Recetas fáciles, trucos de cocina, consejos, nutrición y mucho más.

Receta: pretzels o bretzels

La receta de los panes pretzels, brezels o bretzels típicos en Alemania, Alsacia y Suiza que hunde sus orígenes en la historia, es fácil incluso para principiantes en el maravilloso mundo de las masas y los panes como un servidor.

Enamorado de los pretzels desde que los descubrí hace algunos años viajando por Alsacia, he investigado acerca de la receta original con el fin poder de hacerlos en casa sin demasiado esfuerzo, y aunque aún me quedan muchos pretzels para acercarme al sabor y la sensación en boca que guardo en mi memoria, creo que la que os cuento sirve perfectamente como receta de iniciación.

¿Pretzels o bretzels?

El nombre de este delicioso pan delata su origen germánico, al mismo tiempo que genera dudas por las dos formas diferentes de escritura que se conocen. Sin embargo, el origen del término está relacionado con la voz latina “bracellus” (brazos pequeños), y de ahí, “brezel”, siendo una de las hipótesis su posible alusión a los brazos entrelazados de los niños durante las oraciones.

 Pretzels caseros

Un pan muy especial con vitola de aperitivo, merienda o “tentempié”.

Ingredientes:

Para el prefermento:

Para la masa definitiva:

  • 200 gr. de harina de trigo para repostería
  • 95 gr. de leche
  • 15 gr. de aceite de girasol
  • 5 gr. de miel
  • 3 gr. de sal

Para el acabado:

  • 1 l. de agua
  • 30 gr. de bicarbonato sódico
  • Sal gruesa
  • Semillas de sésamo (opcional)

pretzels o bretzels

Elaboración:

  1. Si queremos hacer los pretzels por la tarde, dos horas antes tenemos que hacer el prefermento, que tiene un nombre muy serio pero es tan sencillo como disolver la levadura en el agua tibia y mezclarlo con la harina en un cuenco, removiendo con una cuchara. El prefermento lo taparemos y lo dejaremos en un lugar cálido, hasta que empiecen a “brotar” las típicas burbujas de aire con bastante alegría. Esto os puede llevar entre dos y tres horas.
  2. Una vez tengamos el prefermento o masa madre en su estado óptimo, en un bol tamizamos la harina, hacemos un agujero en medio, echamos el resto de ingredientes de la masa definitiva en medio (la leche tibia), añadimos el prefermento y mezclamos bien hasta obtener una masa homogénea.
  3. Ahora toca amasar con energía (es una masa bastante compacta), tapar durante unos minutos, volver a amasar, y así durante unos veinte minutos, más o menos.
  4. Metemos la masa definitiva de los pretzels en un bol limpio y engrasado, lo tapamos con papel film, y lo dejamos en un lugar cálido hasta que la masa fermente y doble su volumen.
  5. Llegados a este punto, cogemos la bola de masa y la cortamos en 4 mitades. Hacemos una bola con cada porción de masa, nos humedecemos las manos, y en una superficie lisa y limpia (sin harina) las estiramos una a una apretando fuerte con las palmas desde el centro hacia los laterales, hasta tener un cilindro de unos 75 centímetros. Luego, doblamos y hacemos los lazos con la forma típica de los pretzels.
  6. Una vez tengáis los pretzels con su forma, los vamos a sumergir durante un par de segundos en la mezcla de agua y bicarbonato sódico en las cantidades indicadas (también se pueden pintar con huevo). En la receta original de los pretzels se usa sosa cáustica, pero teniendo en cuenta lo delicado de su manejo, para los no profesionales yo recomiendo usar bicarbonato, ya que el resultado es bastante bueno.
  7. Hecho esto, colocamos los pretzels sobre papel de hornear en la bandeja del horno, y espolvoreamos sobre la masa sal gruesa y sésamo al gusto para decorar (esto del sésamo es cosa mía, pero le da un toque de sabor).
  8. Cocción: 14 minutos a 215ºC en la parte superior del horno (precalentado), calor arriba y abajo, metiendo una fuente con agua el la parte de abajo.

Preparación: 1 hora

Cocinado: 14 minutos

Número de pretzels: 4

Veredicto: ★★★★★

Pretzels duros o blandos

Se suele distinguir entre dos tipos de pretzels o brezels: unos duros, tipo aperitivo, también conocidos como palitos salados, y otros blandos, con masa de pan, que se corresponden con esta receta. No obstante, incluso los pretzels de pan se os pueden quedar duros unas cuantas horas después de haberlos horneado, si no los hacéis lo suficientemente gruesos, o si no los mantenéis bien tapaditos.

Como veis, la receta es para 4 pretzels grandes u 8 pequeños. Son las cantidades para poder hornearlos en una sola tanda en un horno convencional. Si queréis hacer más tandas o vuestro horno tiene capacidad para hacer más pretzels, aumentad las cantidades de los ingredientes siempre de forma proporcional.

2 comentarios en esta entrada
  1. Que cosita tan rica!!!! Que mono ha quedado y que pinta tan buena. Un vicio, este tipo de galletitas saladas se comen solas. Son un no parar, si empiezas no paras. Muy buena receta, me gusta mucho, asi que me la apunto.
    Me quedo por aquí para seguirte de cerca. Te dejo mi blog por si quieres visitarme algún día. Un besito y gracias por tus recetas!!!

    titxenfood.blogspot.com.es

Deja un comentario

El equipo de Cocina.es

¡Conócenos! En los fogones de este blog, somos muchos los apasionados del buen comer y de la nutrición comprometidos con tus ganas de aprender y de descubrir nuevas y originales recetas de cocina. Tenemos mucho que contarte.

Usamos 'cookies' propias y de terceros para dar un mejor servicio y ofrecer publicidad personalizada a nuestros usuarios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las 'cookies'.