Recetas fáciles, trucos de cocina, consejos, nutrición y mucho más.

Receta: gratinado de patatas

No sé si a vosotros también os pasará, pero yo a veces me confieso esclavo de algunos de los ingredientes que compro. Me refiero a que, por ejemplo, lleno el cesto de las patatas, y al cabo de unas semanas me veo obligado a cocinar algo con patatas para que no se me acaben pudriendo. Esto también me pasa con los pimientos y con los tomates, los reyes de la cocina, con los que siempre lleno la despensa generosamente.

Y claro, de la necesidad de utilizar determinados productos surgen las recetas de circunstancia, que en muchos casos son las mejores, porque se convierten en inesperados descubrimientos. La que os vengo a relatar hoy es una de ellas.

Se trata de un riquísimo gratinado de patatas que surgió de mi deseo convertido en acuciante urgencia de dar salida a la gran cantidad de patatas que se me juntaron la semana pasada sin darme cuenta.

A quienes la comieron comigo y mi mismo, nos encantó el resultado, por eso estoy aquí para contaros cómo se hace.

Ingredientes de un gratinado de patatas para 3 personas:

Gratinado de patatas en su plato
1/2 kilo de patatas
1/3 litro de leche
80 ml. de nata
50 gr. de queso gruyere rallado
2 cucharadas soperas de aceite de oliva
1 diente de ajo
Pimienta molida
Sal

Elaboración del gratinado de patatas:

Paaso a paso de la receta de gratinado de patatas
1. Pelar y cortar las patatas en láminas de no más de 4 milímetros de grosor.
2. Hervir 1/3 de litro de leche en una cazuela, y echar las patatas. Añadir 80 ml. de nata, la mitad del queso gruyere, rectificar de sal y pimienta, y dejar cocer unos 20 minutos. Durante este tiempo, remover con una cuchara para evitar que las patatas se peguen en el fondo del cazo.
3. Machacar un ajo en un mortero, y esparcirlo por las paredes de un recipiente para horno de un tamaño adecuado para la cantidad de patatas que se esté manejando.
4. Verter las patatas en el recipiente, añadir dos cucharadas soperas de aceite de oliva y remover bien.
5. Echar por encima la otra mitad de queso gruyere y meter en el horno precalentado a 170º durante una hora, aproximadamente.

Dado que cada horno es de su padre y de su madre, os recomiendo que pasada la primera media hora de cocción, os asoméis al horno al menos cada 5 minutillos, para que el gratinado de patatas no acabe convirtiéndose en carbón de reyes. Si veis que el queso es de los que se queman fácilmente, pero el gratinado aún no está bien hecho, podéis cubrir el recipiente con un trozo de papel de aluminio.

¡Ah!, y si podéis, os recomiendo también que hagáis el doble de gratinado de patatas de lo que os vayáis a comer en el momento de cocinarlo. Lo que sobre lo podéis guardar en el frigorífico, y os vendrá estupendamente para otra comida o cena en los días siguientes.

14 comentarios en esta entrada
    • Sofía, has dado en el clavo. A mí me sorprendió mucho lo cuajada que quedó la patata, como si estuviera ligada con huevo… El secreto está en el queso y la nata. Yo rompí las patatas en el cazo mientras se cocían, para que fueran más pequeñas. Ya me contarás cuando la pruebes… 😉

  1. Que sepas Ricardo que ahora mismo tengo mis papas en el horno… JAJAJAJA.
    Qué significa eso?? que tu receta me encantó!!!

    1 saludete!!!

      • Salieron del horno para entrar en los “hornos” de nuestras barrigas, jajajajaja. Espectacular, aunq introduje algunas variantes como el perejil, y tb el tiempo, pero eso ya lo indicabas tu, en el mio con 35min a 175ºC estaban listas.

        Todo un descubrimiento, esta receta pasa a la lista de las “hacibles” jejejeje.

        1 saludete champion!!!

        • ¡Me alegro mucho! Lo de especiar yo lo dejo a gusto de cada cual. Me parece buena idea lo del perejil. Tampoco le va mal un poco de cebolla. ¡Saludos!

    • Sin duda, es una buena opción para los niños. Yo la acompañaría con un poco de salsa de tomate para que les resultara más atractiva.

  2. Hecho, pastel de patata hecho y comido. Tengo que decir que disfrutado mucho, ya que está delicioso.

    Mi marido lo hizo el sábado, le echó un poco de cebolla por encima y, en lugar del queso gruyere, una mezcla de quesos rallados para gratinar. Estaba muy muy rico, aunque tengo que admitir que lo que sobró nos lo comimos el domingo acompañados con huevos a la plancha, y estaba aún más rico si puede.

    Gracias por esta estupenda receta.

Deja un comentario

El equipo de Cocina.es

¡Conócenos! En los fogones de este blog, somos muchos los apasionados del buen comer y de la nutrición comprometidos con tus ganas de aprender y de descubrir nuevas y originales recetas de cocina. Tenemos mucho que contarte.

Usamos 'cookies' propias y de terceros para dar un mejor servicio y ofrecer publicidad personalizada a nuestros usuarios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las 'cookies'.