Recetas fáciles, trucos de cocina, consejos, nutrición y mucho más.

Batidos refrescantes para el verano

Los batidos son una forma fácil, divertida y refrescante de tomar fruta en verano, además de otros alimentos como la leche o el azúcar, imprescindibles en su justa medida para una dieta equilibrada. Ideales para tomarlos fríos en el desayuno, después de las comidas principales, en la merienda, o mezclados con algún licor durante la noche; los batidos son todo un mundo de posibilidades, generosos en el aporte de nutrientes, y sumamente agradables los días de calor.

¿Qué tipo de fruta es la más apropiada para hacer un batido?

Aunque vale casi cualquier tipo de frutas, una recomendación básica es que utilicéis, a ser posible, fruta madura, o muy madura. A veces, hacer un buen batido es la escusa perfecta para dar salida a algunas piezas de fruta casi echadas a perder que, de lo contrario, es muy posible que acabaran en la basura.

Otra recomendación que no podemos dejar pasar en Blogcocina, es que uséis siempre frutas de temporada.

¿Qué diferencia hay entre un batido y un zumo de frutas?
Aunque la frontera parece estrecha, un zumo de frutas es, en principio, el jugo extraído directamente de la fruta, si más aditivos que la dosis de azúcar deseada. Para poder hablar de batido, en la mezcla tiene que haber leche o algún derivado de la leche como yogures, helados, cremas de licor, etc.

Proporción de fruta, leche y azúcar para un batido equilibrado.
Por regla general -aunque depende del tipo de fruta-, por cada 250 gr. de fruta añadiremos 3 cucharadas soperas de azúcar y 1/2 litro de leche. No obstante, conviene probar los batidos a medida que los hacemos, para lograr la combinación perfecta: ni muy dulce, ni muy ácido; ni muy denso, ni demasiado fluido, etc.

1. Batido de moras. Un color muy llamativo para un batido sabroso y lleno de propiedades.

2. Batido de cerezas. Las niñas bonitas de de la cesta de frutas durante el verano, las cerezas, convertidas en un refrescante batido.

3. Batido de fresas con yogur. Un clásico para meriendas y desayunos saludables, refrescantes y dulces.

4. Batido de plátano con chocolate. Para cargar las pilas y deleitarse con una mezcla de fama mundial.

6. Batido de piña y jengibre. Exótico como el que más.

7. Batido de Bayleys y helado. No todo son frutas en los batidos de verano, pero puestos a mezclar, mejor hacerlo con criterio.

8. Batido de piña colada. El batido con alma de cóctel que nunca pasa de moda.

Fotos: Blogcocina / *Suri / Marta Gala / Xavi Talleda / _Rockinfree

4 comentarios en esta entrada
    • La verdad es que en verano apetecen bebidas refrescantes, sabrosas y con un aporte extra de vitaminas. Para las moras ya no falta nada, aunque depende del lugar de España donde vivas (por mi ciudad ya se pueden coger), y te recomiendo francamente que lo pruebes. Para mí, fue todo un descubrimiento por su color, y por su sabor. Un saludo 🙂

Deja un comentario

El equipo de Cocina.es

¡Conócenos! En los fogones de este blog, somos muchos los apasionados del buen comer y de la nutrición comprometidos con tus ganas de aprender y de descubrir nuevas y originales recetas de cocina. Tenemos mucho que contarte.

Usamos 'cookies' propias y de terceros para dar un mejor servicio y ofrecer publicidad personalizada a nuestros usuarios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las 'cookies'.