Recetas fáciles, trucos de cocina, consejos, nutrición y mucho más.

¡17 tipos de harina!

Hoy nos metemos en harina con el fin de aprender lo máximo en el menor tiempo y espacio posible acerca de los diferentes tipos de harinas, y lo haremos con la firme intención de dejar a un lado las harinas de otros costal.

La harina ha desempeñado y desempeña un papel tan importante en el desarrollo alimenticio de la humanidad; tal es así, que podría decirse que se trata del polvo del que venimos, y el polvo en el que nos convertiremos.

La harina es un alimento esencial junto con otros ingredientes básicos como el azúcar, la sal, el arroz, la pasta, etc.; y una de las principales fuentes de cereales e hidratos de carbono de nuestra dieta.

Entre los diferentes tipos de harina, los distintos tipos de harina de trigo son los más conocidos y también los más usados, pero existen otras muchas variantes del concepto de harina. Tantas, que es posible que llegues a sorprenderte de las clases de harinas que se usan normalmente para la elaboración de alimentos.

Dividiré los 17 tipos de harina que he seleccionado (existen muchas más) en tres grupos: harinas de cereales, harinas vegetales y harinas de origen animal. En el tercer grupo, sin duda están los tipos de harina más raros:

Harinas de cereales

Son las más comunes y numerosas con diferencia, y también las más conocidas por todos. Entre ellas, la destacan las harinas de trigo y de maíz, pero cada vez son más demandadas el resto de harinas de cereales:

Harina de trigo

Es tan común, sobre todo en Europa, que en muchas recetas se da por hecho que al decir harina, se está haciendo alusión a la harina de trigo.

Es la más usada para la elaboración del pan, el alimento por excelencia, y se distinguen numerosos subtipos dependiendo de la cantidad obtenida por cada 100 gr. de trigo, de su mayor o menor refinamiento, de su composición nutricional, de su cantidad de gluten, o del tipo de trigo usado para su elaboración:

· Harina de trigo 0

· Harina de trigo 00

· Harina de trigo 000

· Harina de trigo 0000

· Harina de trigo integral

· Harina de trigo refinada, o harina blanca.

· Harina de trigo reforzada

· Harinas de fuerza, elaboradas con trigo de primavera. Se usan para hacer panes, masas de pizza, roscones y bollos de leche…

· Harinas flojas, elaboradas con harinas de invierno. Son apropiadas para bizcochos, crepes, bechamel, masas de crepes…

· Harina de trigo de sarraceno.

· Etc.

Pan
Harina de maíz

Es la harina por excelencia en Sudamérica, siendo el ingrediente principal de las típicas tortitas o tortillas de maíz.

Harina de centeno

Muy común en el medievo, hoy en día es la materia prima indispensable en los países escandinavos para la elaboración de pan. En España, aún ocupa una posición de prestigio entre el común de las harinas usadas para hacer pan. Su principal cualidad, aparte de su peculiar sabor, es que se trata de una harina muy baja en gluten.

Harina de cebada

También es una harina baja en gluten, y es muy común en Inglaterra para hacer pan.

Harina de avena

Con una textura muy fina y un sabor muy suave, la harina de avena es muy popular en Estados Unidos, usándose para hacer papillas de cereales para el desayuno, cremas, galletas, bizcochos, magdalenas, etc.

Harina de arroz

Es especialmente popular en Asia, donde se utiliza para elaborar, entre otras cosa, los famosos fideos de arroz. Por su finura, es idónea para papillas y rebozados, o para ser usada como espesante de salsas.

Si lo tuyo son las harinas de cereales, seguro que encuentras interesante esta extensa selección de recetas de pan:

Recetas de pan

Harinas vegetales

Aparte de las harinas de cereales, también existen harinas vegetales procedentes de legumbres, frutos, tubérculos, e incluso de plantas, arbustos y árboles, como las siguientes:

Harina de garbanzos

Es la harina por excelencia de la gastronomía india, aunque también se encuentra muy extendida entre países mediterráneos como España, Turquía o Italia, etc. Es muy nutritiva y especialmente sabrosa. Como curiosidad, la harina de garbanzos es el tipo de harina que se recomienda para la elaboración de las tortillas de camarones, típicas en Cádiz.

Harina de garbanzos
Harina de habas

Al parecer, es usada para aportar sabor a los panes de molde industriales, y es el tipo de harina recomendada en la receta original del ajo blanco.

Harina de guisantes

Destaca por sus aportes en proteínas y en un aminoácido esencial para el ser humano: la lisina. Sin embargo, no es una harina de uso muy común.

Harina de castañas

Su sabor es único, y da como resultado panes y bizcochos muy aromáticos y especialmente consistentes.

Harina de yuca (o mandioca)

Es muy común en Paraguay, y algo menos en los dos grandes países del subcontinente americano: Brasil y Argentina. Se usa sobre todo para hacer panes y papillas.

Harina de patatas

Al no tener gluten, es harina apta para celíacos. Es ideal como espesante por su alto contenido en almidón, y con ella se pueden hacer excelentes purés de patatas, salsas, etc.

Harina de acacias

La podéis encontrar en Australia, y se elabora a partir de las semillas de este pequeño árbol.

Harinas de origen animal

Por último, en un tercer saco, yo metería las harinas de origen animal, la mayoría de las cuales se merecen la consideración de “harinas especiales” o “harinas rarunas”, y en cualquier caso, rara vez son empleadas para la elaboración de alimentos para humanos.

Harina de huesos

No se usa para la alimentación de humanos, pero en los piensos de ganado es muy común.

Harina de pescado

Al igual que la anterior, es usada exclusivamente para alimentar a aves, ganado, peces, reptiles, etc.

Harina de sangre

Según he podido saber, se obtiene a partir de la desecación de sangre animal, y se emplea en piensos animales y como abono.

Harina de cuernos

Se incluirían también las harinas de pezuñas y plumas de aves de corral; pero tranquilos, sólo se emplea para la elaboración de piensos animales.

 

Existen muchos más tipos de harinas, pero yo lo dejo aquí porque, como ves, la cosa se está poniendo fea 🙂

Sin embargo, me interesa mucho que me cuentes qué tipos de harina conoces tú aparte de las que acabo de citar.

¡Sorpréndeme!

Fotos: Zigazou76 / Traaf / FotoosVanRobin

18 comentarios en esta entrada
  1. …harina de soja,
    harina de quinoa,
    harina de mijo,
    harina de miso,
    harina de plátano macho,
    harina de teff blanco,
    harina de teff negro… (todas éstas también sin gluten:)

    P:D: muy buena la pregunta sobre la identidad (da qué pensar…) ¿soy una persona? 😀

    • Sinceramente, dudo si serás una persona o un pan muy listo… 😛 ¡Cómo se me pudo pasar la harina de mijo! Gracias. ¡Un saludo!

      • Harina de Mijo
        Aunque rica en proteínas, la harina de mijo es baja en gluten y no se usa normalmente sola para elaborar pan. Es de color amarillo claro y de textura arenosa. Mezclada con harina de trigo produce un pan con sabor similar a un fruto seco.

        Harina de Soja
        Es una excelente fuente de proteína, hierro, vitaminas del complejo B y calcio. La harina de soja sin grasa es también una fuente importante de fibra. Contiene isoflavonas, que actúan como antioxidantes para la prevención del cáncer, osteoporosis y la enfermedad cardiovascular.
        Baja en gluten. Posee una textura ideal para la preparación de una gran variedad de recetas o productos.

        Y Harina de Avena, Centeno, Arlofón, Castañas…. etc…

    • Hola, Rosa.

      La harina leudante es un preparado de harina con levadura en polvo (impulsor químico) y sal, que se usa generalmente para hacer bizcochos. Debes usar, por tanto, harina de trigo y levadura tipo Royal en una proporción de 1 kg. de harina por 27 gr. de levadura tipo Royal y unos 8 gr. de sal.

      Un saludo.

  2. Las tortillas de maíz no se hacen con harina de maiz, sino con maiz cocido y triturado.

    Y la harina de garbanzos no es solo típica de la India. En cádiz es parte esencial de la famosa tortillita de camarones.

    Un saludo

  3. Excelente información, quisiera hacer una consulta, soy Venezolano, y he leído una receta mexicana en la cual mencionan un ingrediente “Harina no precocida” quisiera saber que tipo de harina es esta o cual puedo usar.
    Gracias por su tiempo en compartir esta información.

    • Hola, Nelson. La verdad es que me pones en un aprieto, porque es la primera vez que lo oigo, pero no hacen más menciones, imagino que será un tipo de harina de trigo normal. Tal vez si me pasas la receta pueda sacarte de dudas. ¡Suerte, un abrazo!

  4. Hola, soy Carolina y quizás puedo aportar algo con este comentario sobre la “harina pre cocida” y algunos comentarios de la harina de maíz, al menos en mi país: Chile. Aquí existen diversos tipos de harina: las crudas como las de cereales: trigo (y sus variedades: refinada, integral, blanda, dura, de fuerza, de repostería, leudante, que son siempre harinas crudas); de maíz; de centeno; de cebada; de arroz; de trigo sarraceno que en general, son harinas crudas, esto es, el grano del cereal es molido pero también hay harinas “precocidas”, esto es, que pasan por una breve cocción en su elaboración, como ocurre en algunos casos con la molienda del grano de maíz para preparar lo que nosotros conocemos como “chuchoca” y la “polenta” de maíz (se seca al sol el grano del maíz y se cocina y se deja secar que es distinta a la preparación de un alimento denominado “Polenta” que se prepara con maíz y otros ingredientes, que está presente en la cocina de parte de Italia y algunos países americanos). En el caso de la harina de trigo, en nuestro país es común la “harina tostada”: proceso por el cual se tuesta la harina por algunos minutos y ocupa para preparaciones cocidas como crudas. También hay algunas harinas de algunas legumbres como la soja o soya (que la hay cruda y precocida: el grano se cocina por unos minutos para quitarle amargor y facilitar la molienda, se cuela, después viene el secado, molido y tamizado); la de garbanzos, lentejas, arvejas (en otros países creo que les llaman judías: son legumbres verdes que están en una suerte de vaina), porotos (llamados frijoles en otros países) y maní hay crudas y precocidas; de algunas semillas como quínoa y amaranto, también hay crudas y precocidas; la de algunos frutos secos también crudas y precocidas (se hidratan con agua por minutos u horas, según el caso, se lavan, escurren y se procesan: se puede aprovechar de obtener una suerte de “leche vegetal” y con el resto del fruto (algunos lo llaman afrecho u otros nombres) que ya está molido, se deja secar (al natural o al horno) y se procede a la harina (de nueces, almendras, avellanas, etc.) La de algunas semillas es cruda como la linaza, la chía. Seguro quedaron otros tipos de harina por ahí, espero haber ayudado algo. Saludos desde Chile.

    • Grandísima aportación, Carolina. Esto sí que es “meterse en harina”… 😉 Muchísimas gracias por tu sabio comentario.

    • Hay muchos más tipos de harina aparte de los que se nombran aquí, amigo. A poco que profundices en el tema, quedarás aún más impresionado. Gracias y un saludo.

Deja un comentario

El equipo de Cocina.es

¡Conócenos! En los fogones de este blog, somos muchos los apasionados del buen comer y de la nutrición comprometidos con tus ganas de aprender y de descubrir nuevas y originales recetas de cocina. Tenemos mucho que contarte.

Usamos 'cookies' propias y de terceros para dar un mejor servicio y ofrecer publicidad personalizada a nuestros usuarios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las 'cookies'.