Receta: Gazpacho Manchego de Pollo

Receta: Gazpacho Manchego de Pollo
4.7 (94.29%) 7 votos

Como ya comenté en la receta de las tortas cenceñas, mi muy estimada y admirada amiga Graci Roldán es la artífice de mi receta de gazpacho manchego de pollo, una delicia que llevaba mucho tiempo con ganas de hacer, a la que he dado forma inspirándome en las sugerencias de azafrandesbrin.com.

Como ellos mismos dicen, bajo un mismo concepto de gazpacho manchego se aceptan muchas elaboraciones, con multitud de variables. Lo que es evidente es la falta de relación, más allá del propio nombre, entre los gazpachos andaluz y extremeño, y el gazpacho manchego.

A la hora de hacer gazpacho manchego, ya sea de pollo, de perdiz, de conejo o de cualquier otra carne, lo recomendable es hacer cada cosa por separado, y en distintos días, empezando por las tortas cenceñas, siguiendo por la carne y el caldo (que en el caso de dejarlos repoReceta: Gazpacho Manchego de Pollosar durante un par de días nos permitirá multiplicar por tres el sabor del pollo), y terminando por la mezcla de todos los elementos.

Las ya mencionadas tortas cenceñas las podemos hacer varios días antes, asegurándonos de que están crujientes en el momento que vayamos a usarlas. No se tarda mucho, es fácil hacerlas, y tenemos que pasar por el “trance” si queremos hacer algo cercano a un gazpacho manchego auténtico, aunque también podemos comprarlas si preferimos optar por una versión fácil de la receta.

El gazpacho manchego es un batiburrillo de sabores, texturas e ingredientes de distinta naturaleza, una comida muy completa y genuina que inspira al menos pintado a calzarse una herradura y lanzarse al campo de batalla cuando el enemigo son molinos… digo gigantes.

Gazpacho Manchego de Pollo

Gazpacho Manchego de Pollo

Seguramente, el plato más emblemático de la cocina quijotesca, una sabrosa mezcla de carne deshebrada en salsa con verduras.

Ingredientes del Gazpacho Manchego (para 2 personas):

  • 1/3 de pollo, incluyendo parte de la carcasa
  • 1/2 cabeza de ajo
  • 1 tomate maduro
  • 800 ml. de agua
  • 2 hojas de laurel
  • 10 hebras de azafrán
  • 1/2 cebolla
  • 3 champiñones
  • 3 cucharadas de tomate frito casero
  • 150 gr. de tortas cenceñas
  • 6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Cómo hacer Gazpacho Manchego de Pollo:

  1. En una cazuela, marcar el pollo con las tres cucharadas de aceite de oliva virgen extra. Apartarlo cuanto esté dorado.
  2. Sofreír en la misma cazuela la media cabeza de ajo junto con el tomate entero durante unos 5 minutos, hasta “quemarlos” ligeramente.
  3. Entonces, añadir el agua caliente, el pollo, el laurel y el azafrán “roto” con los dedos; tapar, y dejar todo cocer durante 2 horas a fuego muy lento.
  4. Colar el caldo, sacar el pollo, separar la carne de los huesos, y deshebrar la carne. Reservar por separado hasta que llegue el momento de hacer el gazpacho manchego.
  5. Con el caldo, la carne y las tortas cenceñas en nuestro poder, nos disponemos a hacer un sofrito en una cazuela con la cebolla en juliana y otras 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
  6. Al cabo de 5 minutos, añadimos los champiñones laminados, y cuando los champiñones estén blandos, echamos las tres cucharadas colmadas de tomate frito casero.
  7. Por último, añadimos a la cazuela la carne y el caldo, echamos las tortas cenceñas troceadas y dejamos que cueza todo durante 15 minutos antes de servir el gazpacho manchego.

Tiempo de preparación: 30 minutos

Tiempo de cocción: 150 minutos

Veredicto: ★★★★★

Cómo hacer Gazpacho Manchego de Pollo

Aunque tiene su miga, hacer gazpacho manchego de pollo es fácil, pero antes y después de hacerlo Graci Roldán me dio algunos consejos que te interesa tener en cuenta si es tu primera vez:

  • Siendo seguramente la receta más representativa de la gastronomía manchega, resulta curioso que el azafrán no sea un ingrediente “obligado”. Yo lo he usado y no me arrepiento, según dicen, el gazpacho manchego original no llevaba azafrán.
  • El debate “cebolla sí o cebolla no” siempre ha existido en torno al gazpacho manchego. Hay quienes se inclinan por no usarla porque, al parecer, ésta hace que las tortas cenceñas se ablanden más de la cuenta.
  • En ocasiones, las tortas cenceñas se usan para sostener las raciones de gazpacho manchego a modo de cuchara, pero no es lo típico, y tampoco resulta cómodo.
  • Si haces gazpacho manchego de más, puedes congelar las raciones de carne, verdura y caldo sin las tortas. En el momento de hacerlo, sólo hay que dejar cocer las tortas cenceñas en el caldo durante 15 minutos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ricardo Ojalvo

Se define a través de sus recetas y artículos como un consumidor consciente y un amante de la cocina dominado por la curiosidad, comprometido con la causa de los platos fáciles, rápidos, ricos y sanos. Su pasión de eterno aprendiz es la sal de sus publicaciones, y su humor, la pimienta.

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.