Cómo hacer mantequilla fácil de untar casera

Hacer mantequilla fácil de untar casera nos da la posibilidad de añadir sabor y textura a la mantequilla normal. He aquí 4 tipos de mantequillas de sabores que elaboré hace unos días, después de mucho tiempo experimentando con la mezcla de mantequillas con otros ingredientes con el fin de darle mi propio toque a este incondicional de mis desayunos.

Si bien dos de estas mantequillas fáciles de untar están combinadas con ingredientes que no pueden considerarse dietéticos como la nata líquida y la mermelada de frutas, en los otros dos casos -los de la mantequilla de aceite de oliva y la mantequilla de yogur- podríamos hablar además de dos tipos de mantequillas ligeras, con una proporción mucho menor de grasas saturadas con respecto a la mantequilla normal.

1. MANTEQUILLA DE ACEITE DE OLIVA
Ingredientes: 50% de mantequilla / 50% de aceite de oliva virgen extra. Queda perfectamente integrada, y es la más duradera de las cuatro. Podréis jugar con el sabor de esta mantequilla fácil de untar usando aceites de diferentes sabores. Es, tal vez, la mantequilla fácil de untar más parecida a las que se venden.

2. MANTEQUILLA DE NATA
Ingredientes: 50% de mantequilla / 50% de nata líquida (35% de materia grasa). Teniendo en cuenta que la mantequilla casera se hace batiendo la sustancia grasa de la leche (o sea, la nata), podemos decir que este modelo de mantequilla fácil de untar es una forma de rebajar la dureza de la mantequilla con una parte líquida menos solidificada de su propia sustancia.

3. MANTEQUILLA DE MERMELADA MELOCOTÓN
Ingredientes: 50% de mantequilla / 50% de mermelada de melocotón. Es la forma más sencilla de integrar en una misma crema fácil de untar los dos ingredientes típicos de las tostadas del desayuno: la mantequilla y la mermelada. Yo hice esta mantequilla ligera con mermelada de melocotón, pero podéis probar con mermeladas de otros sabores.

4. MANTEQUILLA DE YOGUR
Ingredientes: 50% de mantequilla / 50% de yogur natural. El sabor de esta mantequilla tiene un punto ácido que os puede encantar, o todo lo contrario. He observado que, pasados unos días, es la mantequilla que más consistencia adquiere de las cuatro.

Mantequilla facil de untar casera

Cómo se elabora la mantequilla fácil de untar casera
Es muy fácil, sólo hay que mezclar ambos ingredientes a temperatura ambiente en un bol, y batir con unas varillas eléctricas o manuales a velocidad media, hasta integrarlos. Hecho esto, hay que volver a meter las mantequillas en el frigorífico, para que tomen consistencia de nuevo. Como veis, las medidas son al 50% en todos los casos, tomando como referencia el peso.

En cuanto a la conservación de las mantequillas, yo os recomiendo que las mantengáis en cuencos, tapadas, y siempre en la parte media-alta del frigorífico. La caducidad de la mantequilla fácil de untar casera será la misma que la fecha de caducidad del ingrediente usado que caduque antes.

Una vez que destapéis el tarro de las esencias sobre cómo hacer mantequilla casera fácil de untar, seguro que se os vienen a la mente montones de combinaciones posibles con las que probar. ¡Contadme, contadme!

3 comentarios en “Cómo hacer mantequilla fácil de untar casera

  • 14 octubre, 2013 a las 12:01

    Suelo hacerla sólo con nata y a veces le pico anchoas y lo mezclo (me gusta colocar una nuez de esta mantequilla sobre el pescado) ..otras veces le añado hierbas ..etc pero mira, leyéndote hoy voy a probar estas recetas. Jamás se me hubiese ocurrido hacerlas mezclando mantequilla con aceite o con nata..

    Muchas gracias.

    Un saludo

    Respuesta
    • 15 octubre, 2013 a las 9:55

      Sin duda mezclar la mantequilla con alimentos salados para cocinar, también es un gran acierto.
      Gracias por tu comentario Graci-a

      Respuesta
  • 29 octubre, 2013 a las 12:40

    Hola Montse, fíjate que en ningún momento hace alusión Sofía a “mantequilla casera” sino a “mantequilla fácil de usar casera”. Entendemos que el objetivo del artículo es ofrecer varias posibilidades para la elaboración de mantequillas que sean fáciles de untar, con una consistencia menor, siendo el proceso casero, aunque se empleen ingredientes procesados. Entendemos lo que dices, pero también entendemos que el uso del término “casero” en el post de Sofía hace referencia al sentido último de éste; o sea, “algo hecho en casa”. Gracias, en todo caso, por romper una lanza por una idea de autenticidad en la comida que nosotros siempre hemos defendido y defenderemos.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sofia Rodriguez

Es la "voz en off" de Cocina.es desde el nacimiento de este portal, y una apasionada cocinillas siempre deseosa de compartir sus originales recetas y sus inquietudes en torno al mundo de la alimentación.

Usamos cookies para personalizar los contenidos y publicidad que ofrecemos en la web, así como obtener estadísticas y analizar el tráfico. Compartimos información acerca del uso que usted hace de nuestra web con nuestros socios de publicidad y de analítica web. Ellos pueden combinar dicha información con otros datos que usted les haya proporcionado anteriormente, o que hayan recogido de su actividad en otros servicios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las cookies.