Las 7 Semillas Imprescindibles para Germinados Comestibles

Las 7 Semillas Imprescindibles para Germinados Comestibles
¡Vota!

Después de meses haciendo mis propios germinados en casa, de haber experimentado con cada semilla o legumbre que se me ha puesto por delante y de haber probado a comerlos de diferentes maneras, llega la hora de recomendaros las que, para mí, son las semillas para germinados comestibles imprescindibles para empezar.

Lo ideal es empezar por lo más fácil, las lentejas, pero una vez que te hayas familiarizado con el proceso y vayas entendiendo qué es germinar, tú mismo querrás conocer el comportamiento de otras semillas que se presten a obtener germinados comestibles.

Si no lo leíste, antes de meterte en faena con las semillas te recomiendo que le eches un vistazo al artículo en el que explico cómo hacer germinados.

Lentejas

Aunque puedes optar por comprar lentejas ecológicas si quieres, lo cierto es que no necesitas una variedad especial de lentejas para germinar; con las que tienes en la despensa te va a valer. Lo mejor de las lentejas es que germinan a la primera y bastante rápido, y no requieren un trato excesivamente riguroso en cuanto al nivel de humedad. Es decir, que te puedes pasar un poco o quedarte corto, y no vas a echar a perder tu mini huerto casero de germinados de lentejas.

Cuando hagas las primeras y te des cuenta de que comidas tal cual dicen más bien poco (lo que debe motivarte es ser conocedor de sus muchas propiedades frente a las lentejas cocinadas), no te pierdas esta receta de germinados de lentejas:

Semillas de Cebolla Negra

Me encanta usarlas para darle sabor a las ensaladas, a las hamburguesas (en vez de las tradicionales rodajas de cebolla), a algunas salsas… Pero hacerlas lleva más tiempo que otras semillas para germinar. En concreto, necesitarás hidratarlas durante 8-10 horas para mantenerlas a unos 15 ó 20ºC a partir de entonces. Haciendo dos enjuagues al día, obtendrás tus germinados en unos 12 días.

Si lo prefieres, también puedes usarlas directamente en tus guisos, o en tus recetas de encurtidos.

Pincha aquí si quieres comprar semillas de cebolla para germinar.

Semillas de Alfalfa

Es otra de las que salen fácil y rápido incluso sin necesidad de usar un germinador, y lo mejor que tienen es que una vez germinadas, las semillas de alfalfa están muy buenas y se prestan a hacer ensaladas o a decorar platos con ellas.

Pincha aquí si quieres comprar semillas de alfalfa para germinar.

Semillas para Germinados Comestibles

Pipas de Girasol

Las pipas o semillas de girasol se usan para hacer brotes, y requieren una técnica diferente, pero son fáciles de hacer. Para conseguirlos hay que echar unos 2 centímetros de sustrato en una bandeja y humedecerlo para luego añadir las semillas hidratadas durante 4 horas. Se cubren con un paño que guarde la humedad durante 3 días (nos preocuparemos de humedecer la tierra una vez al día), y entonces es cuando puedes exponer los brotes a la luz para que crezcan y se pongan verdes.

Las pipas de girasol para girasol no son las que se venden en los kioskos; bueno, sí lo son, pero a diferencia de aquéllas, no han sido tostadas.

Guisantes

Como el resto de legumbres, en principio basta con hidratar los guisantes secos durante 6 ú 8 horas para después hidratarlos dos veces al día. En tan sólo 4 días tendrás tus dulces y jugosos germinados de guisantes, pero no te vale con usar los guisantes del súper.

Pincha aquí para comprar guisantes para germinar.

Semillas de Mostaza Blanca

Yo la metería en el saco de las semillas para germinar de alumnos aventajados. Se puede germinar en bolsa de lino o en frasco (menos aconsejable), pero lo ideal es hacerlo en bandeja sobre sustrato, empleando la misma técnica que he explicado para las semillas de girasol. En 7 días suelen estar listas para usar, y los brotes tienen un sabor dulce y picante muy interesante para usar de forma moderada.

Pincha aquí si quieres comprar semillas de mostaza para germinar.

Semillas de Sésamo

Ojo, porque no son tan sencillas de tratar como las semillas de alfalfa, pero son otras de las básicas con las que merece la pena empezar. El fallo que yo cometía al principio era tenerlas demasiado tiempo en remojo, siendo necesario con unas 3 ó 4 horas. Luego, vale con remojarlas y lavarlas una vez al día y en 4 días más o menos, están listas.

Puedes comprar semillas de sésamo para germinar en muchos sitios, sólo tienes que asegurarte de que son semillas frescas y no tostadas, ya que al tostarse las semillas “mueren” y pierden la capacidad de germinar.

Semillas de Trébol Rojo para Germinar

Por último, las semillas de trébol rojo fueron todo un descubrimiento para mí por su sabor sutilmente dulce una vez germinadas. Para conseguir los germinados, se recomiendo usar la técnica de la bolsa de lino después de haberlas hidratado durante 6 horas. Enjuagándolas un par de veces al día, estarán listas en unos 7 días.

Compra aquí tus semillas de trébol rojo para germinar.

Con trigo o con trigo sarraceno, puedes emplear la técnica que se muestra en este vídeo:

semill

Dirás que faltan los garbanzos (que a priori deberían tener un comportamiento a las lentejas) o las alubias, y seguramente tienes razón. De hecho, convendría incluirlos en la lista de primeras semillas con las que probar a hacer germinados en casa, pero a mí me ha costado obtener buenos resultados con garbanzos y alubias haciendo lo mismo que he hecho con otras legumbres, así es que he decidido apartarlas de mi lista de “favoritas” o de recomendadas para quienes hacen sus primeros pinitos en el noble arte de germinar semillas.

Y tú, ¿qué semillas para germinados comestibles has probado y nos recomiendas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ricardo Ojalvo

Se define a través de sus recetas y artículos como un consumidor consciente y un amante de la cocina dominado por la curiosidad, comprometido con la causa de los platos fáciles, rápidos, ricos y sanos. Su pasión de eterno aprendiz es la sal de sus publicaciones, y su humor, la pimienta.

Usamos cookies para personalizar los contenidos y publicidad que ofrecemos en la web, así como obtener estadísticas y analizar el tráfico. Compartimos información acerca del uso que usted hace de nuestra web con nuestros socios de publicidad y de analítica web. Ellos pueden combinar dicha información con otros datos que usted les haya proporcionado anteriormente, o que hayan recogido de su actividad en otros servicios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las cookies.