Receta: salsa putanesca

El origen de la salsa putanesca es turbio como la etimología misma del término putanesca. En italiano, pasta “alla putanesca” quiere decir más o menos pasta a la prostibularia; es decir, al estilo de las prostitutas.

La razón no está clara, aunque podría estar relacionada con la costumbre de los marineros en la Edad Media de visitar los prostíbulos de las ciudades portuarias a las que arribaban, muchos de los cuales, al parecer, pagaban a las prostitutas con uno de los ingredientes principales de la salsa: las anchoas.

A mí me sobra la pasta, tengo que reconocerlo. Tanto, que tengo que comérmela una vez por semana. Pero por más que me gusta inventar y descubrir nuevas salsas para la pasta, cada vez que voy a un restaurante italiano no salgo de lo mismo, y pido cualquier tipo de pasta, pero siempre con salsa putanesca. En casa ya es otra cosa, aunque desde que aprendí a hacer la salsa putanesca casera, y sobre todo desde que conseguí darle el puntito, es una de mis habituales.

Alguno se echará las manos a la cabeza, pero yo conseguí darle el sabor que buscaba a la salsa putanesca utilizando las sobras de un tapenade de aceitunas negras que hice un buen día, y con el que la salsa putanesca comparte la mayoría de sus ingredientes. Oficialmente, todos menos el romero, pero nosotros vamos a echárselo también.

No obstante, para no liaros, os voy a relatar la receta de la salsa putanesca paso a paso tal y como yo la hago, sin partir del tapenade como ingrediente compuesto. Vamos allá.

Ingredientes de la salsa putanesca para 450 gr. de pasta (2 personas):

Salsa putanesca


1/2 cebolla
1 pimiento verde
8 anchoas en salazón con aceite de oliva
3 cucharadas de alcaparras
15 aceitunas negras
3 dientes de ajo
Aceite de oliva
Tomate frito
Orégano
Romero
Sal

Elaboración de la salsa putanesca:

Ingredientes del tapenade usados para la salsa putanesca


1. Hacemos un sofrito con la cebolla muy picada, al que posteriormente añadiremos el pimiento verde, también bastante picado.
2. Mientras se hace, echaremos en el vaso de la batidora las anchoas, las alcaparras, las aceitunas negras, unas ramitas de romero y un chorro de aceite de oliva; y trituraremos hasta conseguir un picado con textura granulada (no nos interesa hacer un puré).
3. Al sofrito, una vez que la cebolla esté transparente y el pimiento se haya ablandado, le añadiremos medio vaso de tomate frito, removeremos, y seguidamente echaremos el picado o tapenade.
4. Dejaremos que los sabores se mezclen entre sí, añadiremos abundante orégano, y si es necesario, rectificaremos de sal.

Como veis, en mi particular versión de la salsa putanesca he prescindido de echar guindilla. Si se la he echado alguna vez, ha sido mientras se hacía el sofrito, pero al final siempre la he retirado.

Si hacéis la salsa putanesca, podéis aprovechar el proceso para guardar un poco de tapenade para una tapa. Es más, debéis hacerlo.

Tapenade empleado para la salsa putanesca
Tapenade de aceitunas negras empleado para la salsa putanesca

En cuanto a la pasta en sí para acompañar a la putanesca, yo os recomiendo cualquiera, menos los espagueti. Unos ñoquis siempre le van bien, y cualquier pasta hueca, con forma radial o al estilo radiatori, como la de la foto, tiene la ventaja de atrapar la salsa en su interior.

8 comentarios en “Receta: salsa putanesca

  • 27 febrero, 2012 a las 13:13

    Qué rico el tapenade de aceitunas, qué rico estaba!!!! Creo que haré la salsa aunque sólo sea para volver a comer el tapenade.

    Gracias por recordármelo Ricardo, eres el mejor.

    Respuesta
    • 27 febrero, 2012 a las 13:30

      Se puede decir que la de la salsa putanesca a mí manera, son dos recetas en una. Y si te gustó el tapenade, ésta seguro que también 😉 Un beso, Sofi.

      Respuesta
  • 27 febrero, 2012 a las 14:15

    Pues yo no e probado el tapenade, dejarme el enlace que lo hare!!!

    Respuesta
  • 27 febrero, 2012 a las 14:16

    Leches!!!! que torpe soy!!!! ya e visto el tapenade de aceitunas, lo hare y ya os contare!

    Respuesta
    • 27 febrero, 2012 a las 14:30

      😀 Si es que te lees antes los comentarios que la receta… Si te gustan los sabores fuertes, te gustará el tapenade. Genera sensaciones contrapuestas: o puro vicio, o rechazo frontal. No olvides el romero.

      Respuesta
      • 27 febrero, 2012 a las 20:29

        No lo olvidare! Gracias!

        Respuesta
  • 29 febrero, 2012 a las 18:40

    Preparando una receta para el blog encontre en un libro anitguete de comida tradiional italiana que a la Putanesca tambien le echan bonito en oliva (lata de 230g para la receta que esta publicada aqui sería mas que suficiente. Queda muy bueno y contraresta los sabores fuertes de las alcaparras y anchoas (aunque a mi me gusta)

    Respuesta
    • 29 febrero, 2012 a las 18:59

      Tomo nota de la sugerencia. Parece una idea más que razonable. Mañana haremos unos ñoquis caseros en Blogcocina, así que nos vale para probar cosas nuevas… 🙂

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ricardo Ojalvo

Se define a través de sus recetas y artículos como un consumidor consciente y un amante de la cocina dominado por la curiosidad, comprometido con la causa de los platos fáciles, rápidos, ricos y sanos. Su pasión de eterno aprendiz es la sal de sus publicaciones, y su humor, la pimienta.

Usamos cookies para personalizar los contenidos y publicidad que ofrecemos en la web, así como obtener estadísticas y analizar el tráfico. Compartimos información acerca del uso que usted hace de nuestra web con nuestros socios de publicidad y de analítica web. Ellos pueden combinar dicha información con otros datos que usted les haya proporcionado anteriormente, o que hayan recogido de su actividad en otros servicios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las cookies.