medio plazo, de ahí que la mayoría de fabricantes desaconsejen esta práctica. Sólo algunas con revestimiento de titanio con un grosor considerable, como las sartenes Woll que se analizaron en el artículo Sartén de cerámica VS sartén de titanio se pueden lavar en lavavajillas sin ningún tipo de remordimiento. Un saludo.

    • Hola Eduardo, aunque se trata de una exageración en clave de humor,
      existe en ella un trasfondo de verdad. La razón, si hablamos de un tipo
      de capa antiadherente “natural” como la que se describe en este
      artículo, es que las altas temperaturas y el vapor del lavavajillas
      acabarían con ella en pocos lavados. Otros antiadherentes sintéticos
      como el Teflon, el Thermolon, la cerámica, etc.; se verían igualmente
      mermados en capacidad a medio plazo, de ahí que la mayoría de
      fabricantes desaconsejen esta práctica. Sólo algunas con revestimiento
      de titanio con un grosor considerable, como las sartenes Woll que se
      analizaron en el artículo Sartén de cerámica VS sartén de titanio se pueden lavar en lavavajillas sin ningún tipo de remordimiento. Un saludo.

  3. Hola y felicidades siempre por las informaciones aportadas. de hecho y según lo recopilado en diversas fuentes estoy por comprar una sarten de acero inox de la marca fissler. según las características tiene una superficie en forma de panel para que se pegue menos, y dice que se puede usar así tanto con como sin aceite. En este caso entiendo que no sería necesario curarla. que opinas?
    por otro lado el modelo es crisspy steelux premium de fissler , la conoces? que impresión te causa? la encontré en la web del corte inglés.

    • Hola Gorka.

      Mucho ojo, porque las sartenes de las que me hablas son de acero inoxidable, que es un tipo de acero que no se presta a ser curado. En el artículo, me refiero a la “curación” de la superficie de las sartenes de acero pulido, que son sartenes con un aspecto antiguo y de escaso valor económico, que usaban la mayoría de nuestras abuelas.

      Gracias por tus palabras. Un saludo.

  4. ¡Hola! hellegado hasta aquí a partir del artículo comparativo cerámica vs titanio. En casa tenemos unas Woll, y no entendemos por qué de un tiempo hasta esta parte se nos pegan las cosas. Hace como máximo 2 años que las tenemos… ¿Se pueden curar también? He leído el método de la sal, pero como nadie habla del titanio, ni con sal ni con aceite, no nos atrevemos. ¿Qué dices tú?

    • Hola Marta, como bien dijo mi compañero Ricardo, “En el artículo, me refiero a la “curación” de la superficie de las
      sartenes de acero pulido, que son sartenes con un aspecto antiguo y de
      escaso valor económico, que usaban la mayoría de nuestras abuelas”.
      Tú nos hablas de una sartén Woll de titanio, son sartenes con grandes garantías y en este caso, yo personalmente te recomiendo que te pongas en contacto con la casa donde la adquiriste, seguramente tenga servicio postventa y ellos puedan resolverte mejor tus dudas, pues como dices, yo tampoco me atrevería “a probar”.
      Un saludo.

  5. Aceite de oliva? y eso como por qué. Sabes lo que le pasa al aceite de oliva cuando es sometido a altas temperaturas? con lo caro que está preferiria ponerle un aceite que sea especial para altas temp y mas económico

  6. Hola a todos
    Compre hace poco una sartén de acero inoxidable y la curé tal como dice aquí, el problema es que cada vez que la uso sale muchísimo humo, tanto que la campana no da de si
    Alguien sabe que puedo hacer para que no salga tantísimo humo ?
    Gracias y saludos

    • Hola Gazpacho, la técnica que se describe en este artículo es válida sólo para sartenes de acero pulido (de las antiguas, las de las abuelas), y no para sartenes de acero inoxidable. Si lo has hecho con una sartén de acero inoxidable, te recomiendo que la laves muy bien con el fin de eliminar la capa de aceite que te está provocando el exceso de humo cada vez que cocinas. Muchas gracias, y recuerdos a Mochilo y a Pincho 😉

  7. Precisa y clara explicación maestro Ricardo. Tengo dos flamantes sartenes de acero pulido compradas a una bella muchacha en un bosque encantador, conocido como Vivero, en la estupenda ciudad atlántica de Miramar, Argentina, pero eso de llenarle de humo la cocina a mi mujer me va a traer problemas con ella. Esperaré la ocasión. Nota: este texto admite otra lectura pero está escrito sin segundas y pecaminosas intenciones. Ja, perdoná Ricardo por esta mera digresión lugareña.

    • Para maestros en el maravilloso arte de la ironía, Armando. No compraría yo el curado de una sartén de acero por un mínimo atisbo de problema con mi mujer. Para salvar matrimonios y recetas se inventaron las sartenes de titanio 😉

      Gracias por tu esmerada sutileza. Un saludo.

  8. Hola Ricardo, me surge una duda. Dejando a un lado el precio,cuál consigue mejor superficie antiadherente, una de acero pulido curada o una de acero inoxidable?
    Por cierto, me encantan tus artículos.

    Un saludo cordial

    Lucía

    • Hola, Lucía. Tu pregunta es muy interesante, pero al mismo tiempo resulta difícil de responder. Hay que tener en cuenta muchos factores. A priori, cualquier acero sin cobertura antiadhrente o cualquier tipo de tratamiento, no creo que sea significativamente más o menos antiadhrente por se pulido o inoxidable. Pero una sartén con su superficie tratada o curada, gana forzosamente en cualidades en poder antiadherente.

      No sé si con esto te respondo.

      Muchas gracias por el comentario.

      Un saludo.

  9. Pues es verdad que en la Woll se pegan los alimentos al cabo de un cierto tiempo de uso. Yo compré la Woll de 24 cm. (inducción) hace escasamente un año, y al principio hacía cosas a la plancha, pensando que esta sartén era el “no va más”, porque lo cierto es que la publicidad la pone muy bien.
    Ahora solo la uso para freir. De todos modos es una buena sartén y aunque tarda un poco en coger temperatura, luego conserva bastante el calor.
    Siempre la friego a mano, nunca la he metido en el horno y la cuido muchísimo . Pero sigo pensando que el precio es excesivo . Casi 100€, es demasiado cara y además vengo observando que el mango “cabecea ” ligeramente y la tengo que sujetar por ambos lados para que no ceda más.
    Espero que a pesar de las críticas me publiques el comentario.
    Muchas gracias, Ricardo.
    Un abrazo

  10. Hola, disculpa pero tengo una duda, acabo de comprar una sartén de piedra de granito porque me llamó la atención. Mi duda es ¿tengo que utilizar un proceso parecido al de curación o algo antes de usarla?, no sé si es mejor que una de titanio, pero por lo visto se usa poco aceite con ella.

    • Hola Gabriel. El proceso que se describe aquí es válido sólo para sartenes de acero pulido. Ya nos contarás cómo es tu experiencia con tu sartén de granito. Nunca las he probado y me pica bastante la curiosidad. Un saludo.

  11. hola ami no me salio bn x favor ayuda lo utilice con aceite vegetal y la planchuela me quedo amariila y unpoquito oscura que hago con mi negocio es un carrito nuevo con dos planchuela

    • Hola Diana. Ten en cuenta que el proceso que se describe aquí es sólo válido para sartenes de acero pulido y que el primer punto del tratamiento debe hacerse con aceite de oliva.
      Puede que estos dos detalles hayan hecho que el resultado no haya sido el esperado.
      Un saludo.

  12. Vamos a haber si aclaramos conceptos…no es acero a lo que te refieres sino hierro…son sartenes como las “de bruye”…que confundimos a la gente

  13. Hola, me compre una paellera de hierro, la cure con grasa vacuna a la parrilla con leña, (no se si la temperatura fue excesiva pq se me prendió fuego), y luego empareje el color frotando con aceite al horno, le paso un trapo y queda limpio.
    Tengo 2 dudas:
    1) la capa de grasa negra que cubre toda la olla, hay riesgo de que desprenda en alguna cocción larga?
    2) noto que hay un puntito que era un pedazo de grasa o carne adherida a la grasa que no redujo al fuego y me quedo una parte rugosa, debo limpiarla y volver a curar? O con el uso se cura sólo.

    Gracias!! Saludos

    • Gracias a ti, Maey. La verdad es que no sé si se podría hacer con aceite de soja (o soya). Imagino que es más apropiado curar sartenes usando aceite de oliva, al ser un tipo de aceite más estable que el resto de aceites vegetales a la hora de someterlo a altas temperaturas, pero tal vez pueda respondernos alguien que haya hecho ya la prueba. Un saludo.

  14. Hola, tengo una sarten de inox es una lastima que no haya visto antes esta informacion pues cuando hubiera comprado la sarten me hubiera fijado en qe no conteniera plastico. En la parte inferior del mango de la,sarten hay plastico para hacer mas,comoda su utilizacion.
    Como puedo curarala, puedo hacerlo despues de haberla utilizado?
    Muchas gracias

  15. HOLA, GRACIAS POR TODA LA INFORMACIÓN, PERO ¿PODRÍAS PONER DOS FOTOS, UNA DE ACERO PULIDO ??? Y OTRA DE ACERO INOXIDABLE, ES QUE YO CREO QUE LAS QUE TENGO SON DE ESTA ÚLTIMAS. Y OTRA PREGUNTA LAS DE RESINA DE CARBONO ME HAN DICHO QUE SON ECOLÓGICAS Y NO DESPRENDE NINGÚN ELEMENTO TÓXICO, PERO NO ME FÍO.
    MUCHAS GRACIAS.

  16. Hola un saludo; pregunto, tengo unos sartenes de acero inoxidable pero tienen los magos de bakelita como hago para hacer todo el proceso sin que se dañen? Tengo una cocina de vitrocerámica, las podría curar sobre ésta?
    Gracias

    • Hola, Lucía. Para curar una sartén de acero inoxidable sobre una placa vitrocerámica (asegúrate de que es una sartén de acero pulido), yo “mancharía” la superficie de la sartén con aceite de oliva, la calentaría a fuego alto, y la mantendría luego a fuego medio durante unos 10 minutos. El aceite se quemará, y la cocina se te llenará de humo; por eso te recomiendo que lo hagas en una cocina con suficiente ventilación. Repite el proceso unas tres veces, y la sartén estará curada, aunque será el proceso de cocinado el que, de forma natural, irá reforzando el poder antiadherente de tu sartén, siempre que sigas las recomendaciones para su limpieza y mantenimiento, a las que hago alusión en el artículo.

      Gracias por seguirnos.

      Un saludo.

Deja un comentario

El equipo de Cocina.es

¡Conócenos! En los fogones de este blog, somos muchos los apasionados del buen comer y de la nutrición comprometidos con tus ganas de aprender y de descubrir nuevas y originales recetas de cocina. Tenemos mucho que contarte.

Usamos 'cookies' propias y de terceros para dar un mejor servicio y ofrecer publicidad personalizada a nuestros usuarios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las 'cookies'.