Recetas fáciles, trucos de cocina, consejos, nutrición y mucho más.

Receta: pierna de cordero al horno

Mi receta para Navidad este año no podía ser otra que la pierna de cordero al horno a la miel con la que he participado en el recetario Tentación-es de Cáceres 2.0, elaborada con una pierna de cordero lechal de la Denominación de Origen Cordero de Extremadura y miel de las Villuercas – Ibores. Además, ya sabéis que el recetario se puede descargar gratis en formato digital, y que en él encontraréis otras 19 recetas fantásticas de bloggers amigos, ideas muy válidas elaboradas con ingredientes muy selectos tanto para Navidad, como para el resto del año.

Si no has cocinado nunca en Navidad y quieres que tu comida o cena deje en tus invitados una impresión de escándalo, no tienes que hacer un curso de cocina exprés. Estás antes una verdadera receta de cordero al horno fácil, sin trampas ni cartón, como todas mis recetas.

Además, hay un par de factores que, en su variación, te pueden servir para darle un toque personal a tu pierna de cordero asada: puedes darle a la carne, o no, el contrapunto dulce del baño de miel, y puedes variar el acompañamiento a tu antojo (es muy frecuente acompañar la pierna de cordero al horno con patatas panaderas, pero hay decenas de guarniciones válidas).

Pierna de cordero al horno a la miel

No tiene que ser Navidad para llenar la cocina de aromas deliciosos con este soberbio asado de carne macerada. Cualquier ocasión especial es un buen momento para hacerlo.

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 pierna de cordero lechal (1,5 kg. aproximadamente)
  • 600 gr. de menestra de verduras cocidas casera (patata, zanahoria, judías verdes y guisantes)
  • 3 dientes de ajo
  • 3 ramas de perejil
  • 1 cucharadita rasa de tomillo
  • ¼ cucharadita de nuez moscada
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 cucharadita de orégano
  • 2 cucharadas de miel
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Glasé de vinagre de Módena
  • Sal
Pierna de cordero lechal asada

Para no alargarnos en la presentación, una aureola de aceite de oliva y glaseado de vinagre de Módena le dan un toque elegante a la pierna de cordero al horno.

Elaboración:

  1. La noche antes, limpiar y cortar la carne en aproximadamente 4 trozos con la ayuda de una hacheta*.
  2. Embadurnar la fuente en la que vayamos a hornear a la postre el cordero asado con aceite de oliva, e introducir la pierna.
  3. Hacer un machado de mortero con los dientes de ajo, el perejil, el tomillo, la nuez moscada, el orégano, el vino blanco, la miel y sal al gusto.
  4. Echar el machado sobre la carne, tapar la fuente con papel film, y dejar la carne en maceración durante unas 12 horas en frío.
  5. Al día siguiente, precalentar el horno a 200ºC.
  6. Embadurnar la pierna generosamente con aceite de oliva.
  7. Introducir la bandeja en la parte central del horno.
  8. A los 10 minutos, bajar la temperatura a 175ºC.
  9. En tiempo total de horneado será de 1 hora y 15 minutos, aproximadamente.
  10. A mitad de cocción, regar la carne con sus propios jugo.
  11. A falta de 10 minutos, echar la menestra de verduras en la bandeja para que absorba sustancia.
  12. Servir la pierna bien caliente con su menestra, y decorar con hilos de aceite de oliva y glasé de vinagre de Módena (opcional).

Tiempo de preparación: 20 minutos

Tiempo de cocción: 75 minutos

Veredicto: ★★★★★

Si tienes la ocasión, no dudes en hacer esta pierna de cordero en horno de leña. El sabor del fuego impregnará la carne de esencias que no están al alcance de un horno convencional. Pero si no es así, no te preocupes. La carne queda tan sabrosa y el acompañamiento tan ricamente tomado de la salsa y las esencias de las especias, que el resultado roza la perfección.

*Por último, un consejo: el corte de la pierna de cordero es delicado. Si no tienes experiencia ni los instrumentos necesarios (una hacheta bien afilada y una tabla de cocina apoyada sobre una base bien sólida), es mejor que le pidas al carnicero que te haga los cortes. Cuatro o cinco cortes es el máximo que se le puede sacar a una pierna de lechal de 1 kilo y medio, ya que durante el horneado, ésta merma bastante al liberar jugos que, a la postre, pasan a formar parte de la menestra.

Con cordero o sin cordero, me despido hasta el próximo artículo deseándote unas Felices Fiestas y agradeciéndote el gran apoyo que has dado durante este 2014 a Cocina.es. Gracias a ti y a muchos como tú, no hemos parado de crecer, y esto nos servirá de impulso para seguir compartiendo trucos, ideas y recetas en 2015. Un fuerte abrazo.

2 comentarios en esta entrada
    • Ah, muy bonito…; o sea, que la haga mi pareja y yo ya le digo si le ha quedado rica, ¿no? Andevé… 🙂 En serio, muchas gracias. Si os gusta el cordero, vais a quedar encantados con la receta, porque siguiendo los pasos sólo puede quedar bien. Es muy fácil. Felices fiestas y buen provecho.

Deja un comentario

El equipo de Cocina.es

¡Conócenos! En los fogones de este blog, somos muchos los apasionados del buen comer y de la nutrición comprometidos con tus ganas de aprender y de descubrir nuevas y originales recetas de cocina. Tenemos mucho que contarte.

Usamos 'cookies' propias y de terceros para dar un mejor servicio y ofrecer publicidad personalizada a nuestros usuarios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las 'cookies'.