Receta: judiones de la Granja en ensalada

Las alubias o judiones de la Granja son la legumbre más exquisita que he probado, y esta ensalada, una receta fácil y rápida para disfrutarlas en toda época, ya que la podréis servir tanto fría, como caliente.

El apelativo de “de la Granja” de los judiones, también conocidos como habones, se debe al origen de su cultivo en España, relacionado con el Palacio de La Granja de San Ildefonso de Segovia, donde fueron introducidos en el siglo XVII provenientes de América, sirviendo en un principio como alimento de los faisanes del Real Sitio. Cosas de ricos…

En la actualidad, los judiones de la Granja se siguen cultivando en Segovia y alrededores, existiendo incluso algunas variedades similares como los judiones de El Barco (Ávila) o los habones de León.

Lo que más sorprende de los judiones de la Granja es su sabor con fondo dulce de castaña, que nada tiene que ver con el de las alubias normales. Además, bien cocidos, morder la enorme vaina de uno sólo de estos judiones (son tan grandes, que se comen de una en una) es llenarse la boca de la crema densa y sabrosa que aguarda en el interior. Es realmente delicioso.

Os cuento cómo hago la ensalada de judiones. Es muy fácil:

Judiones de la Granja en ensalada

Ensalada de Judiones de la Granja

Cremosas alubias gigantes con regusto de castañas, acompañadas de zanahoria, pimiento del piquillo y queso de cabra. Un plato sencillo, sano y espectacular.

Ingredientes:

  • 4 puñados de judiones de la Granja
  • 1 zanahoria grande
  • 3 pimientos del piquillo enteros
  • 120 gr. de queso de cabra fresco
  • 1 cucharada de comino molido
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Elaboración:

  1. 24 horas antes, meted los judiones en agua (no basta con una noche, como con las alubias normales). Si ya son grandes de por sí, a medida que pasen las horas observaréis cómo los judiones se hinchan. Si el judión es de calidad, la piel no se tiene que romper.
  2. Después de un día entero en remojo, echamos los judiones escurridos en una olla rápida con una zanahoria cortada en rodajas, sal, una cucharada de comino molido, y el agua justa hasta cubrir. A presión normal, los coceremos durante unos 25 minutos. En olla normal, necesitaréis el doble de tiempo.
  3. Mientras se cuecen los judiones, trocead el queso en dados y el pimiento del piquillo en trocitos.
  4. Una vez cocidas las alubias, escurridlas junto con la zanahoria, y mezcladlas en una ensaladera con el pimiento y el queso.
  5. Regad con aceite de oliva, y listo.

Preparación: 10 minutos

Cocinado: 25 minutos

Raciones: 2

Veredicto: 5 Estrellas:  ★★★★★

La cucharada de comino en el agua de la cocción, aparte de darle a la ensalada de judiones de la Granja un sabor especial, es un truco para hacer que las alubias no den gases que me recomendó una señora en el mismo puesto donde compré mis primeros habones, y creo que es digno de ser compartido. Fue allá por junio en Puebla de Sanabria mientras hacía el Camino de Santiago en bicicleta con tres amigos grandes como judiones (proporcionalmente, se entiende, y más por dentro que por fuera), así es que la receta va dedicada a ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ricardo Ojalvo

Se define a través de sus recetas y artículos como un consumidor consciente y un amante de la cocina dominado por la curiosidad, comprometido con la causa de los platos fáciles, rápidos, ricos y sanos. Su pasión de eterno aprendiz es la sal de sus publicaciones, y su humor, la pimienta.

Usamos cookies para personalizar los contenidos y publicidad que ofrecemos en la web, así como obtener estadísticas y analizar el tráfico. Compartimos información acerca del uso que usted hace de nuestra web con nuestros socios de publicidad y de analítica web. Ellos pueden combinar dicha información con otros datos que usted les haya proporcionado anteriormente, o que hayan recogido de su actividad en otros servicios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las cookies.