Escondiendo comida en “el súper”

En un diario local, hace poco leí una noticia en la que no sé si lo que se ponía de manifiesto era el grado de necesidad en el que la crisis está dejando a algunas familias, o la jeta que se marcan algunos para sacar partido de cualquier circunstancia. El suceso lo relata con gracia el articulista J.R. Alonso de la Torre, del diario extremeño Hoy, y tiene que ver con la puesta en marcha en algunos supermercados de la política de regalar los productos a los clientes, en el caso de que éstos se encuentren caducados. La iniciativa en sí es un gancho para un tipo de clientes, y un mensaje de calidad para otros, traducible por algo así como: “miren si estamos seguros del cuidado que ponemos en el buen estado de nuestros productos, que si encontráis algo caducado, os lo lleváis por la cara”.

El caso es que, confirmándose una vez más eso de “hecha la ley, hecha la trampa”, hay quienes han decidido salirse por la tangente, y tirar de picardía -de esto nunca hemos andado mal en España-, escondiendo los productos en los fondos de las estanterías, y llevándoselos sin pagar en la fecha indicada en el envase. En el citado artículo se habla de “el truco del pan Bimbo” en un supermercado cacereño, pero al parecer, la técnica está más que extendida a otros productos y regiones.

De esta forma, algunos “súperes” e “híperes” parecen haberse convertido en improvisados escenarios de busca y captura del paquete caducado, dándose por entendido lo poco que parece importar a algunos la fecha límite para el consumo con el que los fabricantes marcan sus productos, con el peligro que ello supone. De intrépidos está el mundo lleno. Entre tú y yo: mi compi de mesa, que es un poco viejuna, me ha contado cómo de pequeña escondía libros en la biblioteca para que no se los llevara nadie en préstamo; pero este inocente comportamiento se encuentra en nuestros días, por desgracia, más que caduco, en estado de descomposición.

Foto: Polycart

11 comentarios en “Escondiendo comida en “el súper”

  • 18 octubre, 2011 a las 11:21

    Con el pan de molde, normalmente, lo suyo es coger los que están puestos en la parte de atrás de las estanterías…ya que suelen ser los que tienen una fecha de caducidad mayor. Truco viejo donde los haya.

    Respuesta
    • 18 octubre, 2011 a las 13:24

      Hola Manyric, ¿esto lo practicas, te lo han contado, es una amiga, el amigo de una amiga…? Anda que…

      Respuesta
  • 18 octubre, 2011 a las 17:10

    JAJA pues esta mañana en una conocida cadena vasca de mi localidad, por casualidad he cogido un bote de nutella que estaba en un estante al lado de la caja y estaba caducado desde mayo, me he quedado un poco pillado y he pensado que seria la fecha de envasado pero no, era de caducidad.¿será uno de esos productos escondidos? mañana lo volveré a mirar por curiosidad…

    Respuesta
    • 18 octubre, 2011 a las 17:53

      No quisiera yo sentirme cómplice de tus actos, ¿eh? A ver si ahora me van a acusar de incitar a esconder comida… 😀 ¡Suerte con la Nocilla, Nevo! No será de dos colores, ¿no?

      Respuesta
  • 18 octubre, 2011 a las 17:18

    Yo suelo hacer lo que dice manyric,los que están al fondo suelen ser los que más fecha tienen,y no sólo en el pan de molde,en los yogures,quesos,leche y demás productos envasados también pasa.
    Pero lo de esconder los productos para que se caduquen y luego te los regalen es la primera vez que lo oigo!!
    La gente ya no sabe que inventarse!!

    Respuesta
    • 18 octubre, 2011 a las 17:52

      Esto es una forma fina de robar. Todavía quien lo haga por necesidad, pero es que hay quienes se dan a estas prácticas por puro vicio…

      Respuesta
  • 19 octubre, 2011 a las 12:21

    Otra vez cosas “inciertas” y prenderle fuego a la ciencia en la hoguera de la ignorancia.

    Que un alimento esté caducado a que sea tóxico va un mundo. Depende del envase, temperatura de almacenamiento, humedad,…

    Se pueden comer sin problemas alimentos caducados con un margen de seguridad amplio.
    Lo importante es el sentido común, si una lata está hinchada no se come, si el pan bimbo está verde tampoco. En situaciones comunes el alimento tal vez haya perdido algo de propiedades, o estará duro, pero con un poco de vista, olfato y sentido común vale.

    Para próximos temas magufos propongo hablar sobre la toxicidad del Acido ascórbico y nos olvidaremos de otros conservantes como los nitritros los cuales crean nitrosaminas que son “tóxicas” y que se usan en carnes o los sulfitos en el vino.

    Gran parte de las intoxicaciones alimentarias provienen de la mala higiene en la preparación o en su almacenamiento que permiten proliferar bacterias de salmonella,listeria o campylobacter.

    Respuesta
    • 19 octubre, 2011 a las 17:55

      Madre mía… Mascarponi, un gallifante para ti, por lo mucho que sabes, ahora déjanos tranquilos al resto del mundo, por favor.. Estoy hartas de los trolls como tú que no hacen mas que meterse con la gente sin aportar nada válido…

      Respuesta
  • 19 octubre, 2011 a las 13:35

    ¡Tienes toda la razón Mascarponi! Ahora, solo tengo una pregunta… ¿en qué parte del post se habla de la toxicidad de los alimentos? Creo que me la he perdido :S

    Pero está bien saber de todo, me has recordado a cuando era pequeña, iba a un examen de filosofía (por ejemplo) y me preguntaban por un filósofo que justamente no me había estudiado… me importaba un pepino!! yo hilaba el tema y dejaba todo el rollo del filósofo que me sabía, que se notara que para algo había estudiado , qué más da si tiene que ver o no… 🙂

    Respuesta
    • 19 octubre, 2011 a las 13:38

      En la parte de:

      “lo poco que parece importar a algunos la fecha límite para el consumo con el que los fabricantes marcan sus productos, con el peligro que ello supone”

      Implica un peligro, en este caso la toxicidad de los alimentos por crecimiento de microorganismos, etc…

      Respuesta
  • 19 octubre, 2011 a las 13:50

    Si, cierto, al igual que justo en el párrafo anterior dice “escondiendo los productos en los fondos de las estanterías, y llevándoselos sin pagar en la fecha indicada en el envase”.
    En la fecha límite, es decir, ese mismo día que caduca o pocos días después… y me da que en ese periodo de tiempo, poco puede crecer, no??

    No estoy en desacuerdo con lo que dices ni mucho menos, pero me parece que pasar de “el peligro que ello supone” a “tóxico” es un “pelín” alarmante, no crees?? 😉

    Y un apunte final… eso de tildar de ignorantes con tanta facilidad a lo demás… personalmente, no me parece de personas muy inteligentes… Sin acritud, eh?? 😛

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ricardo Ojalvo

Se define a través de sus recetas y artículos como un consumidor consciente y un amante de la cocina dominado por la curiosidad, comprometido con la causa de los platos fáciles, rápidos, ricos y sanos. Su pasión de eterno aprendiz es la sal de sus publicaciones, y su humor, la pimienta.

Usamos cookies para personalizar los contenidos y publicidad que ofrecemos en la web, así como obtener estadísticas y analizar el tráfico. Compartimos información acerca del uso que usted hace de nuestra web con nuestros socios de publicidad y de analítica web. Ellos pueden combinar dicha información con otros datos que usted les haya proporcionado anteriormente, o que hayan recogido de su actividad en otros servicios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las cookies.