Carbón dulce para los buenos

Tradicionalmente, se ha dicho que el carbón es el regalo que reciben los niños malos por parte de los Reyes Magos de Oriente durante la noche del 5 al 6 de enero de cada año. Sin embargo, cualquiera que lo haya probado sabe que el carbón dulce (también conocido como carbón de azúcar) es una golosina muy tentadora, digna de ser recibida por los niños más buenos. Y es que detrás del aspecto rocoso poco apetecible del carbón dulce, se encuentra una de las delicias más típicas de la Navidad.

El carbón dulce es en realidad un sustituto extremadamente benévolo del carbón de verdad que recibían los niños malos en el pasado, en el caso de portarse mal a lo largo del año. El encargado de hacer la entrega del carbón era un paje de los Reyes Magos muy especial llamado “Carbonilla”, un personaje que forma parte de la mitología navideña, y que supuestamente vigilaba a los niños durante todo el año, para posteriormente emitir sus informes a sus Majestades los Reyes de Oriente acerca del comportamiento de los niños.

Como producto gastronómico, el carbón dulce es una chuchería elaborada a base de azúcar, agua coloreada, jugo de limón y clara de huevo; un mejunje con el que se obtiene un líquido espumoso que es el que proporciona al temido y preciado producto -según se mire- su carácter poroso.

2 comentarios en “Carbón dulce para los buenos

  • 13 Julio, 2011 a las 3:41

    PODRIAN DAR LA RECETA DE EL CARBON DULCE POR FAVOR SALUDOS

    Respuesta
    • 13 Julio, 2011 a las 7:26

      Hola leopoldo:
      En el post está el enlace, solo tienes que pinchar en las palabras carbón dulce que están en naranja. De todas formas te pongo aquí el enlace a la Cocina.es, donde se ve la receta ( http://carbon-dulce.recetascomidas.com/).
      Esperamos que te salga perfecto, nos cuentas si te animas a hacerlo ¿vale?.
      Saludos

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ricardo Ojalvo

Se define a través de sus recetas y artículos como un consumidor consciente y un amante de la cocina dominado por la curiosidad, comprometido con la causa de los platos fáciles, rápidos, ricos y sanos. Su pasión de eterno aprendiz es la sal de sus publicaciones, y su humor, la pimienta.

Usamos cookies para personalizar los contenidos y publicidad que ofrecemos en la web, así como obtener estadísticas y analizar el tráfico. Compartimos información acerca del uso que usted hace de nuestra web con nuestros socios de publicidad y de analítica web. Ellos pueden combinar dicha información con otros datos que usted les haya proporcionado anteriormente, o que hayan recogido de su actividad en otros servicios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las cookies.