Toda la verdad sobre el agua mineral

“Todo lo que deberías saber sobre el agua mineral y nunca te han contado”. Así es como se presenta el libro Más claro que el agua de la Dra. Magda Carlas, una especie de Biblia del agua que nos acerca de forma clara a la verdad sobre nuestro ingrediente más valioso, desmontando falsos mitos y poniendo especial hincapié en los beneficios del agua mineral embotellada y en sus posibles desventajas, en función de las circunstancias y del momento vital en el que se encuentre cada individuo.

Las claves sobre la mineralización del agua

Magda Carlas pone especial énfasis en este libro en resaltar la importancia de los minerales en nuestra alimentación al no ser éstos generados por el organismo, y en especial, en el papel que puede desempeñar el agua mineral en la adquisición de algunos de ellos.

En este sentido, es imprescindible tener en cuenta el grado de mineralización del agua en función de nuestras necesidades, expresado en cantidad de residuo seco (RS) en el etiquetado de las botellas de agua mineral. En función de este parámetro, existirían cuatro tipos de aguas minerales:

1. Agua mineral de mineralización muy débil: con menos de 50 mg. por litro de residuo seco.

2. Agua mineral de mineralización débil: con entre 50 y 500 mg. por litro de residuo seco.

3. Agua mineral de mineralización media: con entre 500 y 1500 mg. por litro de residuo seco.

4. Agua mineral de mineralización fuerte: con más de 1500 mg. por litro de residuo seco.

Información etiquetas agua mineral

Pero, ¿qué tipo de agua mineral debemos beber en función de nuestras circunstancias? A este respecto, la Dra. Carlas deja claro en el libro que si bien existen situaciones concretas en las que el balance recomendable de minerales para una persona puede ser mayor, las aguas de mineralización débil son aptas para todos los miembros de la familia. No en vano, el 80% de las aguas minerales que se envasan en nuestro país son de mineralización baja.

Beneficios del agua mineral

Que debemos beber agua para hidratarnos es algo que casi todos, por insistencia, tenemos más o menos claro. Que la cantidad recomendada es de unos 2 litros para los hombres y de 1,6 litros para las mujeres (en condiciones normales), también. Y que gran parte de ese agua nos llega a través de la ingesta de otros alimentos, también. Pero no todos tenemos en cuenta a la hora de beber agua la importancia de recibir un aporte de minerales como el calcio y el magnesio, deficitarios en la alimentación de hasta un 30% de la población adulta.

Además, el agua mineral es el tipo de agua recomendada para bebés, niños y adolescentes, así como para mujeres embarazadas, ya que además de hidratar y aportar minerales esenciales, no necesita ser hervida para su consumo, contiene 0 calorías y no tiene sabor.

Por último, es importante beber agua mineral de forma regular en caso de hacer dietas de adelgazamiento, con el fin de equilibrar la merma de minerales.

El agua mineral y el sodio

También analiza en el libro el que es uno de los mayores falsos mitos relacionados con el gua mineral: su supuesta inconveniencia en dietas bajas en sodio para hipertensos. A este respecto, según explica la doctora Carlas en su libro, el % de sodio en el agua de mineralización baja es muy reducido. De hecho, como se muestra en esta infografía,  la cantidad de sodio contenida en 3 litros de agua mineral (de mineralización baja) es la misma que la que encontraremos en una sola tostada de pan.

Por ello, más que rechazar de plano el agua mineral, aquéllos que necesiten moderar las cantidades de sodio en su dieta lo que deben hacer es asegurarse de beber aguas minerales de mineralización baja, cosa fácil si tenemos en cuenta que 8 de cada 10 lo son.

Infografia: sodio en el agua mineral

¿Agua para adelgazar?

Como se puede ver en esta entrevista publicada en Europa Press, Magda Carlas destierra en su libro la idea errónea de que la existencia de aguas adelgazantes, ya que beber agua en cualquiera de sus variedades “no implica perder tejido graso” y “los minerales del agua no tienen ninguna aportación energética”. Otra cosa es sustituir el consumo de bebidas con azúcar por agua mineral, algo recomendable en todo caso.

Más claro que el agua, el libro

En suma, estamos ante una de esas lecturas recomendables para cualquier persona interesada en temas de alimentación, nutrición y salud; es decir, un libro de cabecera con nociones básicas sobre un tema fundamental que todos deberíamos conocer. Además, nos ha gustado la sección de recetas de cocina en las que se pone de manifiesto la idoneidad de usar agua mineral durante el proceso de cocinado.

Referencias:

CARLAS Angelats, Magda. Más claro que el agua. Todo lo que deberías saber sobre el agua mineral natural y nunca te han contado. Editorial Amat. 2014.

Comprar: versión en papel Ι versión eBook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cocina.es

Nos interesa todo lo que guarda la más mínima relación con el mundo de la cocina, y desde hace años compartimos contigo recetas e información variada sobre eventos gastronómicos, nutrición, noticias de cocina, etc.

Usamos cookies para personalizar los contenidos y publicidad que ofrecemos en la web, así como obtener estadísticas y analizar el tráfico. Compartimos información acerca del uso que usted hace de nuestra web con nuestros socios de publicidad y de analítica web. Ellos pueden combinar dicha información con otros datos que usted les haya proporcionado anteriormente, o que hayan recogido de su actividad en otros servicios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las cookies.