Recetas fáciles, trucos de cocina, consejos, nutrición y mucho más.

¿Cómo hacer nata?

¿Vas a preparar tu plato o tu postre favorito y no tienes nata? No te preocupes, en este post te enseño cómo hacer nata casera para que tengas nata montada o nata líquida, tal y como la necesites.

Sin duda, cómo hacer nata o cómo hacer crema de leche (según el país en el que te encuentres lo conocerás de una forma o de otra), es un título que puede llevar a confusión, pues puede parecer que vamos a fabricar nata en casa partiendo de la nada o de ingredientes extraños con lo que el mejor de los alquimistas se lo pasaría en grande. No, es mucho más sencillo que eso. Es más, si lo pensamos bien, la nata es la materia grasa de la leche, por lo que si no tenemos nata sólo necesitamos hacer eso, añadir grasa a la leche, y mezclarlo todo bien para que quede una crema perfecta.

¿Qué uso para hacer nata casera?

Como he dicho, el ingrediente principal para hacer nata casera es la leche, por lo que la pregunta a hacerse ahora sería ¿qué ingredientes uso para aportar la grasa restante a la leche?

Seguro que lo sabes… Piensa. ¿Qué tienes en la nevera que es pura grasa extraída de la leche?… Tic tac tic tac… Eso es, mantequilla.

Y ya está, ya tenemos por un lado la leche y por otro la mantequilla, y sólo nos queda volver a unirlos (pues en su día ya estuvieron unidas) en las proporciones apropiadas para conseguir el tipo de nata que necesitamos: nata para montar o nata para cocinar.

¿Cómo hacer nata montada casera?

El truco de hacer nata montada casera es conseguir en la mezcla un mínimo un 35% de materia grasa y que en el momento de montar la nata ésta esté muy muy fría.

Para conseguir esa cantidad de grasa mezclaremos 250 gr. de leche con 250 gr. de mantequilla.

Lo ideal es usar leche entera y mantequilla con un mínimo del 80% de materia grasa.

Si usamos leche con menos cantidad de grasa, o mantequilla con menos porcentaje de materia grasa, iremos añadiendo más cantidad de mantequilla con un máximo de 300 gr.

Una vez que tenemos las cantidades que hay que mezclar, las echaremos en una cazuela o cazo y calentaremos hasta que la mantequilla se derrita por completo.

Con la mantequilla bien derretida y la leche templada, batimos bien hasta que tengamos una crema homogénea; vamos, lo que se conoce como nata líquida o crema de leche.

Una vez que tenemos la nata líquida, dejamos que se enfríe a temperatura ambiente, y la llevamos al congelador (tapada) durante unos 20 minutos para que esté lo más fría posible antes de proceder a montarla.

El proceso de cómo hacer nata montada es sencillo pero un pelín delicado. Sencillo porque sólo hay que batir y batir, y un poco delicado porque si nos pasamos volveremos a tener mantequilla y suero de leche (y no es eso lo que buscamos)

Si queremos una nata montada dulce, cuando veamos que comienza a montarse le añadiremos azúcar glass al gusto (2-3 cucharadas suelen ser suficientes) y terminaremos de montar.

nata casera

¿Cómo hacer nata líquida casera?

Si lo que queremos es hacer nata líquida en casa con la que preparar una rica salsa de champiñones o hacer un buen plato de pasta carbonara con nata, no es necesario que la nata que prepares tenga una cantidad muy alta de materia grasa, por ello la proporción de mantequilla a incorporar a la leche es mucho menor.

En este caso haremos lo mismo que en el caso anterior, echar en una cazuela o un cazo 250 gr. de leche y unos 100-150 gr. de mantequilla.

Lo llevamos al fuego hasta que la mantequilla se derrita y mezclamos bien con las varillas de la batidora, con robot de cocina o con unas varillas de mano.

En este caso, como no vamos a montar la nata, no es necesario dejarla enfriar, y podemos usarla en caliente si la necesitamos en el momento.

¿Puedo usar el microondas?

Podemos usar el microondas en lugar del fuego. Sólo tienes que echar la leche en una jarra o bol grande y encima colocar la mantequilla cortada en trozos.

Programamos el microondas más o menos 40 segundos, para que la leche se temple y la mantequilla se derrita, y luego ya sólo tenemos que batir hasta conseguir la nata líquida cremosa que estamos buscando.

¿Se puede hacer nata en Thermomix?

Por supuesto que se puede hacer la nata casera en la Thermomix. En este caso, en lugar de explicar cómo se hace, os voy a dejar el vídeo de “Forner De Alella” para que veáis cómo preparar nata con leche en Thermomix, ya que a él le sale perfecta:

¿Cuánto dura la nata en el frigorífico?

La nata casera puede durar lo mismo que la nata comprada una vez que ésta se ha abierto; o sea, más o menos 5 días conservada en un recipiente bien hermético.

Aunque yo recomiendo ajustar la cantidad de ingredientes a utilizar y hacer la cantidad de nata que necesitemos… Al ser sólo dos ingredientes, el cálculo es muy sencillo.

¿Se puede hacer nata casera con otros ingredientes?

La respuesta es sí y al mismo tiempo no. Nata nata es la que he explicado, o sea, leche con mucha materia grasa e incluso con un toque amarillento. Luego hay otras preparaciones que se pueden denominar natas y que sirven como un buen sustituto de las natas líquidas  (yo nos las he probado, pero os las dejo por si os animáis y me decís si funcionan).

1. Nata casera con gelatina, o nata light

En 50 ml. de agua caliente, deshacemos la gelatina neutra (1 sobre o 10 grs.) .

En un bol echamos la leche (250 ml.), el agua con gelatina y un poco de azúcar glass (3 cucharadas) y mezclamos muy bien con las varillas eléctricas.

Dejamos enfriar, la metemos en el frigorífico hasta que esté bien fría (ojo, unos 15 minutos, que si nos pasamos la gelatina se cuajará) y lo batimos todo hasta que la nata esté montada… Lista, una nata montada con leche con muchas menos calorías que la original.

2. Nata hecha con maicena y leche descremada

En este caso echaremos la leche (250 ml.) en un cazo con 2 cucharadas de maicena.

Dejaremos la mezcla en el fuego hasta que empiece a espesar. La retiramos y batimos para que quede bien cremosa.

3. Nata vegetal casera

Para hacer esta especia de nata vegetal, entran en juego el tofu y las leches vegetales. En este caso tienes que triturar el tofu con un poco de leche vegetal. Cuanta más leche, más líquida será la “nata”.

4. Nata casera con queso fresco

Al igual que con el tofu, la idea es triturar completamente el queso, y mezclarlo con un poco de leche, yogur griego o leche evaporada. Estos dos último ingredientes ya tienen un alto contenido en nata, por lo que esta mezcla seguramente quede bastante cremosa.

5. Nata con media crema

Utilizaremos 2 talas de media crema y 3 cucharadas de mantequilla. Desharemos la mantequilla al fuego bajo o al microondas y la mezclaremos con la media crema hasta que tengamos una nata perfecta.

Foto: Franklin Heijen

1 comentario en esta entrada

Deja un comentario

El equipo de Cocina.es

¡Conócenos! En los fogones de este blog, somos muchos los apasionados del buen comer y de la nutrición comprometidos con tus ganas de aprender y de descubrir nuevas y originales recetas de cocina. Tenemos mucho que contarte.

Usamos 'cookies' propias y de terceros para dar un mejor servicio y ofrecer publicidad personalizada a nuestros usuarios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las 'cookies'.